Ir a contenido

Patrocina:

TELECOMUNICACIONES

El 83% de Catalunya dispone ya de fibra óptica

El dato catalán supera la media estatal, que se sitúa en el 76%, y alcanza a más de un millón de ciudadanos

La ayuda recibida se acerca a los 28 millones de euros de los 482 millones destinado a todas las comunidades

Mercedes Jansa

Sustitución de la instalación telefónica por fibra óptica.

Sustitución de la instalación telefónica por fibra óptica en una vivienda.  / JORDI COTRINA

Catalunya es la tercera comunidad autónoma, tras Madrid y el País Vasco, con mayor cobertura de banda ancha de nueva generación (fibra óptica), en concreto del 83,16%, por encima de la media estatal que es del 76%. Casi 1.050.000 catalanes de 606 municipios, cuentan con esta nueva tecnología que se impondrá a medio plazo en materia de telecomunicaciones, según los expertos del sector.

En los últimos cuatro años, desde el 2013, el Gobierno ha desplegado un plan para extender la banda ancha ultrarrápida (de más de 100 Mbits) en toda España con el fin de facilitar la conectividad y abrir puertas a la actividad económica. Este impulso cuenta con ayudas específicas a fondo perdido para llegar hasta los lugares más remotos, con especial atención a las zonas rurales, que las grandes operadoras (Telefónica, Vodafone y Orange, entre otras) no consideran rentables.  

Este programa permite a cualquier particular, trabajador autónomo o pyme de zonas rurales o localidades muy poco pobladas disponer de tecnología puntera. Y a las operadoras, ampliar sus clientes con el impulso público de las ayudas económicas. Gestionadas por Red.es, estas ayudas financiadas con los fondos europeos FEDER, tienen el objetivo de aumentar el ritmo y el alcance de la extensión de la banda ancha. No obstante, no son compatibles con otras ayudas e ingresos que para el mismo fin otorguen las administraciones, la Unión Europea (UE) u organismos internacionales.

Proyectos e inversión

En Catalunya, desde el 2013 se han presentado 54 proyectos para extender la red de fibra, con una inversión total de más de 78 millones de euros. La ayuda estatal concedida se acerca a los 28 millones de euros. La mayoría han sido destinados a la actividad económica, sobre todo, autónomos y pymes. En este periodo de cuatro años cerca de 600.000 viviendas y locales comerciales han accedido a la cobertura de fibra frente a los casi 420.000 hogares, según el balance realizado por el Ministerio de Energía y Agenda Digital. 

En su comparecencia del pasado día 29, Mariano Rajoy se comprometió a llevar la fibra óptica al 85% de la población, aunque sin especificar cuándo. El plan atendió el año pasado 138 proyectos con una inversión prevista de 169,4 millones de euros, de los que 105 fueron ayudas públicas.

Entre el 2013 y el 2017 en toda España se han puesto en marcha 380 proyectos que dan servicio a 6,2 millones de habitantes que residen en 4.064 entidades de población, nombre con el que se designan a las áreas en las que se ha introducido esta infraestructura que no coincide con núcleos urbanos ya que pueden ser cortijos, pedanías u otra agrupación de habitantes.

El presupuesto público destinado a ayudas en este periodo ha superado los 216 millones de euros para una inversión total de 482.425.000 de euros. La mayoría fueron destinadas a la actividad empresarial de casi 3,6 millones de entidades y a algo más de 2,5 millones de hogares. 

Referente en Europa

En el 2011 la implantación de fibra óptica en España era muy baja, rondaba el 10%, unos tres puntos por debajo de la media de la UE. En junio del año pasado, el porcentaje suscripción de fibra óptica superó al de líneas de ADSL. 

El salto se ha podido dar con una nueva ley de Telecomunicaciones y sendos programas para acelerar la oferta de infraestructura de banda ancha en  zonas que no sean rentables para los operadores así como para fomentar la demanda para empresas, administraciones y particulares.

El desarrollo de una economía digital es prioritaria para la Unión Europea que en su Agenda 2020 establece que en ese año todo los europeos tendrán cobertura de 30 Mbits.  El  Ejecutivo español calcula que un 10% de aumento de banda ancha consigue aumentar el PIB entre el 0,9% y el 1,55%. 

Inicialmente el programa preveía ayudas para el despliegue de banda ancha de alta velocidad (superior a 30 Mbits) y de muy alta velocidad (más de 100 Mbits). Pero tras la experiencia acumulada en los primeros años, en el 2017 se descartó apoyar el despliegue de velocidades inferiores a 100 Mbits.

En el conjunto del Estado, Madrid País Vasco son las dos autonomías  con mayor porcentaje de población cubierta por la implantación de la fibra óptica (96,14% y 93,58%, respectivamente). En el lado opuesto se encuentra Castilla-La Mancha, con el 50,92% y Extremadura, con el  48,44%.

Cinco ciudades catalanas, en el programa de edificios inteligentes

BadalonaBarcelonaL'Hospitalet de LlobregatSabadell y Terassa pueden beneficiarse de una de las seis actuaciones piloto de edificios inteligentes, enmarcadas en el Plan Nacional de Territorios Inteligentes del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital.

El presupuesto máximo de cada actuación piloto es de 5 millones de euros, que en el caso de la Catalunya aportará Red.es en un 50% y el ayuntamiento beneficiario en otro 50%.

El presupuesto estatal es de 30 millones de euros y está destinado a municipios de más de 200.000 habitantes de las comunidades autónomas de Catalunya, Andalucía, Comunidad Valenciana, Galicia y Madrid.

Para acogerse a las ayudas, las ciudades deben aportar al menos 150 edificios de distinta tipología, como aeropuertos, estaciones de ferrocarril y de autobús, puertos, edificios públicos o edificios de viviendas, en los que se instalarán nodos con la tecnología del Internet de las Cosas, que aportarán información a cada centro urbano.

La entidad pública empresarial Red.es aportará hasta 19,5 millones de euros y el resto recaerá en los municipios elegidos, y está cofinanciado por los fondos europeos de desarrollo (FEDER).

0 Comentarios
cargando