Ir a contenido

COMERCIO INTERNACIONAL

Los grandes países predican libre comercio pero practican proteccionismo

El G-20 cede ante EEUU y abriga el uso de barreras comerciales en legítima defensa

Empresarios españoles ven lejano el riesgo de guerras comerciales en el mundo

Rosa Maria Sánchez

G20 Summit in Hamburg

El presidente de EEUU, Donald Trump, toma asiento en el plenario de la cumbre del G20 de Hamburgo, el 7 de julio. / SEAN GALLUP POOL (EFE)

"Nosotros, los líderes del G-20, reunidos en Hamburgo, los días 7 y 8 de julio (…) continuaremos luchando contra el proteccionismo", han vuelto a proclamar este año en Alemania los jefes de Estado y de Gobierno de las 20 principales economías del mundo (las más ricas y las de los países emergentes). Este es un propósito que se repite desde el 2008, cuando dieron comienzo las cumbres de líderes del G-20 para buscar una salida coordinada a la crisis financiera global.

Desde entonces el G-20 se ha conjurado por escrito contra del proteccionismo sin querer ver que en sus 20 economías (el 85% del comercio internacional) está el mayor número de barreras comerciales del mundo.

RUSIA Y BRASIL, EN CABEZA

"Resulta preocupante que países del G20 mantengan el mayor número de barreras comerciales", denunció la comisaria de Comercio de la UE, Cecilia Malmström el 26 de junio al presentar el informe sobre los obstáculos al comercio y la inversión que elabora la CE cada año. "Asistimos a un claro aumento de la lacra del proteccionismo que afecta tanto a las empresas como a sus trabajadores", lamentó.

Según este estudio, a finales del año pasado se habían identificado 372 barreras comerciales en más de 50 países, el 10% más que el año anterior. Se calcula que los 36 obstáculos creados en el 2016 restaron 27.000 millones de euros a las exportaciones europeas en sectores como automoción, agricultura y pesca, farmacia, servicios, instrumental médico, juguetes y acero.

Los miembros del G20 despuntan como los países que han creado más obstáculos a la importación. Rusia, Brasil, China y La India encabezan la lista. La mayoría de las nuevas medidas proteccionistas se adoptaron también en Rusia y la India, seguidas por Suiza, China, Argelia y Egipto.

BARRERAS LEGALES

Las barreras comerciales de las que habla el estudio de la CE son distintas de las que se consideran legales, de "defensa comercial", aceptadas por la Organización Mundial del Comercio (OMC). La OMC ve legítimo que un país se proteja con mayores aranceles frente a otro que, por ejemplo, intente vender sus productos con precios por debajo de los costes de producción (dúmping) o que han sido subvencionados con ayudas públicas. Esta vía es, por ejemplo, la que lleva a la CE a penalizar ciertas importaciones de China, como el acero. 

Las normas de la OMC también admiten barreras a la importación de productos si ello "amenaza con causar daño a una rama de producción nacional", una vía prácticamente inexplorada hasta ahora. El comunicado de la cumbre del G20 de Hamburgo, por primera vez, reconoce el uso de barreras comerciales "en legítima defensa". Esto fue una exigencia del presidente de EEUU, Donald Trump, para asumir el comunicado final.

"Esto significa que hay un cambio de rumbo que permite a EEUU proteger su comercio con el argumento de la seguridad nacional", advierte el investigador del Real Instituto Elcano y profesor de la UAM Federico Steinberg. "Lo bueno es que los líderes del G20, también Trump, aceptan someterse a las reglas de la OMC", resume. "Lo malo es que se abre la puerta a una utilización más amplia de las barreras defensivas apelando a conceptos abstractos como la seguridad nacional o el comercio justo", añade Steinberg con recelo ante el autoproclamado ánimo proteccionista del autor del lema "América Primero", Donald Trump.

GUERRAS COMERCIALES

"Es un comunicado que no es tan favorable al libre comercio como otros anteriores, pero que tiene la ventaja de que ha sido aprobado por consenso", valora el director del área de Internacional de la Cámara de España, Alfredo Bonet. Desde su punto de vista, la mención a las barreras defensivas "no anticipa un clima de guerras comerciales en el mundo", pues este tipo de medidas "son legítimas y legales" si se ajustan a la OMC.

Ni Bonet, ni el director general de la asociación de industrias exportadores AMEC, Joan Tristany, transmiten una especial preocupación. "La utilización legítima de instrumentos de defensa comercial se reconoce en el comunicado sólo como acción contra prácticas comerciales desleales y habrá que estar especialmente atentos a estas posibles excepciones", enmarca Tristany.

"Vamos a ver hasta dónde quiere EEUU tensar la cuerda", añade receloso Steinberg. En su opinión, ahora sí "hay más posibilidades de guerra comercial que antes de esta cumbre", si bien, "parece que, al menos de momento, no las va a haber, si nos fijamos en cómo el G20 ha encauzado el problema del acero, a través de un arbitraje multilateral que debe dar una solución en noviembre, en lugar de a través de la decisión unilateral de EEUU de subir los aranceles a Europa, tal como había amenazado Trump", explica el investigador. "Esto del acero es una buena noticia", coincide Bonet.

La OCDE proclama que ya solo queda un paraíso fiscal

Para la organización de países desarrollados OCDE ya solo existe un paraíso fiscal en el mundo, y ese es Trinidad y Tobago. El presidente de la OCDE, Ángel Gurría, presentó en la cumbre del G-20 de Hamburgo su último informe sobre transparencia fiscal internacional según el cual, en su listado de paraísos fiscales ya solo queda el pequeño archipiélago de Las Antillas.

"Esta lista vacía es ridícula" dijo a la agencia AFP Manon Aubry, portavoz de Oxfam en Francia. "¿Quién se va a creer que no hay paraísos fiscales en el mundo, cuando casi cada semana estalla un nuevo escándalo?", lamentó. "Habrá que dar una vuelta a esa lista" admitió en Hamburgo el ministro español de Economía, Luis de Guindos.

En el último año, 15 territorios ha salido del listado de la OCDE tras haber suscrito algún tipo de convenio de intercambio de información con al menos otro país. Así, en el último año han dejado de ser paraíso fiscal para la OCDE territorios como Andorra, Antigua y Barbuda, Costa Rica, Dominica, República Dominicana, Guatemala, Micronesia, Líbano, Nauru, Panamá, Samoa, Emiratos Árabes y Vanuatu.

0 Comentarios