Ir a contenido

Ajuste en las administraciones públicas // La corrección del déficit

Los ayuntamientos temen llegar al colapso financiero en el 2011

Los alcaldes piden al Gobierno y las autonomías una solución urgente antes de que llegue octubre

La obligación de retornar 1.500 millones del 2008 al Estado agrava la debilidad de las cuentas locales

ROSA MARÍA SÁNCHEZ
MADRID

«El ayuntamiento que no está ya al límite, está muy cerca de entrar en el colapso financiero». Este es el mensaje de alerta con el que presidente de la Federación de Municipios de Catalunya (FMC), Manuel Bustos, resume la gravedad de las cuentas públicas de los ayuntamientos ante la triple sacudida que les espera a partir de enero próximo.

En el 2011, las corporaciones locales tendrán que empezar a devolver los 1.500 millones de euros, que, según acaba de publicar el Ministerio de Economía y Hacienda, resultan de la liquidación definitiva del ejercicio del 2008. Esa es la cantidad que las corporaciones locales recibieron de más en el 2008, cuando se calcularon las transferencias del Estado a los ayuntamientos y las diputaciones en función de una optimista previsión de ingresos que luego no se cumplió por efecto de la crisis económica. Hacienda ha permitido a los ayuntamientos hacer esta devolución a lo largo de cinco años, en sesenta mensualidades, la primera de ellas en enero. Es la misma fórmula aplicada a las comunidades autónomas, que deben devolver 5.514 millones a cuenta del 2008. Pero los ayuntamientos sienten que están en mucho peor situación.

TRIPLE ZARPAZO / «Las autonomías acaban de firmar un nuevo modelo de financiación que les aporta más recursos. Nosotros, no», resume Bustos, quien también es alcalde socialista de Sabadell y miembro de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). Además, las medidas de austeridad del Gobierno imponen a las corporaciones locales la obligación de amortizar todas sus deudas de tesorería a 31 de diciembre, «lo que introducirá una tensión extraordinaria en las cuentas». Como tercer zarpazo, desde el 1 de enero, las corporaciones locales tienen prohibido endeudarse a largo plazo.

Aún habrá que esperar una cuarta sacudida, pero ya en el 2012, cuando haya que afrontar la devolución de las cantidades correspondientes al 2009, que se esperan mucho más elevadas. Se calcula que los ayuntamientos tendrán que devolver alrededor de 4.000 millones a cuenta del 2009 y las autonomías, 20.000.

Algunos gobiernos autonómicos han empezado a pedir una nueva prórroga en la devolución de las cantidades. Los ayuntamientos aún no hablan de eso. «Lo primero es que nos sentemos con representantes del Estado y de las comunidades autónomas para llegar a un diagnóstico común» sobre los problemas financieros de los ayuntamientos. Esta es la petición que Bustos ha planteado formalmente como presidente de la FMC y miembro de la FEMP. «Lo segundo es encontrar mecanismos de urgencia que nos ayuden a sobrepasar esta situación coyuntural», añade. Es importante que estas cuestiones queden despejadas en septiembre, porque en octubre hay que elaborar los presupuestos municipales del 2011.

RECORTE DE LOS SERVICIOS / Si los ayuntamientos no pueden devolver las cantidades que deben al Estado, Hacienda podría restarlo de las transferencias del 2011 y el colapso estaría servido. Ya hay ayuntamientos con dificultades para pagar las nóminas de sus empleados y la mayoría recurren a alargar más y más los plazos de pago a sus proveedores.

Según Pedro Arahuetes, alcalde socialista de Segovia y presidente de la Comisión de Haciendas Locales de la FEMP, los ayuntamientos seguirán prestando los servicios básicos pese a la difícil situación económica que atraviesan, aunque no se descarta algún recorte puntual en algunos de ellos. En declaraciones a Efe, Arahuetes citó como ejemplo la posibilidad de que algunos entes locales opten por prestar el servicio de recogida de basuras en días alternos, en lugar de a diario.

0 Comentarios