Ir a contenido

CONFLICTO POR LA ENERGÍA

Repsol negociaba vender YPF a la china Sinopec antes de la expropiación

'Financial Times' afirma que los contactos se habían desarrollado a espaldas de Buenos Aires

El diario británico opina que Rajoy tiene escaso margen de maniobra para presionar a Kirchner

La petrolera española Repsol mantenía contactos con China Petroleum & Chemical Corporation (Sinopec), compañía con la que colabora en sus operaciones en Brasil, de cara a la venta de una participación de control en su filial argentina YPF justo antes de que el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner anunciara la expropiación de un 51% del accionariado de la compañía en manos de Repsol, según informa este miércoles el diario Financial Times, que cita dos fuentes conocedoras de la operación.

Sin embargo, los contactos al respecto, que se habían desarrollado a espaldas del Gobierno argentino, a pesar de que este debía dar el visto bueno final a la operación en virtud de su acción de oro en YPF, se frustaron cuando el pasado lunes Kirchner anunció la expropiación de YPF dejando a Repsol únicamente con una participación cercana al 6%.

En una rueda de prensa celebrada este martes en Madrid, el presidente de Repsol, Antoni Brufau, cifró el valor de YPF en 18.300 millones de dólares (unos 14.000 millones de euros) y reconoció haber recibido propuestas por escrito de varias empresas internacionales para adquirir una parte de YPF. El interés de las compañías petroleras chinas por YPF no es nuevo, puesto que ya en el 2009 Petrochina y CNOOC mostraron su interés en adquirir la compañía a un precio de más de 15.000 millones de dólares.

Financial Times sostiene en su editorial que la expropiación de YPF supone "un mezquino acto de piratería económica" además de una descarada discriminación hacia la petrolera española. "La expropiación ha recibido aplausos en Buenos Aires, donde se ve como un impulso a la seguridad energética, pero, en realidad, se trata de un mezquino acto de piratería económica en el que Argentina ha discriminado descaradamente a Repsol al desposeerla de prácticamente su 57% en la compañía violando los tratados bilaterales de inversión, mientras que los inversores domésticos conservaban sus acciones sin ninguna molestia", señala el rotativo.

Escaso margen de maniobra

El periódico de cabecera de la City de Londres apunta que las justificaciones de Kirchner sobre la supuesta falta de inversiones de Repsol solo tratan de desviar la atención sobre las políticas fallidas de su Gobierno. Asimismo, advierte de que la nacionalización no solo no solucionará los problemas apuntados, sino que probablemente los agravará, ya que una YPF controlada por el Estado no contará ni con los recursos ni con la capacidad de explotar los yacimientos argentinos, mientras que la expropiación "difícilmente animará a cualquier otro inversor extranjero a echar una mano".

En opinión del Financial Times, el Gobierno español cuenta con escaso margen de maniobra y opina que una accion multilateral tampoco podría resultar mucho más efectiva, dado el historial de Argentina. Sin embargo, el diario subraya la necesidad de que la UE no se quede de brazos cruzados y presione para lograr que el G-20 suspenda al país austral y recuerde a Kirchner que los actos tienen consecuencias. 

0 Comentarios