Ir a contenido

RETOS Y PRIORIDADES DE LA ENSEÑANZA

Catalunya debe destinar a Educación 1.500 millones más para alcanzar la media española

La Fundació Bofill señala que la situación mejora pero que para acabar con las desigualdades se precisa mucha inversión

El incremento del gasto educativo de las familias y el esfuerzo de los profesores han sido claves para capear los efectos de los recortes

Cristina Buesa

ESCUELA RELLINARS

Una maestra imparte clases en una escuela de Rellinars, en noviembre. / RICARD CUGAT

El sistema educativo en Catalunya mejora, pero no tanto como debería. Eso es lo que opina la Fundació Jaume Bofill, que ha presentado el Anuario 2016. Los 12 especialistas que han elaborado el informe consideran que la baja inversión en educación lastra el sistema y que la equidad se mantiene como la lejana meta a alcanzar. Desigualdad de acceso, segregación escolar o abandono prematuro de la escuela son algunos de los problemas a afontar.

El producto interior bruto (PIB) ha crecido en el 2015 y el 2016. También el presupuesto en educación. No obstante, esto no ha sido suficiente para escalar posiciones respecto a la media europea y la española. El director del informe L'estat de l'educació a CatalunyaFrancesc Pedró, ha cuantificado en una inyección de entre 1.250 y 1.500 millones de euros la cifra necesaria en Catalunya para alcanzar la media de inversión en educación de España.

A medio plazo, cifras europeas

Esto supondría elevar el gasto un 0,6% del PIB catalán y de este modo alcanzar el 4,3% español (actualmente en Catalunya el desembolso en educación es del 3,7%). Esta sería una reclamación a corto plazo, aunque el deseo de la Fundació Bofill sería parangonarse con la media europea, que en el 2016 supuso 5,1% del PIB.

"Este país no se merece una inversión tan pequeña", se ha quejado Pedró, que sin embargo ha encajado que no está comprobado que el aumento de fondos dedicados a educación suponga que "automáticamente" se logren "mejores resultados académicos y mayor equidad". 

Una "tarea resiliente"

Bajo la batuta de Pedró y del codirector Bernat Albaigés, los expertos constatan en el anuario que una de las piezas clave han sido los docentes. "Fundamentalmente gracias a la tarea resiliente de los profesores, el sistema educativo ha mejorado los resultados a pesar de las restricciones presupuestarias", analizan.

"Los profesores han dedidido defender la escuela. No han trabajado como siempre sino que han trabajado más y mejor: son héroes anónimos", ha loado Pedró, que ha subrayado que los docentes han sido el eslabón que más ha sufrido con las "políticas de austeridad", ya que en los presupuestos del Departament d'Ensenyament, el capítulo que incluye refuerzos de personalsustituciones prolongación del horario laboral, ha bajado hasta un 45%.

Otro de los apoyos han sido las familias, que han incrementado el gasto en un 25,3%. El desembolso en los hogares catalanes en educación es elevado si se compara con otras comunidades. En el 2016 en Catalunya se destinaron 557,84 euros frente a los 399,05 de España. 

La crisis afecta

Además de provocar que deban ser las familias quienes se rasquen más el bolsillo, la crisis ha afectado también de otras maneras la educación. Así, la escasez de ofertas laborales ha favorecido que los jóvenes permanecieran durante más tiempo dentro del sistema educativo. Entre el 2008 y el 2016, según la Fundació Bofill, los chicos de entre 16 y 24 años que estudian han aumentado del 51% al 68%.

Además, fruto de lo anterior, los que abandonan prematuramente las aulas (sin alcanzar estudios secundarios posobligatorios) han descendido de un 32% a un 18%. No obstante, la ligera mejora de la crisis o por lo menos la sensación de que hay más oportunidades para ellos, ha estancado alguno de estos indicadores.

Transparencia de los datos

El director de la fundaciónIsmael Palacín, ha destacado que este es el primer anuario de la entidad en el que la Generalitat entrega todos los datos que posee. Esto ha permitido mejorar la tarea de los investigadores porque en años anteriores la falta de transparencia lastraba los resultados.

Tanto Palacín como Pedró han insistido en que si se mejorara el sistema de financiación de Catalunya se podría afrontar este incremento en la inversión pero que el déficit fiscal afecta directamente al presupuesto en educación.

  

  

0 Comentarios
cargando