Ir a contenido

crisis financiera

El Ayuntamiento de Barcelona contribuyó a la fuga de depósitos del Popular

El consistorio, como otras administraciones locales, retiró fondos durante la crisis del banco

Un cajero automático del Santander junto a una sucursal del Popular en Madrid, ayer.

Un cajero automático del Santander junto a una sucursal del Popular en Madrid. / JUAN MANUEL PRATS

El Ayuntamiento de Barcelona contribuyó a la fuga de depósitos del Banco Popular, como también lo hizo el Ayuntamiento de Madrid y otras administraciones autonómicas. La pérdida de depósitos provocó la crisis de liquidez que dio origen a la intervención del banco por el Fondo de Resolución Único (FRU) y su posterior venta al Banco Santander por un euro. 

Fuentes del Ayuntamiento barcelonés han confirma que efectivamente realizaron movimientos antes del 7 de junio, cuando tuvo lugar la intervención del banco, aunque no han precisado en qué cantidad. "El Ayuntamiento de Barcelona retiró dinero de esta entidad. Estos son movimientos normales de Tesorería entre entidades, según las necesidades de cobros y pago", ha explicado oficialmente el organismo público. Según publica 'Expansión', el saldo del consistorio barcelonés en diciembre del 2016 ascendía a 87 millones de euros, aunque no se sabe qué movimientos tuvo esa cuenta a principios del mes de junio.

También en ayuntamiento de Madrid realizó movimientos en sus cuentas con el Popular durante esos días. Y precisa que solo en una de las tres que mantiene con esa entidad financiera realizó operaciones importantes, aunque se trata de pagos de cinco millones de euros relacionados con la actividad consistorial, según ha concretado el consistorio madrileño.

En todo caso, las cifras retiradas no alcanzan a los 630 millones de euros que retiró el Gobierno de Canarias a primeros de junio, "por prudencia y responsabilidad", según justifico este posteriormente. 

El propio ministro de Economía, Luis de Guindos, explicó la semana pasada en la Comisión de Economía del Congreso, que diversas administraciones públicas había realizado movimientos de fondos. A la fuga de depósitos, reveló, contribuyeron algunas comunidades autónomas y ayuntamientos, pero no la Seguridad Social --como se llegó a publicar--. Esa es una de las razones, sostuvo, por las que de no haber mediado la intervención y su venta al Santander (el único banco de los cinco a los que se ofreció que presentó oferta, según ha desvelado) se hubiera producido la situación "absolutamente caótica e inasumible" de que no hubiera podido abrir y los clientes no habrían podido acceder a su dinero.

0 Comentarios