Ir a contenido

Patrocina:

JUNTA DE ACCIONISTAS EXTRAORDINARIA

Bankia justifica hacer ajustes en BMN para devolver ayudas

El presidente apunta que el dividendo podría subir un 16% en el 2020

Goirigolzarri promete que el proceso seguirá criterios de "meritocracia"

P. Allendesalazar / Madrid

El presidente de Bankia Jose Ignacio Goirigolzarri

Miguel Lorenzo

La fusión de Bankia y BMN, la operación estrella con la que el Gobierno confía en incrementar la recuperación de las ayudas a la banca, afronta ya su recta final. Las juntas de accionistas de los dos bancos nacionalizados han aprobado este jueves su integración y a partir de ahora se empezará a negociar el ajuste de plantilla y oficinas de la entidad resultante, que seis meses después de anunciarse la fusión todavía no se conoce.

Tanto el Ejecutivo como las entidades han afirmado durante este tiempo que la operación es de todas las posibles la que menor reestructuración supondrá debido al escaso solapamiento territorial de los dos bancos. Pero el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha advertido que este tipo de integraciones "siempre exige esfuerzos y sacrificios personales" y ha argumentado que el ajuste es "clave" para devolver más dinero público.

El Estado inyectó 54.353 millones de capital en la banca durante la crisis (24.069 millones en Bankia y BMN), de los que solo ha recuperado 3.873 millones y de los que por el momento solo considera recuperables otros 10.402 millones. Frente a las promesas iniciales del Gobierno, es claro desde hace tiempo que la factura del rescate será deficitaria. Pero los números rojos finales dependerán del precio de venta de la nueva Bankia, que se espera incrementar gracias a la fusión.

En los próximos meses 

Goirigolzarri ha asegurado que la decisión sobre el alcance del ajuste se adoptará en los "próximos meses", si bien algunas fuentes calculaban antes del verano que podría reducir 120 oficinas (sobre un total de 2.515 del conjunto de las dos entidad) y unos 1.300 empleados (17.534). Los sindicatos le ha reclamado que el proceso sea pactado y el banquero se ha comprometido a "buscar" un acuerdo con los trabajadores, "tratar" de hacer el proceso mediante bajas voluntarias, y a seguir "estrictos criterios de meritocracia". El grupo destinará 334 millones de euros a la reestructuración, con los que espera ahorrar 155 millones en tres años (el 96% en los dos primeros).

Durante la reunión extraordinaria de los accionistas celebrada en Valencia, el banquero ha esgrimido una larga lista de argumentos para que los propietarios aprobasen la operación, que en cualquier caso tenía garantizado el visto bueno ya que el Estado, que tiene el 67% de los dos bancos, es precisamente el que ha promovido la fusión ante la imposibilidad de sacar BMN a bolsa. El ejecutivo, en este sentido, ha negado que la operación se produzca por "imperativo legal" del Gobierno, sino porque el consejo del banco ha llegado a la conclusión de que era positiva para todos los accionistas siguiendo los "criterios más exquisitos de gobierno corporativo".

Cuarto banco

Goirigolzarri ha destacado que BMN aportará a la entidad que preside 1,7 millones de clientes (equivalentes al 26% de los de Bankia), 660 oficinas (36%), así como depósitos y créditos que representan el 28% y el 20% de los del banco absorbente. Bankia se consolidará así como cuarto banco en el mercado español por detrás de Santander, CaixaBank y BBVA (ya lo era en activos y depósitos y ahora también en préstamos) y pasa a ser líder en Granada, Baleares y Murcia.

La operación permitirá a Bankia ganar 245 millones de euros más en el 2020, lo que elevará un 16% el beneficio por acción, incrementará en 120 puntos básicos el beneficio sobre fondos propios, y permitirá alcanzar un rendimiento sobre el capital invertido del 12%. Goirigolzarri ha apuntado que el grupo mantendrá en el 40% el porcentaje de las ganancias que dedica a pagar a los accionistas, con lo que ha previsto que el dividendo crecerá en torno al 16% en tres años si no hay contratiempos. El capital del banco bajará del 13,37% al 11,5% tras la fusión, pero acabará el año en el 12% gracias a la retención de resultados para mejorar la solvencia que realiza Bankia.

La Fundació Pinnae estudia acciones legales contra BMN

La Fundació Pinnae, heredera de la obra social de Caixa Penedès y quinto accionista de BMN con el 4,34% del capital, ha votado este jueves en contra de la fusión de esta con Bankia y ha anunciado que estudia acciones legales contra los consejeros y órganos de gobierno de BMN que han participado en el proceso. Su representante en la junta de accionistas extraordinaria del banco, Martí Solé, ha asegurado que “no se han preservado los intereses de los accionistas minoritarios”.

La fundación ha destacado que la valoración de BMN realizada por Bankia (825 millones de euros, un 41% de su valor contable) es “muy inferior” al valor patrimonial del banco. También ha recordado que el Estado recibió una oferta de 1.300 millones en marzo.

El presidente de BMN, Carlos Egea, le ha recordado que era una propuesta solo preliminar, que además bajaba a 1.060 millones si se rompían los acuerdos de la entidad con aseguradoras.

Egea, que ha sido elegido consejero de Bankia, ha defendido también que los consejeros independientes han velado por el interés de los accionistas minoritarios y que el Estado ha tenido una actuación “escrupulosa” e “impecable” en el proceso, ya que no ha intervenido en la ecuación de canje.

El banquero, asimismo, ha sostenido que la fusión es "la alternativa más clara y con más valor para los accionistas" de BMN. Las otras alternativas (la salida a bolsa, incorporar inversores privados o fusionarse con otra entidad) suponían mayores riesgos de ejecución, preservaban menos valor para los accionistas y presentaban una expectativas de futuros menos positivas que la integración con Bankia, según ha defendido el ejecutivo.

Temas: Bankia Bancos

0 Comentarios
cargando