Ir a contenido

Patrocina:

AGRICULTURA

La vendimia se avanza en la mayor parte de denominaciones de Catalunya

El golpe de calor de julio provoca la recogida anticipada en Costes de Segre y Penedès y acelera el proceso en otras

Verema

Trabajadores recogen uva este mes de agosto. / ACN / GEMMA SANCHEZ

El intenso calor que ha experimentado Catalunya durante las últimas semanas, tras una primavera bastante seca, ha provocado el avance de la vendimia en la mayoría de las zonas vitivinícolas de Catalunya, según ha puesto de manifiesto la Conselleria d'Agricultura de la Generalitat. 

Las primeras uvas se recogieron el pasado 31 de julio en la Denominación de Origen (DO) Costers de Segre y en el área vinícola del Penedès, aptas para las DO Penedès, Catalunya y Cava. En concreto, las variedades que se están vendimiando en estas zonas son primerizas: chardonnay y pinor noir, destinadas a la elaboración de vinos de base espumosos. Esta semana también ha comenzado la recogida de macabeo y macabeo de grano pequeño.

Durante la primera semana de agosto se ha multiplicado la actividad en las viñas. El director del Consell ReguladorFrancesc Olivella, ha asegurado a la agencia ACN que la de este año es la vendimia más avanzada de "toda la historia", debido al golpe de calor que se produjo a finales de julio. Olivella ha destacado, además, que las viñas todavía sufren los efectos de la sequía del 2016. Si se compara con la de hace 20 años, la vendimia se ha avanzado prácticamente tres semanas. La DO Penedès, no obstante, garantiza que la maduración "es buena" y que la uva es de una calidad "excelente". 

Otras denominaciones

En el resto de regiones vitícolas también se ha avanzado la vendimia respecto a año anterior. En la DO Terra Alta, la cosecha de las variedades  primerizas representa entre 10 y 15 días de antelación, mientras que en la DO Alella, es de 15 días. en el caso de las variedades más tardías (parellada, cabernet sauvignon, entre otras) se seguirán recolectando a finales de septiembre y principios de octubre, a pesar del avance de la vendimia.

La meteorología durante el desarrollo vegetativo de las cepas ha hecho que incidencia general del mildiu --enfermedad producido por hongos-- haya sido baja, así como la del oídio, con especial impacto en las variedades más sensibles, como cariñena, y en zonas habitualmente más afectadas, cercanas a la costa. "La sanidad de la uva se puede considerar óptima y la calidad es muy buena", destaca la Conselleria.

Según las primeras estimaciones del Institut Català de la Vinya i el Vi (Incavi) se revé que la calidad de la cosecha sea similar a la del 2016, que fue muy alta, con un descenso medio en aquellas áreas donde la meteorología y les condiciones del sol no sean las óptimas.

Temas: Calor

0 Comentarios
cargando