Ir a contenido

Patrocina:

SECTOR CLAVE

Guerra de cifras por la caída del turismo en Catalunya tras el 1-O

La OMT afirma que en el último trimestre el descenso de los visitantes fue del 20%

La Generalitat lo desmiente y dice que llegó un 5,5% más de visitantes en el 2017

Josep M. Berengueras

Turistas en la Sagrada Família.

Turistas en la Sagrada Família. / JOAN PUIG

El consumo y el turismo son dos de los mejores indicadores para observar el impacto de una crisis. En la actualidad, analizar esos indicadores sirve para ver el impacto económico que han tenido los atentados de Barcelona de agosto y el clima de tensión política del último trimestre. La cuestión es qué pasa si las cifras que vierten unos y otros no cuadran: ayer, la Organización Mundial del Turismo (OMT) aseguró que en el último trimestre del 2017 el turismo extranjero cayó hasta el 20% en Catalunya, mientras que la Generalitat lo negó: según sus cálculos, en el global del 2017 el turismo extranjero habría crecido en la comunidad autónoma el 5,5%, basándose en los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística.

"Catalunya volverá a crecer cuando se solucionen los problemas turísticos" derivados de la incertidumbre del proceso soberanista y de los atentados de agosto, afirmó ayer el nuevo secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili. El responsable de este organismo, en su primera intervención tras acceder al cargo el pasado 1 de enero, cifró el descenso de la llegada de turistas internacionales en el último trimestre del año  a Catalunya "entre el 15% y el 20%". Pololikashvili no especificó el origen de los datos.

En el mismo acto, sin embargo, la secretaria de Estado de Turismo, Matilde Asían, destacó que la llegada de turistas internacionales a la autonomía cayó el 4,7% en octubre y el 2,3% en noviembre, frente al crecimiento en el resto de España. Para alcanzar una hipotética caída del 15%, pues, en diciembre los datos turísticos deberían resultar en una importante caída del 45,4%, con la que nadie cuenta. De hecho, el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, afirmó ayer que el turismo en Catalunya comienza a dar "síntomas de recuperación" debido a la "mejora institucional" tras las pasadas elecciones del 21-D.

El ministro señaló que es verdad que en noviembre se registró un descenso del 2% en el turismo en Catalunya, pero subrayó que en el conjunto del año se acumula un crecimiento del 6%. De esta manera, afirmó que tanto los mercados como los turistas están "empezando a descontar" que tras ese proceso electoral se conformará en Catalunya un nuevo Parlament y un nuevo Govern que "va actuar dentro del ámbito constitucional".

Turisme saca pecho

También la Generalitat reaccionó a las declaraciones del secretario general de la OMT, realizado el cierre estadístico de los datos de turismo del año pasado en Catalunya. La dirección general de Turisme afirmó que la comunidad autónoma recibió 19,1 millones de turistas extranjeros, el 5,5% más que un año antes. 

Los cálculos de la Generalitat se han hecho a partir de los datos oficiales del INE hasta noviembre más una estimación de diciembre basada en el "descenso más elevado en el último trimestre", es decir, suponiendo que en diciembre cayó el 4,7%. Según Turisme, estos 19,1 millones de turistas generaron un gasto de 19.050,5 millones de euros, el 9,1% más que un año antes (o 1.584 millones más). "El hecho que hayamos crecido más en ingresos que en número de turistas indica que estamos consolidando el modelo turístico de Catalunya, más sostenible y competitivo", destacó el director general de Turisme, Octavi Bono.

El Ayuntamiento de Barcelona aseguró ayer que el 2017 cerró con más turistas recibidos que un año antes, pese a la "caída moderada" del último trimestre.

0 Comentarios
cargando