Ir a contenido

recuperación del sector inmobiliario

La firma de hipotecas aumentó el 14% en el 2016 y suma tres años en positivo

La demandas sobre cláusulas suelo y gastos hipotecarios han encarecido los productos en el mercado

MAX JIMÉNEZ BOTÍAS / BARCELONA

Cartel que anuncia la venta de pisos en la Diagonal, en una imagen de archivo.

Cartel que anuncia la venta de pisos en la Diagonal, en una imagen de archivo. / ALBERT BERTRAN / ARCHIVO

El número de hipotecas constituidas sobre viviendas aumentó un 14% en el 2016 respecto del año anterior, hasta sumar 281.328. Se encadena así el tercer aumento anual consecutivo después de siete años de caídas, según los datos difundidos este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Desde el 2007, la firma de hipotecas sobre viviendas venía registrando descensos, la mayor parte de ellos de dos dígitos. En concreto, en el 2013 bajaron el 27,1%, mientras que en el 2012, 2011 y 2008 retrocedieron más del 32%. En el 2009 disminuyeron el 22,2%, en tanto que en el 2010 y 2007 las caídas fueron más moderadas, del 6,6% y del 7,7%, respectivamente.

En el ejercicio del 2014 se rompió finalmente esta tendencia y las hipotecas sobre viviendas crecieron el 2,3%. Al año siguiente, en el 2015, la firma de hipotecas sobre viviendas se disparó el 20,8%. Este año el incremento ha sido menor, del 14%, pero también de dos dígitos.

Según Beatriz Toribio, responsable de estudios de fotocasa, "la consolidación de la financiación hipotecaria ha sido una de las claves más importantes para el buen momento que vive el sector", ya que "durante el 2016 hemos asistido a una ‘guerra hipotecaria’ que ha puesto en el mercado una amplia oferta de créditos y nuevas formas de financiación como las hipotecas a tipo fijo, que eran prácticamente inexistentes y hoy representan casi un tercera parte de los préstamos que se firman", ha destacado. 

Los expertos esperan que esa tendencia se mantenga en el 2017, pero más moderada. "Con el euríbor en mínimos históricos, el interés de la banca por volver al negocio de las hipotecas y la intención del BCE de no subir los tipos de interés a corto plazo, el 2017 puede ser un buen año para firmar una hipoteca. Pero será difícil encontrar las atractivas ofertas que hemos visto hasta ahora", ha destacado Toribio. Entre otras razones, porque las últimas sentencias judiciales sobre cláusulas suelo y los gastos hipotecarios han provocado que las entidades financieras encarezcan los productos que comercializan, lo que ha generado un aumento de los diferencias, así como de los tipos fijos.

MÁS IMPORTE MEDIO

El aumento del crédito se ha reflejado también en el importe medio de las hipotecas constituidas, que subió el 2,8% en el 2016, hasta los 109.759 euros, mientras que el capital prestado repuntó el 17,2% en el conjunto del año, hasta los 30.878 millones de euros. 

A cierre del 2016, el tipo de interés medio para el total de préstamos hipotecarios se situó en el 3,15%, con un plazo medio de 22 años. En el caso de las viviendas, el interés medio fue del 3,18%, frente al 3,37% de un año antes.

El 68,4% de las hipotecas constituidas el pasado mes de diciembre utilizó un tipo de interés variable, frente al 31,6% de tipo fijo. El euríbor es el tipo de referencia más utilizado en la constitución de hipotecas a interés variable, en concreto figura en el 92,5% de los nuevos contratos.

0 Comentarios