Ir a contenido

Patrocina:

MERCADO LABORAL

La cifra de inactivos roza el máximo histórico de casi 16 millones

El número de personas que no trabaja ni busca empleo aumenta en 300.000 en un año

Más de dos tercios de la subida corresponden a jubilaciones e incapacidades

Agencias / Barcelona

Cola de desempleados en una oficina de Lesseps.

Cola de desempleados en una oficina de Lesseps. / ALBERT BERTAN

España está a punto de conseguir otro récord: el de personas inactivas, es decir, el de mayores de 16 años que ni trabajan ni buscan empleo. La cifra total de este colectivo incluyó a 15.901.500 personas el pasado junio, rozando los 16 millones y marcando un máximo histórico para un segundo trimestre, solo superado por los 15.914.700 del primer trimestre de este mismo año. Se trata de la segunda mayor cifra registrada en la serie histórica de la Encuesta de Población Activa (EPA) que elabora trimestralmente el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Aunque respecto al primer trimestre del 2017 la cifra de inactivos se ha reducido en 13.200, en el balance interanual ha registrado un incremento de casi 300.000 personas. Para los sindicatos, este aumento de los inactivos es el reverso de la disminución del desempleo y pone en cuestión que la creación de empleo sea tan consistente como defiende la versión de Gobierno. En su último informe de coyuntura laboral, CCOO apuntaba que la población activa se está reduciendo por el envejecimiento y la emigración, lo que influye positivamente en las estadísticas laborales, al tiempo que aumenta la población inactiva, "primero por un mayor número de las personas desanimadas" y después, por las jubilaciones y otros factores. 

Otro dato que avalaría el punto de vista sindical es que en la comparativa interanual se refleja un incremento del 1,74% del número de inactivos en el segundo trimestre y hay que remontarse al año 1984 para encontrar un porcentaje de subida mayor, según informa Efe.

JUBILACIONES

De las casi 300.000 personas que han dejado de ser activas en el último año, más de la mitad lo hicieron porque se jubilaron o prejubilaron (153.500 en conjunto), a los que habría que añadir 65.000 más por que fueron declarados con incapacidad permanente. 

La mayor parte de los inactivos son mujeres (9,2 millones), aunque su número se ha incrementado en 100.000 personas, siendo los hombres, con un total de 6,6 millones, los que más inactivos ha sumado en el último año, casi 200.000 más.

El número de inactivos se ha incrementado en el último año en todos los tramos de edad, menos entre los de 25 a 29 años, 40 a 44 años y 55 a 59 años. No obstante, los mayores incrementos los han experimentado los mayores de 65 años, que han sumado 140.000 inactivos desde junio de 2016, lo que responde a las personas que dejan de trabajar al jubilarse. También se ha incrementado en 22.100 el número de inactivos por motivos de estudios, y es que entre la población de 16 a 24 años han pasado a la inactividad más de 30.000 personas en el último año.

Además del incremento de los incapacitados y jubilados, destaca el aumento del número de inactivos que se dedican al cuidado de niños, adultos enfermos, incapacitados y mayores, con 97.800 más en el último año.

EFECTO DESÁNIMO

Otra de las causas del aumento de los inactivos son los llamados desanimados, las personas que tiran la toalla y dejan de buscar empleo tras un largo periodo en paro, o por no encontrar nada que satisfaga sus necesidades. En el análisis de la última EPA, UGT ya destacó el impacto de efecto desánimo. El sindicato resaltó "el continuado incremento en el número de personas en situación de inactividad entre los 30 y los 60 años, mostrando un volumen superior a tres millones de personas". No obstante, aunque el número de inactivos que habían tirado la toalla y ni siquiera buscaban un empleo se ha reducido en 56.000 personas en el último año, estos desanimados superan aún las 300.000 personas, un 10% de los que ya pasan del trabajo, y la mitad de ellos son mayores de 55 años.

En el primer trimestre del año había más de 10,2 millones de inactivos que perdieron su empleo hace más de un año y su número ha crecido en casi 200.000 personas desde junio de 2016.

POCA FORMACIÓN

La mayor parte de los inactivos no ha concluido la educación secundaria (más de 11 millones de personas), si bien destacan los más de 2 millones de personas que tiene estudios superiores y no trabaja ni busca empleo.

0 Comentarios
cargando