Ir a contenido

Una treintena de escuelas crean un lobi para extender la innovación educativa por Catalunya

Centros educativos que han incorporado nuevas metodologías asesorarán a otros tantos colegios que quieran transformar su enseñanza

MARÍA JESÚS IBÁÑEZ / BARCELONA

mjibanez33607730 sils la selva instituto de sils con un proye160421141111

Imagen de archivo de alumnos del instituto de Sils en uno de los talleres que se ofrecen en el centro, con un proyecto educativo innovador. / JOAN CASTRO / ICONNA

Veintiseis escuelas catalanas, unas públicas y otras concertadas, muchas del área de Barcelona, pero también de zonas rurales, han presentado este jueves una alianza, que han definido como "estratégica", para impulsar la innovación educativa por toda Catalunya. El lobi, promovido por Centro Unesco en Catalunya, la Fundación Jaume Bofill, la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) y la Obra Social La Caixa, ha abierto hasta el próximo 15 de julio una convocatoria para seleccionar a otros 200 centros educativos catalanes, "que quieran transformarse", ha explicado Boris Mir, director adjunto del programa, bautizado como Escola Nova 21

El objetivo, ha agregado Eduard Vallory, presidente del centro Unesco y director de la iniciativa, es "crear un ecosistema que propicie que las escuelas e institutos catalanes vayan incorporando nuevas metodologías en sus aulas". Para ello, de los 200 centros que participen en la convocatoria, "se seleccionarán 30, lo más heterogéneos posible", a los que el programa prestará asesoramiento, "acompañamiento, formación y capacitación intensivos, durante tres años, para que vayan realizando esa transformación", ha dicho Vallory.

"En los momentos actuales, con los avances tecnológicos y los cambios sociales que estamos viviendo, hay ya un buen grupo de escuelas que han empezado a hacer las cosas de una manera diferente, que han visto que no vale con ser meras preparadoras de exámenes", ha subrayado. La Generalitat, que también ha mostrado su apoyo a la iniciativa, se ha comprometido a actuar como "agente acompañante y facilitador", ha señalado el secretario de Políticas Educativas, Antoni Llobet. Acompañante, ha precisado , "porque el protagonismo ha de ser de las escuelas innovadoras", y facilitador, "porque desde la Administración se puede crear un marco normativo propicio". Ni una palabra ha mencionado Llobet sobre posibles aportaciones económicas.

¿CÓMO SE MIDE?

Uno de los retos que se plantean los impulsores del Escola Nova 21, que agrupa a colegios "que forman a sus estudiantes por competencias, para una vida plena y en el siglo XXI", como ha resumido Boris Mir, es tratar de establecer "entre todos" un sistema de evaluación, que permita entre otras cosas valorar "si los alumnos han adquirido las habilidades más sútiles o emocionales". A partir de allí, se pretende "generar un conocimiento sobre prácticas educativas avanzadas, a partir de investigaciones de base científica", ha señalado el director adjunto del programa.

Entre integrantes del proyecto se encuentra un nutrido grupo de colegios e institutos públicos de nueva creación de la ciudad de Barcelona (Congrés-Indians, Encants, Fluvià, La Maquinista o Quatre Cantons) y también instituciones educativas de larga tradición como los Jesuitas o los colegios Montserrat y Sadako, también de la capital catalana. Participan también en la iniciativa, entre otros, los colegios Ítaca de Manresa y El Puig de Esparreguera, los institutos de Sils (Selva) y Mont Perdut y Can Roca de Terrassa y los institutos-escuela Jacint Verdaguer de Sant Sadurní d'Anoia y Les Vinyes de Castellbisbal.

0 Comentarios