Ir a contenido

Patrocina:

MERCADO LABORAL

Los millennials quieren otro tipo de jefes

La directora de Linkedin en España avisa de que los jefes deben convertirse en motivadores y captadores de talento

Harmon recomienda que el currículum digital sea auténtico e incluya algo más que la experiencia laboral

Josep M. Berengueras

Sarah Harmon, directora de Linkedin para Espana y Portugal.

Sarah Harmon, directora de Linkedin para Espana y Portugal. / FERRAN NADEU

Talento liderazgo. Estas son dos de las palabras que más repite Sarah Harmon, directora de Linkedin en España y Portugal. Son los conceptos que, según la responsable de la mayor red social profesional del mundo, con 10 millones de usuarios solo en España –dos en Catalunya-, marcarán el futuro de los trabajadores pero también de las empresas.

Harmon, que participa este viernes en un cara a cara junto al economista Fernando Trias de Bes en el ciclo Cornellà Creació, completa su cargo con un título honorífico muy relacionado con su trabajo: chief motivator (responsable de motivación). “Es una especie de marca personal, pero que se puede aplicar en muchos aspectos. Motivo a la gente a que se una a Linkedin, pero también a mi equipo. En el nuevo mundo, con la cuarta revolución industrial, que el jefe sea un motivador es algo básico”, explica a este diario.

El mundo cambia, también la forma de buscar empleo (internet se impone al clásico currículum en papel) y, cómo no, la fuerza laboral. Y, de nuevo, entra en escena la motivación: “Los millennials van a ser el 75% de la fuerza laboral en el 2025. Ellos buscan otro tipo de liderazgo en las empresas. El jefe no puede ser la persona que vive en una especie de torre, que no tiene conocimiento del día a día, de su equipo. Esos millennials, el talento, no irán a empresas con este tipo de jefes, por lo que las empresas que no cambien tendrán un futuro incierto”, predice.

Según Harmon, España está a un nivel similar a otros países en cuanto a esta nueva cultura de liderazgo. “La mayoría del Ibex 35 ya piensa así. No hay otra opción”, completa. ¿En qué debe fijarse el líder? “Retención del talento interno y potenciación de la captación de talento. Así sobrevivirán las empresas”, agrega.

Cada vez más empresas usan Linkedin para buscar candidatos. El secreto: “En los portales de empleo solo están los que buscan trabajo. En Linkedin está todo el mundo, también el talento dispuesto a cambiar de empresa”, explica. Y para tener éxito en la red social profesional, no basta con tener el clásico currículo de papel en formato digital. “El perfil de Linkedin debe ser un reflejo de cómo somos. Explicar nuestros gustos, qué buscamos. No limitarnos a explicar nuestra experiencia profesional, porque los cazadores de talento ya no solo quieren saber en qué hemos trabajado, sino cómo somos. Tiene que ser tu marca personal, y hay que ser auténtico”, afirma.

Eso sí: Harmon, defensora de que todo el mundo tenga un perfil digital, avisa de que hay que ser consciente de que “todo lo que colgamos en internet, es susceptible de una búsqueda”. Es decir, que está a disposición de quien nos va a contratar. “Pero quién sabe, a lo mejor en el futuro (colgar toda la información personal en internet) es lo que se valora”, concluye.

Temas: Empleo

0 Comentarios
cargando