Ir a contenido

OPERACIÓN CORPORATIVA

El Gobierno debe autorizar la transmisión de las autopistas de Abertis ante la OPA de Atlantia

Esta aprobación se suma a la que el Ejecutivo debe dar también ante un eventual cambio de control de Hispasat

El Gobierno de España debe autorizar la transmisión de las autopistas que Abertis explota en España ante el eventual cambio de control de esta compañía como consecuencia de la oferta pública de acciones (opa) que ha lanzado el grupo italiano Atlantia. Así lo indicó el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, quien aseguró que el Gobierno decidirá en su momento "pensando siempre en el interés general de los españoles".

La concesionaria propiedad de la familia Benneton lanzó el lunes oficialmente una oferta para adquirir la totalidad de la compañía de infraestructuras española Abertis a razón de 16,5 euros por acción.El valor de la operación lanzada por Atlantia es de 16.341 millones de euros por el total del capital de Abertis. Presidida por Salvador Alemany y con Francisco Reynés como consejero delegado, Abertis ganó el año pasado 795,6 millones de euros y alcanzó una cifra de negocio de 4.758,2 millones de euros y un ebitda de 3.240 millones de euros.

El grupo es el primer operador nacional de autopistas en países como España y Chile y tiene una presencia destacada en Francia, Brasil, Italia y Puerto Rico.

De la Serna explicó que las autopistas que Abertis explota en España, donde es primer operador con un total de 1.560 kilómetros de vías, el 60% del total de la red de pago, las tiene a través de contratos de concesión con el Estado, que es el titular último de las infraestructuras.

"Dado que la titularidad de las autopistas es del Reino de España, los contratos de concesión ya contemplan que, en caso de absorción o cambio accionarial en el concesionario, el Gobierno debe informar de la situación y autorizar la transmisión", explicó el titular de Fomento tras el acto de puesta en servicio un tramo de carretera en La Rioja.

Esta autorización se suma a la que el Ejecutivo debe dar también ante un eventual cambio de control de Hispasat, operador de satélites que actualmente Abertis controla al 57%.

En este sentido, y tal como también indicó este martes el ministro de Economía, Luis de Guindos, De la Serna recordó que "también es necesario autorización del Gobierno".

"En ambos casos, el Gobierno, en el marco de la ley, realizará esas autorizaciones y esas obligaciones de informar siempre pensando en el interés general de los españoles", insistió el titular de Fomento.

De la Serna declinó realizar comentario alguno sobre la OPA de Atlantia que, no obstante, "tiene aún por delante un largo trámite", dado que debe ser admitida a trámite primero y aprobada después por parte del supervisor del mercado, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), y autorizada por las autoridades de competencia.

No obstante, el ministro sí apuntó las dos autorizaciones del Gobierno que requerirá la operación. "Señalar que, por un lado, tendrá que realizar un informe y autorizar la transmisión de las concesiones de autopistas que tenga Abertis, que son muchas, dado que son titularidad del Reino de España", indicó De la Serna. "También deberá analizar la derivada de la participación de Abertis en Hispasat", añadió.

NO PRORROGARÁ LAS CONCESIONES QUE CONCLUYAN

En cuanto al vencimiento de cuatro concesiones de autopistas de Abertis en los próximos años, el ministro reiteró lo que ya ha manifestado en distintas ocasiones antes de la que OPA fuera lanzada.

Así, insistió en que no se prorrogarán estas concesiones en vigor. "La decisión sobre esas autopistas las tomará en su momento el Gobierno", añadió.

Abertis tiene actualmente en concesión cuatro de las cinco autopistas cuyo plazo de explotación vence en los próximos años. Se trata del tramo de la AP-7 Tarragona-Alicante, que vence en 2019, y el que enlaza Barcelona con La Jonquera y Tarragona, que culmina en 2021. Asimismo, el plazo de concesión de la AP-4 Sevilla-Cádiz también termina en 2019 y el de la AP-2 Zaragoza-Mediterráneo, en 2021.

Las concesiones de la empresa italiana terminan en el 2038 y suponen un 65 % en el ebitda de la sociedad, mientras que para Aeropuertos de Roma terminan en 2044, y significan un 15 %.

En el 2007 ya se intentó una posible fusión entre Abertis y Atlantia, que finalmente no se llevó a cabo por los obstáculos de las autoridades italianas a la operación. Abertis salió del capital de Atlantia en enero de 2011 cuando vendió el 6,68 % de las acciones que le quedaban en el grupo italiano.

Un coloso de autopistas

Abertis, controlada por Criteria Caixa, es líder mundial en el control de autopistas y gestiona más de 8.600 kilómetros de vías de alta capacidad en Europa, América y Asia. El nuevo coloso estaría valorado en 36.000 millones de euros, alcanzaría un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 6.600 millones y controlaría 14.095 kilómetros de autopista en un total de quince países, sobre todo en América, Europa y en la India. El "matrimonio" de los dos grandes líderes de las infraestructuras generaría una sociedad con un beneficio de 2.200 millones, un resultado bruto de explotación (Ebitda) de más de 7.000 millones y un valor de negocios por más de 10.000 millones.Según los análisis de esta adquisición, la nueva sociedad estaría controlada por los italianos con un 55 % y los socios españoles tendrían una cuota del 45 %.

0 Comentarios