Ir a contenido

GASTRO

Bloody Mary de cuchara

El tradicional cóctel inspira un aperitivo con toques mediterráneos

La chef ofrece la misma receta de su restaurante Sant Pau para realizar en casa

Carme Ruscalleda

dominical 646 seccion ruscalleda

Bloody Mary de cuchara. / XAVIER GONZÁLEZ

Para 10 vasos. 

La vinagreta

150 g de aceite de oliva.
15 g de vinagre de Módena.
Sal y pimienta blanca. 
Una pizca de mostaza en grano.
15 g de salsa Perrins.
30 gotas de salsa Tabasco.

Mezclar los ingredientes (antes de añadir el Tabasco, ¡agitar la botella!). Reservar.

Los dados de gelatina

125 g de vodka.
6 g de gelatina vegetal en polvo.

1. Mezclar el vodka con la gelatina y arrancar el hervor. 
2. Es muy importante que la gelatina se enfríe a temperatura ambiente antes de reservar en la nevera para conseguir una belleza translúcida.
3. Reservar en un recipiente adecuado para poder cortar dados-cubos de 0,7 x 0,7 cm.

Para el montaje disponer de:

800 g de tomate maduro de invierno (tomate de colgar). Quedarán 400 g de tomate rallado y sin pepitas. Mezclarlo con la mitad de la vinagreta (reservar la otra mitad).
20 tomates cherry rojos cortados a la mitad.
Medio apio muy tierno para utilizar tallos y hojas. Los tallos: pelados y cortados en palitos de 3 cm. Las hojas: muy tiernas y blancas.
filetes de anchoa de La Escala en aceite, cortadas en barritas de 2,5 cm.
La ralladura fina de medio limón.
Flor de sal de Mallorca.

Presentación

(Directamente en el vaso de servicio).

1. En el fondo de cada vaso, poner 2 cucharadas de tomate rallado y aliñado.
2. Colocar encima 4 mitades de tomates cherry.
3. Añadir 4 barritas de anchoa apoyados sobre los medios tomates.
4. Incorporar 5 dados de gelatina de vodka.
5. Colocar en diagonal 4 bastones de apio.
6. Aliñar el conjunto con el resto de la vinagreta.
7. Añadir una pizca de ralladura de limón.
8. Colocar 3 hojas-blancas de apio de pie.
9. Finalizar con una chispa de flor de sal.

0 Comentarios