Ir a contenido

CRECIMIENTO DE UNA FIRMA BARCELONESA EN ASIA

Más juguetes para China

Diset ya exporta a 50 países y tiene previsto abrir una filial en el gigante asiático

Con un catálogo de 1.500 productos, la juguetera vende todo el año, más allá de Navidad y Reyes

MIREIA SAINZ
BARCELONA

El fabricante de juguetes barcelonés Diset nació en 1970 de la mano de creativos gráficos. Al principio, los fundadores basaron su diseño en los juguetes educativos que habían visto en el norte de Europa, pero decidieron aplicar el sello y estética propios de nuestro país.

Poco después, la compañía pasó a manos de la empresa holandesa De Monchy NV sin que cambiase el concepto original del negocio pero sí su proyección, pasando a ser un jugador internacional. El último proyecto de la firma es dar el salto al mercado chino en el 2012.

«No nos gusta que nos llamen multinacional», señala Ferrer. «Porque pese a ser una empresa global, actuamos localmente». Diset tiene vocación de adaptarse a los gustos de cada mercado. En Alemania, por ejemplo, los juguetes los envasa en cajas pequeñas, porque el cliente valora el packaging sostenible. Sin embargo, en España el envase es voluminoso porque el consumidor aprecia los regalos de gran tamaño.

Con 1.500 referencias distintas, que abarcan desde puzles de madera y globos terráqueos hasta bañadores de niño y canastillas de bebé, Diset facturó 33 millones de euros en el 2010 y prevé unas ventas de 35 millones para este año.

La firma ha diversificado su gama de productos para minimizar la estacionalidad de su facturación, es decir, evitar que esta se concentre solo en Navidad y Reyes y distribuir las ventas durante todo el año.

«La empresa ha tenido una orientación internacional desde su origen: mandamos fabricar un 70% de nuestro surtido en China y el resto, entre Marruecos e India», explica el directivo, formado en márketing y comercio exterior.

Las exportaciones de Diset comprenden más de 50 países y representan el 41% de la facturación. Con una plantilla de 120 personas, la sede en Barcelona controla las filiales de Portugal, Francia e Italia. Para el 2012 prevé implantarse en China mediante la apertura de Diset China Corporation.

«Hemos invertido 300.000 euros para lanzar nuestra línea de juguetes de madera Goula», afirma Ferrer. «Y el primer paso ha sido crear una web propiamente china, para que tanto particulares como tiendas puedan hacer pedidos».

Ferrer ve el gigante asiático como una oportunidad por el aumento del poder adquisitivo de la población. «Es un 20% más caro fabricar en China porque los sueldos son el doble que hace tres años», comenta el experto. «Pero por eso hemos pensado en vender allí, porque los chinos pueden comprar más que antes, admiran Europa y aprecian el diseño made in Barcelona».

0 Comentarios