Ir a contenido

Patrocina:

Foro Primera Plan@

Bonet: "Algunos no nos hemos ido por el artículo 155"

El presidente de Freixenet, de la Cámara de Comercio de España y de Fira ha alertdo de que la marca Barcelona corre el riesgo de quedar en "la irrelevancia"

Agustí Sala

Josep Lluis Bonet, protagonista del foro. / ALBERT BERTRAN / CAMILA TOVAR

Josep Lluís Bonet, presidente de la Cámara de Comercio de España, de la Fira de Barcelona y del grupo Freixenet, ha vuelto a cargar contra el proceso independentista, al que ha achacado la culpabilidad de provocar fractura social y la fuga de más de 2.500 empresas y ha afirmado que la aplicación de la Constitución ha permitido frenar la sangría económica. "Algunos no nos hemos ido por el 155", ha sentenciado en referencia al articulo de la Carta Maga que ha condujo a la intervención de la Generalita hasta las elecciones del 21 de diciembre (21-D).

Durante un coloquio en el marco del foro Primera Plan@ que organiza EL PERIÓDICO y el Banc Sabadell, ha defendido la necesidad de recuperar "la concordia y el respeto" y dejar atrás la inestabilidad, a la que ha culpado de perder la opción de que Barcelona albergara la Agencia Europea de los Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés). Aunque se han producido daños con el 'procés' y se ha pasado de un "círculo virtuoso a uno vicioso", considera que aún se puede recobrar terrerno.

A su vez ha afirmado que para que Freixenet mantenga su domicilio social en Catalunya tras elecciones del 21-D, debe recuperarse la estabilidad y la normalidad. La aplicación del artículo 155 ha contribuido a la normalidad, ha dicho. A preguntas del director de EL PERIÓDICO, Enric Hernàndez, ha admitido que una mayoría independentista que renuncie a la unilateralidad sería una mejora con respecto a la situación anterior.  

Fraternidad 

También ha llamado a los españoles a que hagan un esfuerzo de fraternidad y proximidad. Tras la declaración unilateral de independencia (DUI), "se produjo el 155, se recuperó la senda constitucional y estatutaria y en Freixenet pensamos que teníamos que ver cómo iba esto. No deja de ser un gran desgarro marcharte de donde has estado más de 100 años. Si tras 21-D volviéramos a las andadas, volveremos a poner en el orden del día trasladar la sede social, nos iremos".

Ha reconocido que puede haber boicot a los productos catalanes, pero aún no se percibe de forma generalizada. Lo ha fiado todo a los que suceda tras los comicios autonómicos. "No se ha destruido totalmente nada, pero sí que se ha hecho daño; y estamos en posibilidades de recuperar", ha manifestado.

"El 21-D la gente tiene que reflexionar y hacer autocrítica y pensar en el bien de los demás y el de sus hijos y sus nietos y, a partir de ahí, decidir y habrá que respetarlo. Somos una democracia. Según lo que suceda pasará una cosa u otra", ha dicho.

Reputación

Se ha mostrado preocupado por la pérdida de reputación de la marca la capital catalana, que "está realmente tocada". "Barcelona lo estaba ganando todo. No significa que no podamos volver, pero no lo estropeemos". Ha reiterado de que hay "peligro de quedar en la irrelevancia", pese a tener los atributos y fuerza necesaria como ciudad para ganar.

Bonet ha insistido en la necesidad de recuperar la concordia y el respeto a los otros. "No estoy de acuerdo con los independentistas, pero los respeto, pero cuando eso pasa a la inestabilidad no es aceptable. De ninguna manera pienso que tengan mal fe, pero uno tendría que ser muy autocrítico y pensar sobretodo en el bienestar de los otros".

En caso de una reforma constitucional, que ha considerado "posible y probablemente conveniente", ha establecido como "líneas rojas" aspectos como permanecer en la UE o la unidad de mercado. Ante esa posibilidad de inestabildiad y de salida de Europa ha sido por lo que "se van las empresas", ha explicado.

Además de reivindicar el papel de las cámaras de comercio, Bonet ha destacado el papel de la internacionalización, que protagonizan ya las pymes y que, a su juicio, no es coyuntural sino estructural. Ha puesto como ejemplo de ello la Fira de Barcelona. En este sentido ha reprochado a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que no convoque el pleno del Consejo General este mes, como está establecido, para renovar la presidencia de la institución hasta después del 21-D. A su juicio, se trata de dar imagen de "normalidad".

Competitividad

Además de las infraestructuras ha apostado por la formación como claves para mejorar la competitividad. A juicio del presidente de la Cámara de Comercio de España  otro de los retos es el capital humano, es decir la formación. "Aquí es necesario un pacto de Estado para la educación, pero debe ir más lejos, ya que no es solo enseñanza, sino educación en valores, que es una necesidad de país.

Otras variables esenciales son la digitalización y los idiomas, así como la formación profesional (FP) dual.  A su vez ha destacado la importancia de la investigación, el desarrollo y la innovación y ha considerado una ventaja ser sede del Mobile World Congress (MWC). Y ha aprovechado para recordar que si se marchara ese evento, que considera "la joya de la corona", "sería un desastre". El certamen, ha insistido, "ha permitido crear un clúster tecnológico en Barcelona".

0 Comentarios
cargando