Ir a contenido

Patrocina:

MERCADO LABORAL

El paro bajó en 678.200 personas en el 2015, según la EPA

Se trata de la mayor caída de la serie histórica, mientras que el empleo creció en 525.1000 ocupados

La tasa de paro queda en el 20,9% de la población, casi tres puntos menos que a finales del 2014

MERCEDES JANSA / MADRID

El 2015 cerró con cifras positivas del mercado laboral. Por tercer año consecutivo el paro ha bajado, en concreto, en 678.200 personas, al tiempo que el empleo  (número de ocupados) creció en 525.100 personas, casi un 3%, logrando su segundo aumento anual consecutivo y el más elevado desde el estallido de la crisis económica. En Catalunya, el paro bajó en 87.900 personas.

El año pasado deja un mapa laboral con menos parados y con más personas con empleo, pero también con menos población activa, es decir, trabajadores en disposición de trabajar. La encuesta de población activa (EPA) publicada este jueves muestra que por tercer año consecutivo el desempleo se ha reducido, hasta quedarse en la cifra de 4.779.500 personas, la más baja desde finales del 2010. La tasa de paro es del 20,90%, 2,81 puntos menos que un año antes, el nivel más bajo desde mediados del 2011. Pero también se ha reducido la población activa y no han aumentado las horas trabajadas lo que indica un alto grado de temporalidad, que además también aumenta hasta alcanzar una tasa del 25,6%.  

En el pasado año el desempleo se ha reducido pero no todas las personas que han dejado esta situación han encontrado trabajo. El desánimo, la emigración y el envejecimiento de la población son algunas causas de esta situación.  El saldo es que en los últimos 12 meses el paro se ha reducido en 678.000 personas y el empleo ha crecido en 525.000.

MENOS VIGOR

Aunque las cifras globales son positivas en cuanto a la reducción del paro, la serie de la EPA de todo el 2015 muestra que la creación de empleo ha sido menos vigorosa al final del ejercicio de lo que era un año antes. En el último trimestre el paro se ha reducido en 71.000 personas, mientras que a finales del 2014 creció en 30.000.  Pero la creación de empleo ha sido menor en 20.000 personas a la que se registró hace un año.  

En este sentido la EPA deja en evidencia de nuevo que el empleo existente se reparte entre menos personas y que aumenta el número de trabajadores que salen de la ocupación.  Asimismo se constata que hay más personas trabajando pero aumentan  las horas trabajadas, lo que indica una incidencia mayor que hace un año del trabajo por horas y a tiempo parcial.

MENOS ACTIVOS

La otra cara de la moneda es que hay 22.873.700 personas que forman la población activa, la cifra más baja desde el 2012. De este total de activos al cierre del 2015, 153.100 se han perdido en un año, y de estos, 25.800 se han quedado atrás en los últimos tres meses. La tasa de actividad ha sido del 59,43%, tres décimas menos que a finales del 2014.

La actividad también se reparte desigualmente por sexos, y en el conjunto del año pasado ha habido menos hombres en activo (104.000) mientras que ha aumentado el de mujeres en más de 78.000 trabajadoras.

Por el contrario el recorte del paro masculino ha sido de casi el doble al femenino. Se han contabilizado 436.100 hombres menos desempleados frente a 242.100 mujeres.

En esta línea, la creación de empleo ha beneficiado a más hombres (305.100) que mujeres (220.00).

La población ocupada, la que tiene trabajo, ha aumentado en 45.500 por lo que a finales de año ha sumado un total de 18.094.200 personas.

La mejora generalizada del mercado de trabajo se ha notado en todos los sectores, especialmente en el de servicios con un crecimiento de la ocupación de más de 400.000 personas, la gran mayoría en el sector privado, y en el comercio.

MEJORA EN LOS HOGARES

Otro de los síntomas de mejoría del mercado laboral es el de la reducción del número de hogares en el que todos  sus miembros activos están en paro. En concreto ha descendido en 16.300, hasta un total de 1.556.600, aunque hace un año esta reducción fue mayor.

Por  edad,  el  empleo  crece  en  los  grupos  a  partir  de  40  años,  y el  aumento  más importante se da en el colectivo de mayores  de  54,  con  92.000  ocupados  más. Por el contrario, la ocupación desciende entre los menores de 40 años, especialmente entre los de 20 a 24 años con 53.700 ocupados menos.

En cuanto a los  menores de 25 años, hay 79.100 parados menos pero crece en el grupo de 55 año y más (13.900 más), fruto de que en esa edad se concentra mayor número de parados de larga duración.

CCOO y UGT denuncian la degradación del escaso empleo creado

Los sindicatos reconocen la tendencia positiva que marcan los datos de la EPA del 2015 al menos en términos cuantitativos, pero alertan del rastro de precarización que ha dejado la crisis y rechazan el optimismo con que Mariano Rajoy ha recibido los resultados, que los ha calificado de "magníficos".

Para Ignacio Fernández Toxo (CCOO) es "profunda" la degradación del mercado de trabajo ya que al final del 2015 la radiografía es peor que a finales del 2014. El paro de larga duración es un problema "gravísimo", así como la alta tasa de paro juvenil.

Para Toni Ferrer (UGT) no es posible hacer una  valoración "racionalmente positiva" puesto que la tasa de paro es muy alta. El balance de la legislatura es malo, según el dirigente de UGT, ya que haría falta crear unos dos millones más de puestos de trabajo y reducir el desempleo en 1,5 millones para volver a niveles de precrisis.

La patronal CEOE considera que los datos consolidan la tendencia de la recuperación del mercado laboral. En opinión de los empresarios, "se observan ciertas señales de estabilidad en los ritmos de crecimiento" aunque se necesita seguir haciendo reformas estructurales.

Temas: EPA Empleo Paro

0 Comentarios
cargando