Ir a contenido

medidas contra la crisis

Habrá rescate financiero para España

El Eurogrupo acuerda un plan de ayudas de hasta 100.000 millones de euros para los bancos españoles

Guindos asegura que las condiciones de los créditos a la banca se impondrán a las entidades y no a la población

O.G. / R.M.S / Madrid

España ha sucumbido a la presión internacional y ha solicitado el rescate financiero para la banca. El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha comparecido ante los medios de comunicación y ha confirmado la petición de una línea de crédito de 100.000 millones a las instituciones europeas, una cantidad "máxima" que ofrece un margen de seguridad. "El Gobierno lleva cinco meses en el Gobierno y como tal va tomando sus decisiones", ha asegurado Guindos para justificar porque el rescate no se ha pedido antes. "No me he sentido presionado en lo más mínimo", ha asegurado el ministro.

Los 100.000 millones de euros que procederán del EFSF/ESM se inyectarán en el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y este intrumento será el encargado de inyectar los fondos en las entidades que lo necesiten. Guindos ha destacado que el 70% de la banca española es solvente y es capaz de hacer frente a una situación muy difícil que no se dará en la realidad".

El ministro de Economía ha hecho hincapié en que las condiciones del rescate no afectarán al Estado sino al sector financiero, de manera que los condicionantes se aplicarán tan solo a la banca. El crédito, según Guindos, se realizará en un tipo de interés muy favorable en comparación al precio de mercado, insistió Guindos. El Gobierno ha confirmado que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ejercerá una tutela sobre el proceso de reestructuración de la banca, aunque no sobre las cuentas del Estado, según Guindos

De Guindos ha puntualizado que la cantidad de 100.000 millones incluye un margen de seguridad, que impone condiciones al sector bancario y que va a permitir disipar las dudas sobre el sector financiero. España ha pedido esos recursos, ha dicho, para afrontar el saneamiento de las entidades en apuros y asegurar el futuro crecimiento económico.

Entre las condiciones del acuerdo, el apoyo financiero establece un margen de seguridad significativo, es decir, recursos muy superiores a las necesidades reales de financiación, según Guindos. En ese pacto, las ayudas serán solo para el sector financiero y no para otras entidades, en condiciones favorables, mejores que las de mercado. "El riesgo soberano deberá estar al margen del proceso de saneamiento del sector financiero", ha dicho Guindos.

Condiciones a los bancos no a la población

De Guindos ha opinado que el rescate de la banca no es un fracaso de las medidas del Gobierno: "Son pasos que reafirman lo que estamos haciendo". La distribución del capital entre las entidades se decidirá cuando se conozcan las auditorías encargadas por el Gobierno, aunque De Guindos ha resaltado que solo el 30% de las entidades se encuentran en condiciones que requieren una ayuda para fortalecer sus balances. El objetivo final es que las entidades financieras estén en condiciones para elevar el crédito a las familias, aunque De Guindos ha eludido contestar las razones por las que el Gobierno ha tardado tanto en pedir la ayuda de Bruselas, pero ha reiterado que las condiciones "se exigirán solo a los bancos y no a la población española".

La reunión del Eurogrupo fue convocada por Juncker y no a petición de España, después de que se conociera esta madrugada que el Fondo Monetario Internacional (FMI) cifraba en 40.000 millones de euros las necesidades del sistema financiero español.

0 Comentarios