Ir a contenido

Prueba piloto

Tres colegios de Barcelona participarán en un modelo pionero de escuela saludable

La iniciativa promueve hábitos beneficiosos en materia de salud, alimentación y actividad física

La prueba piloto se realizará en los centros Dominiques de l'Ensenyament, Escola Virolai y Col·legi Badalonès

Anton Rosa

Reparto de menús en un comedor escolar.

Reparto de menús en un comedor escolar. / RAMON GABRIEL

Un modelo pionero de escuela saludable se aplicará en tres colegios del área metropolitana de Barcelona. La prueba piloto de la iniciativa que marca unos referentes en hábitos beneficiosos en materia de salud, alimentación o actividad física contará con la participación de los centros Dominiques de l’EnsenyamentEscola Virolai y Col·legi Badalonès.

El proyecto pretende marcar una hoja de ruta para las escuelas con el objetivo de formar alumnos “empoderados en salud”, asegura Marta Prats, directora de Nútrim, una de las entidades promotoras en colaboración con Cualtis y Aenor. La iniciativa también pretende dar visibilidad al esfuerzo que se hace desde las escuelas para promover hábitos saludables en lo que supone una “prevención de kilometro cero”, según Prats.

“Es el momento de establecer una política sanitaria con una aplicación concreta”, explica María José Miranda, subdirectora de la Escola Virolai. Este centro es uno de los que participa en la prueba piloto del modelo para certificarse como escuela saludable. Miranda destaca la importancia de concienciar a los diferentes elementos implicados y de potenciar un trabajo coordinado sin olvidar que “los alumnos son agentes de cambio”.

En la misma línea se muestra Ani Dunjó, directora del Col·legi Badalonès. Explica que ha detectado en el centro “problemas propios del aislamiento social” como adicciones o algún caso de ciberacoso que podrían  evitarse aplicando medidas efectivas que promuevan conductas saludables. Aun así, Dunjó asegura que los estudiantes son verdaderos “motores” capaces de provocar cambios de hábitos hasta en sus propias familias. La tercera escuela que colaborará en el proyecto es Dominiques de l’Ensenyament. La directora pedagógica del colegio, Marta Vilamala, destaca que ser partícipe de un modelo de calidad supone un avance muy interesante en la promoción de hábitos en el entorno escolar.

Abierta a centros públicos y privados

La iniciativa está abierta a centros públicos y privados y espera poder convertirse en un modelo de referencia en la “evaluación del trabajo que se realiza en materia de salud en las escuelas”, según Eva Subirá, directora de Aenor en Catalunya. Esta empresa será la encargada de realizar las auditorías para revisar la correcta implantación del modelo. Subirá destaca que el proyecto es una herramienta más allá del concepto teórico y que busca optimizar las "iniciativas poco sistematizadas" que se aplican en los colegios.

Los principales requisitos que deberán cumplir las escuelas que quieran obtener esta certificación voluntaria se agrupan en cinco grandes ámbitos: la promoción de hábitos beneficiosos para la salud, controlar una alimentación saludable para evitar trastornos, fomentar la actividad física, apostar por una educación socioafectiva para combatir el acoso escolar y el control del entorno familiar y del centro. Las auditorías de evaluación de los colegios participantes en la prueba piloto serán a finales del 2017 y en durante el primer trimestre del 2018.

0 Comentarios
cargando