Ir a contenido

Patrocina:

HISTORIAS MÍNIMAS

Lalo Experience: motivar fuera de órbita

Lalo Experience ayuda a optimizar las competencias de un equipo en escenarios de quita y pon

Carme Escales / Barcelona

lainz De izquierda a derecha, Nancy de Vries, Arit Balcells y Lara de Castro, fundadoras de Lalo Experience.

De izquierda a derecha, Nancy de Vries, Arit Balcells y Lara de Castro, fundadoras de Lalo Experience. / periodico

Diseño, psicología y relaciones públicas, en femenino, se dieron cita un día en una feria para emprendedores, una de esas citas en las que grandes y pequeñas ideas buscan partners o, simplemente, inspiración para nacer, crecer o unirse a alguien para ser un todo, que fue lo que halló Nancy de Vries. De la mano de sus diseños de muebles inflables consolidados en la firma Yemso la empresaria quería ofrecer algo más, buscaba contenido para eventos que vistieran su mobiliario efímero. Y lo encontró en el binomio de asesoría y formación de equipos de trabajo que conforman Lara de Castro y Arit Balcells. Son una psicóloga y coach centrada en el mundo laboral y una publicista y relaciones públicas apasionada por la formación experiencial. "Creo en el equipo como un engranaje que funciona al unísono para alcanzar un objetivo común, y en los líderes conscientes que motivan, guían y confían en sus equipos", dice Balcells.

Ahora estas tres mujeres son el alma mater de Lalo Experience. Es la start-up que han constituido juntas hace medio año para ayudar a las empresas a optimizar las competencias de sus equipos de trabajo. Montan un set de trabajo en espacios extra-ordinarios, lejos de salas de conferencias en sótanos de hotel. Lo hacen cerca del mar, en la montaña, en el campo, donde sea, fuera de esa área de confort, la oficina habitual donde cuesta despertar nuevas ideas o volver a motivarse.

Aplican la neurodidáctica en sesiones para la mejora de resultados en la empresa 

"Nuestras propuestas son muy personalizadas. Podemos ofrecer, por ejemplo, nuestro LALOPopUpBar, que es el montaje con carpa, sillas, mesas altas y bajas, un mixólogo (el camarero que prepara cócteles), bebidas e iluminación ambiental sin cables del espacio para realizar ante unas 50 personas tres horas de Experiencial Learning básico, motivación empresarial. Se puede hacer también en la empresa, pero el impacto por el entorno en el que se realiza también juega su papel", expresa Lara de Castro. Lalo significa Latitud por Longitud, por su libertad de ubicación y por las coordenadas de cada situación empresarial para diseñar su plan de actuación.

Dianas desde la neurodidáctica

Lalo Experience parte de la premisa de que el cerebro solo aprende cuando se emociona. Y se sirven de la neurodidáctica, la optimización del aprendizaje atendiendo a la manera de asimilar del cerebro, algo que es mucho más practicado en escolares, ellas lo aplican en sus sesiones para la mejora de resultados en la empresa.

Unimos ubicación, espacio y tipología de formación para convertir un grupo de trabajo en un equipo de alto rendimiento, personas motivadas que se comuniquen eficientemente y que sepan trabajar autónomamente sin necesidad de acudir a la vieja estructura piramidal”, explican. Disminución de la producción, falta de entente o climas tóxicos en los equipos de trabajo es donde aportan ellas su mejora, “en empresas que detectan dinámicas y rutinas que obstaculizan el buen funcionamiento del grupo, o cúpulas directivas faltas de cohesión”, señala De Castro.

Su start-up se puso en marcha con el impulso de 15.000 euros de inversores privados y esperan cerrar este año con una facturación de 150.000 euros y el próximo aumentar un 30% el volumen de negocio y cerrar el 2018 habiendo facturado 400.000 euros.

Nancy, Arit y Lara, fundadoras de Lalo Experience

Diez personas, entre plantilla y colaboradores externos fijos, y proveedores y asesores puntuales, mueven el engranaje de esta firma que trabaja a nivel estatal e internacional. Tiene sede en Barcelona y en Amsterdam.

0 Comentarios