Ir a contenido

Singapur encabeza todas las clasificaciones del informe PISA

El país asiático basa su éxito educativo en la preparación, la selección y el reciclaje permanente de los profesores

MARÍA JESÚS IBÁÑEZ / BARCELONA

Maestros que entran en la clase de un compañero y que luego comparten cómo ha ido y sugieren qué se puede mejorar. Docentes noveles que durante los primeros años de ejercicio son tutelados por un profesor veterano, a quien consultan sus dudas pedagógicas. Directores de colegio que escogen a sus maestros según las necesidades de aprendizaje de los alumnos... La clave del éxito de Singapur, el país que ha copado el número uno en los tres ‘rankings’ del informe PISA, es la preparación de sus maestros.

Un profesor singapurense realiza una media anual de 100 horas de formación permanente, explicaba hace unos meses a este diario Andreas Schleicher, director del área de Educación de la OCDE. En Singapur han entendido que la capacitación de los docentes no debe limitarse solo a la etapa universitaria, sino que es algo tan determinante para el éxito escolar de los alumnos y se debe de extender a lo largo de la vida del docente, mientras este ejerza la profesión.

SIN COSTE

"No hace falta que vuelvan todos a la universidad, evidentemente, basta con que se mantengan al día, con que colaboren entre sí en el aula o en las reuniones que realizan en cada centro o con que intercambien experiencias… Además, todo eso no cuesta ningún dinero", destacó Schleicher.

En Singapur, igual que en otros países del este asiático como Japón, “la mejora de los resultados educativos ha sido notable, por ejemplo, porque se ha apostado fuerte por atraer, desarrollar y retener al mejor talento. No puede ser que solo se conviertan en maestros aquellos que no saben a qué otra cosa dedicarse", constató el responsable de la política educativa de la OCDE.

Además de la calidad de los maestros, el milagro de Singapur, un país fundado en 1965, es fruto también de una cultura en la que la educación de los niños es una prioridad para las familias, una cuestión de Estado, incluso, que se antepone a todo lo demás.

SOLO LAS MEJORES NOTAS

"Singapur ha invertido muy seriamente en dotarse de un cuerpo docente de calidad, lo que le ha permitido elevar el prestigio y el estado de la enseñanza y atraer a los mejores graduados", ha explicado este martes a la BBC Sing Kong Lee, vicerrector de la Universidad Tecnológica de Nanyang, a la que está vinculado el Instituto Nacional de Educación de Singapur. Por este centro pasan todos los maestros del país, que recluta a sus docentes entre el 5% de graduados con mejores notas.

Hay otro elemento determinante en Singapur: la estabilidad. El país puso en marcha en 1993 un programa, llamado Edusave, al que inicialmente se asignaron 1.000 millones de dólares de presupuesto. Actualmente, el Edusave se mantiene y recibe 5.500 millones de dólares de las arcas estatales públicas.

Su implantación no fue sencilla. La transición a un modelo en el que las nuevas tecnologías están presentes desde que los alumnos ingresan en el sistema a los tres años y en el que se fomenta el aprendizaje de lenguas extranjeras desde el primer momento fue muy complicada en un país con reglas institucionales muy establecidas hasta ese momento.

Uno de los objetivos del programa es buscar que los alumnos sobresalgan en "áreas académicas y no académicas". La educación es un “ecosistema, en el que no se puede cambiar una parte en solitario, hay que trabajar en equipo”, ha subrayado el vicerrector de la Univerdad de Nanyang.

Como Singapur, también se colocan en lo más alto del ‘ranking’ PISA otras economías asiáticas. Japón, Corea del Sur, Taiwán y algunas ciudades chinas ocupan lugares destacados. Su modelo, extremadamente competitivo en algunos casos, se contrapone al de las escuelas "más equitativas" de Finlandia, Estonia y Canadá, también muy bien situadas. "La disyuntiva que se plantean algunos gobiernos entre la excelencia y la equidad es una falsa disyuntiva", denunciaba Schleicher. Portugal, Polonia, Alemania, Turquía han hecho grandes progresos en equidad en 10 años, sin que por ellos sus escuelas hayan dejado de velar por la igualdad de oportunidades, subrayó.

CIENCIAS

La edición del 2015 incluía conocimientos en física, ciencias de la vida, nutrición y del universo, así como nociones de investigación. 

Singapur encabeza la lista con una puntuación de 556 para una media de 493. Le siguen Japón, Estonia, Taiwán, Macao, Canadá, Vietnam, Hong Kong y las ciudades de Pekín y Shangái.

COMPRENSIÓN LECTORA

Es la capacidad para comprender y utilizar textos escritos, lo que implica capacidad de interpretación, reflexión y de utilizar la lectura para cumplir objetivos personales.

Otra vez la encabeza Singapur, seguida de Hong Kong y Canadá (empate), Finlandia, Irlanda, Estonia, Corea del Sur, Japón, Noruega y un triple empate entre Macao, Nueva Zelanda y Alemania.

MATEMÁTICAS

Tras el líder Singapur, Hong Kong, Macao, Taipei, Japón, las ciudades de Pekín y Shangái, Corea del Sur, Suiza, Estonia y Canadá.

0 Comentarios
cargando