Ir a contenido

Patrocina:

Blesa: "Te voy a dar el teléfono de mi mujer por si hace falta que la llames"

El expresidente de Caja Madrid insinuó al gestor de la finca en la que falleció que se iba a necesitar hacer una llamada a su esposa

RAFAEL DE LA HABA / ARACELI RUIZ / CÓRDOBA

La finca donde se produjo la muerte de Miguel Blesa.  / DIARIO DE CÓRDOBA / SÁNCHEZ ROMERO

La finca donde se produjo la muerte de Miguel Blesa.
El féretro con los restos de Miguel Blesa llega al Instituto de Medicina Legal de Córdoba

/

Blesa había llegado a la finca sobre las dos de la madrugada. Hacía tiempo que había dejado de cazar, pero "tenía mucho apego" a Puerto del Toro, un coto privado de caza con cuyos gestores mantenía una larga amistad. De hecho, solía visitarla al menos dos veces al año y con su familia. En los últimos días, relatan las fuentes consultadas, estaba indeciso: "Unos días decía que iría la finca, otros que no…". La noche del martes, finalmente, llamó avisando que estaba de camino.

Cuando llegó, sorprendió que viajaba sin equipaje, cuando "siempre lo hacía con una gran bolsa". Además, aunque ya había dejado de cazar hace tiempo, y cuando lo hacía empleaba las armas de la finca, "ayer se trajo un rifle suyo", aseguraron las mismas fuentes. Blesa estaba en posesión de las licencias de caza D y E y era propietario de 15 armas.  
Nada más llegar, pronto se fue a descansar, y, a las 7.30 horas, Blesa ya estaba desayunando. En la finca había dos guardas, la mujer de uno de ellos y Rafael A. Alcaide, uno de los gestores del coto de caza y amigo personal.

"Rafael, ¿tú tienes el número de teléfono de mi mujer? Te lo voy a dar por si alguna vez hace falta que la llames", le dijo. Al momento, se levantó de la mesa con la excusa de ir a poner su automóvil "a la sombra", sigue relatando uno de sus íntimos amigos. Fue a su coche, extrajo del maletero su rifle, se colocó en la parte delantera del coche, por fuera y en la parte derecha, y "agachándose para que fuera directo al corazón…". "Esto es tan sencillo –resumió su amigo—como que se ha venido de Madrid a pegarse un tiro" en la finca cordobesa. A falta de los resultados de la autopsia, las primeras conclusiones de la investigación de la Guardia Civil apuntan en el mismo sentido.

El primer aviso se recibió en el 112 sobre las 7.50 horas. Uno de los guardas y el amigo que se encontraban con él habían escuchado un disparo. Al ir a ver lo ocurrido, hallaron a Blesa junto al coche. Cuando llegaron al lugar, los servicios sanitarios solo pudieron certificar la muerte. Sobre las 12.00 horas, la titular del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Peñarroya-Pueblonuevo ordenó el levantamiento del cadáver y su traslado al Instituto de Medicina Legal de Córdoba, donde se le realizará la autopsia este jueves.

Un cazador habitual de la finca Puerta del Toro aseguró a este periódico que el expresidente de Caja Madrid acudía a la finca de Villanueva del Rey "con todos los honores". El administrador lo atendía y recibía personalmente y "desde que entraba por la puerta, ha sido un sitio donde ha disfrutado, ha sido tratado con honores de príncipe y me sorprende mucho que haya elegido ese sitio". Otras fuentes cercanas a Blesa piensan que puede haber "elegido este sitio, que ha sido especial para él, para morir aquí".

El alcalde de Villanueva del Rey, Pedro Barba, señaló que Blesa era una persona "muy discreta" y que su relación con el municipio era "la de venir a divertirse, a pasárselo bien, a descansar y a cazar, que era su afición". Solía frecuentar el Café Español, donde le gustaba degustar "las setas", según recordaba su propietario. "Era una excelente persona y un maravilloso cliente", dijo aún con un nudo en la garganta.

Puerto del Toro, de unas 1.600 hectáreas, es "como Falcon Crest", contaban Lola y su marido Andrés, quien durante ocho años, hasta el 2011, trabajó en mantenimiento en la finca. "La casa grande tiene tres plantas, unas 14 habitaciones cada una de ellas con chimenea individual, hay piscina, tienen caballos… El mejor vino, el mejor whisky… Cazaban cuando querían…".

La Guardia Civil tomó declaración a las personas que se encontraban en la finca con Blesa cuando lo hallaron muerto. El juzgado de Peñarroya ha decretado la apertura de diligencias previas y espera a conocer el resultado de la autopsia, que "determinará fehacientemente la causa de su muerte", informó el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

0 Comentarios
cargando