Ir a contenido

temperaturas de más de 40 grados

Los escolares andaluces podrán faltar a clase esta semana por el calor

La Junta de Andalucía avisa a los centros para que flexibilicen los horarios, aunque deberán permanecer abiertos

JULIA CAMACHO / SEVILLA

fcosculluela38946272 gra240 sevilla 18 06 2017 una mujer con un abanico en la170619223627

Una mujer pasa junto a un termómetro que marca 48 grados en Sevilla, el pasado domingo. / EFE / JULIO MUÑOZ

Los alumnos andaluces vivirán un final de curso este año mucho más ligero, siempre y cuando el trabajo de sus padres se lo permita. La Junta de Andalucía ha comunicado a los centros educativos de la región que se permite que los niños no asistan a clase en los cuatro días lectivos que restan, si bien los centros deberán mantener sus puertas abiertas y mantener el horario previsto. La medida, comunicada esta misma tarde, tiene carácter voluntario y se debe a la ola de calor sofocante que atraviesa estos días España, provocando temperaturas superiores a los 40 grados en provincias como Córdoba o Sevilla.

En una circular remitida a los centros educativos y difundida también por las redes sociales, la Consejería de Educación insta a los directores de los colegios a aplicar “el principio de autonomía organizativa” para que puedan flexibilizar el horario del alumnado con la finalidad de adaptarse a las actuales circunstancias de temperaturas excepcionales, ofreciendo a las familias varias posibilidades.

Así, hasta el final de curso oficial previsto para el viernes 23, los centros docentes podrán permitir la salida del alumnado a requerimiento de las familias, “de acuerdo con la organización previa y los horarios de salida que se establezcan por el centro a estos efectos”. De la misma manera, se especifica que en este periodo “se considerará justificada la falta de asistencia del alumnado, siempre que haya sido comunicada por la familia del alumno o alumna”.

El ejecutivo regional justifica esta decisión, que ya se ha puesto en marcha en comunidades como Madrid, en la necesidad de “reforzar la adecuada atención del alumnado” ante “la situación excepcional de ola de calor que no remite, ya que incluso pueden alcanzarse temperaturas más elevadas en los próximos días, y teniendo en cuenta el sobrecalentamiento producido en los edificios escolares”.

La decisión de la Junta de Andalucía coincide con diversas movilizaciones y quejas de padres en numerosos centros por el clima asfixiante dentro de las aulas o la falta de sombra en algunos colegios, que tuvieron que escuchar de boca de la anterior consejera de Educación que “no era aconsejable la instalación de aires acondicionados”. Días después, y tras la remodelación del Ejecutivo de Susana Díaz, su sucesora ya ha asegurado que se estudiarán las circunstancias de cada colegio con el fin de incorporar elementos para una mejor climatización tanto en verano como en invierno, incluidos los aparatos de aire acondicionado.

Temas: Andalucía Calor

0 Comentarios