Ir a contenido

Patrocina:

ANTE UNA POSIBLE DUI

Gas Natural traslada su domicilio social a Madrid

El grupo energético controlado por La Caixa afirma que la decisión tiene carácter "temporal"

Agustí Sala

gas naturaL

ALBERT BERTRAN

Gas Natural, uno de los pesos pesados del Ibex y una de las mayores compañías con sede en Catalunya, ha decidido trasladar su domicilio social Madrid. La compañía, que tiene hasta hoy su sede central en la plaça del Gas, en el barrio de la Barceloneta, en Barcelona había convocado de forma extraordinaria a su consejo de administración para estudiar esa posibilidad. El nuevo domicilio social se ubica a partir de ahora en la avenida San Luis, 77, en la capital española.

La compañía justifica su decisión en "los sucesos sociales y políticos que están ocurriendo en las últimas semanas en Catalunya y "la inseguridad jurídica que ello provoca". Este cambio de sede se mantendrá "en tanto se mantenga esta situación". El nuevo domicilio social es la sede principal que tiene la empresa en Madrid, que vendió recientemente y sigue en la misma en régimen de alquiler, como inquilino. Con la operación, el grupo se embolsó 120 millones de euros, que pagó la socimi Zambal Spain.

Oficinas principales de Gas Natural en Madrid, donde se ubica el nuevo domicilio social / EFE / CECILE CARREZ

En Gas Natural agregan que con la decisión, que consideran de carácter temporal, se persigue "mantener la operativa normal de la compañía", así como "proteger los intereses de la misma, sus clientes, empleados, acreedores y accionistas". Esta decisión no afecta a las sociedades del grupo que prestan sus servicios exclusivamente en Catalunya. 

Durante el día de hoy, fuentes del mercado aseguraban que la cuestión para la empresa no era tanto "si hacerlo sino cuándo". Con esta reunión se suma a otras empresas que han tomado la decisión, como el Banc Sabadell; o que están a punto de hacerlo, como CaixaBank

Más margen

A diferencia de los bancos, que requieren seguridad jurídica inmediata para lanzar el mensaje de que siguen en territorio del euro y con acceso al Banco Central Europeo (BCE) y calmar a los depositantes, las firmas industriales disponen de más margen de maniobra, "pero no mucho más" en un escenario de incertidumbre como la posibilidad de una declaración unilateral de independencia (DUI). 

El grupo presidido por Isidre Fainé debería someter una decisión de este tipo a la junta de accionistas, como sucede con Caixabank. Aunque la ley de sociedades de capital permite desde el 2015 que sean los consejos de adminisración los que puedan aprobar el traslado del domicilio social, sin necesidad de pasar por la junta, esta posibilidad está limitada por lo fijen los estatutos sociales. 

En los de Gas Natural consta que el consejo de administración podrá acordar el traslado del domicilio "dentro del término municipal de Barcelona". Eso significa que un cambio de otro calado debe pasar por la junta de accionistas. De todas formas, el Gobierno ha aprobado este viernes una norma que elimina esta última traba que convierte en aún más 'exprés' estos traslados de domicilio y que entrará en vigor este mismo sábado.  

El principal accionista de Gas Natural es Criteria, el hólding de participaciones industriales de La Caixa, presidida por Isidre Fainé que, a su vez, es el presidente de la firma energética. Precisamernte el consejo de CaixaBank, que depende de Criteria y a su vez esta de la Fundación Bancaria La Caixa, presidida también por Fainé, que ha decidido esta tarde un cambio de domicilio social a Valencia.

Tras la integración de la antigua Unión Fenosa, Gas Natural tiene varias opciones para un nuevo domicilio social. Una podría ser Madrid, pero la otra Galicia. Pero tiene otras posibilidades dado que opera en otras zonas de España.

Opa de Atlantia

Otra compañía destacada del Ibex, Abertis, ha descartado que esté estudiando un cambio de domicilio social. La compañía gestora de autopistas se encuentra inmersa en un oferta pública de compra (opa) por parte de la italiana Atlantia.

Esa operación, en todo caso, provocaría el traslado de la sede social a Roma, si bien se mantendría un centro operativo y de decisiones en Barcelona, como comunicó Atlantia hace unos meses. En este contexto, la posibilidad de un cambioo de domicilio social no parece hoy por hoy una de las prioridades, explican fuentes del grupo. De todas formas, los acontecimientos avanzan con mucha celeridad y las cosas podrían cambiar, admiten. 

El cambio de domicilio social no tiene, en principio, un gran impacto. Además de los efectos a nivel de imagen, impacta especialmente en algunos impuestos autonómicos de los territorios en los que se implantan las empresas y, especialmente, en algunos locales, como el impuesto de actividades económicas (IAE).

0 Comentarios
cargando