Ir a contenido

Patrocina:

TROBADA EMPRESARIAL AL PIRINEU

El CAREC propondrá una hoja de ruta para la economía catalana

El consejo de sabios de Mas se inspirará en países como Holanda y Dinamarca

La monja Teresa Forcades defiende nacionalizar la banca y no pagar la deuda

AGUSTÍ SALA
LA SEU D'URGELL

El consejo de sabios que asesora al president Artur Mas, el CAREC, prepara una especie de «hoja de ruta» para la economía catalana para el medio y largo plazo. Se trata de «mirar por encima de la crisis» y de diseñar «el país que podemos y queremos ser», afirmó el presidente de este organismo asesor, Salvador Alemany.

Durante su intervención en la Trobada Empresarial al Pirineu, en La Seu d'Urgell, el máximo representante de este organismo asesor y también presidente de Abertis defendió esa iniciativa para estar preparados para la salida de la crisis, de la que no se saldrá, agregó, «con la cultura especulativa y del dinero fácil».

Alemany explicó que la intención de este trabajo es ver «cómo generar expectativas». Hay que evitar, dijo, limitarse a analizar en un trimestre lo mal que ha ido el anterior y basarse en expectativas negativas. Tras su participación, explicó a los periodistas que se tomarán como referencia para realizar ese documento los casos de países como Dinamarca, Finlandia u Holanda.

El presidente del CAREC reiteró la necesidad de reducir las barreras burocráticas a las actividades emprendedoras e insistió en que las bases del país se deben sustentar en la industria. A su vez destacó que el paro debe ser «la máxima prioridad».

En su opinión, si se mantiene la tendencia alcista del desempleo llegará un punto en el que se puede producir «presión sobre la caldera social». Es por ello que es imprescindible que haya una reactivación económica y que «además de la austeridad hay que buscar otro tipo de medidas de estímulo».

En las sesiones de ayer, ganó protagonismo una visión crítica del capitalismo por parte de la monja benedictina, doctora y teóloga Teresa Forcades. Ante un público de empresarios y directivos, la que es considerada como un auténtico azote de la industria farmacéutica apostó por nacionalizar la banca «y no aceptar la deuda externa».

LA «BURLA» DEL LIBRE MERCADO / En su discurso inaugural consideró «una burla» hablar de libertad de mercado y recordó que son las empresas las que tienen posibilidad de moverse sin barreras, mientras que los trabajadores están sujetos «a las leyes de inmigración». También criticó la actual configuración del capitalismo, basado, dijo, «en el criterio básico del máximo beneficio», así como los márgenes excesivos de las empresas. «Si alguien paga salarios de un dólar y gana 1.000 merece un toque», concluyó, a preguntas de los asistentes.

En las jornadas participarán hoy el conseller de Economia, Andreu Mas-Colell, y el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, así como el premio Nobel de Economía Finn Erling Kydland.

0 Comentarios
cargando