Ir a contenido

AMISTOSO EN LILLE

Neymar niega entre lágrimas su mala relación con Emery

Brasil derrota a Japón con un tanto de penalti del delantero, que falló otro y fue amonestado por dar una colleja a un rival

José María Expósito

Neymar, derribado por Sakai. / REUTERS / PASCAL ROSSIGNOL

Neymar, derribado por Sakai.
Hiroki Sakai lucha con Neymar.
Neymar vuela por los aires tras una entrada de Sakai.
Ideguchi derriba a Neymar.

/

A ninguna selección le ha marcado Neymar tantos goles como a Japón. Quizá por ello la selección asiática ha sometido este viernes al exdelantero azulgrana a un estrecho marcaje en amistoso disputado en Lille que no ha impedido ni la victoria de Brasil (3-1) ni el octavo gol de la estrella del PSG, de penalti, pero sí ha provocado que errara otro y que viese una tarjeta amarilla por dar un colleja a un rival.

Tras la victoria, el 10 de Brasil quiso desmentir las informaciones acerca de su mala relación con Edinson Cavani y Unai Emery en el PSG. "Inventan un montón de historias que no son verdad. Dicen que me llevo mal con Cavani, con mi entrenador... Es todo lo contrario, porque vine con su aval. Vine al PSG porque quise y no me siento a gusto con esas invenciones porque estoy feliz". El jugador acabó soltando alguna lágrima de emoción tras escuchar a Tite defenderle ante la prensa.

Tecnología VAR

En lo deportivo, a Brasil le sobró una hora de partido para tumbar a un rival contra el que jamás ha perdido en un partido en el que ninguno de los dos equipos presentó su once de gala. Era el primer duelo de Brasil con la tecnología del VAR y la estrenó bien pronto. Yoshida derribó a Fernandinho en el área y aunque el juego continuó, el árbitro mandó parar poco después para que se revisara la jugada y decretar penalti. Neymar lo transformó (m. 10).

Cinco minutos después el colegiado volvió a señalar penalti, esta vez sin necesidad de ayuda, y Neymar, que antes había engañado al portero, optó por cambiar de lado. El guardameta no lo hizo y pudo despejar a córner. La alegría japonesa duró poco. Se sirvió el saque de esquina y el rechace cayó a pies de Marcelo, que conectó un tremendo derechazo que se coló por la escuadra para establecer el 2-0 (m. 17).

Japón atisbó el gol en un disparo el larguero de Yoshida en una falta, pero la respuesta fue un contragolpe en el que Willian enlazó con Danilo y este asistió a Gabriel Jesús para que la empujara en el segundo palo (m. 36).

Que el marcador estuviera resuelto no impidió que se el partido se endureciera, sobre todo por parte brasileña y especialmente con Neymar como víctima, que fue por los suelos una y otra vez. Pero sería el jugador del PSG quien vería una amarilla, VAR mediante, por dar una colleja a Sakai (furbolista del Olypique de Marsella, con quien ya se las tuvo en su duelo liguero) después de que este le robara el balón con una fuerte entrada.

Reacción nipona

Tite optó por sacar a Neymar del campo poco después de gol del honor de Japón, firmado por Makino de cabeza (m. 63). Los asiáticos aún marcaron otra vez, pero el tanto de Sugimoto (m. 87) no subió al marcador por fuera de juego.

Brasil, 3 - Japón, 1

Brasil: Alisson (Cássio, m.46); Danilo, Jemerson, Thiago Silva, Marcelo (Alex Sandro, m.59); Fernandinho, Casemiro, Giuliano (Renato Augusto, m.80); Willian (Taison, m.71), Neymar (Douglsa Costa, m.71) y Gabriel Jesús (Diego Souza, m.58). Seleccionador: Adenor Leonardo Bachi 'Tite'.

Japón: Kawashima; Sakai, Yoshida, Makino, Nagamoto; Ideguchi (Endo, m.86), Hasebe (Morioka, m.70) Yamaguchi; Osako (Sugimoto, m.81), Kubo (Asano, m.46) y Haraguchi (Inui, m.70). Seleccionador: Vahid Halilhodzic.

Goles: 1-0, m.10; Neymar, de penalti; 2-0, m.17: Marcelo; 3-0, m.36: Gabriel Jesús; 3-1, m.63: Makino

Árbitro: Benoît Bastien (FRA). Amonestó a Yashida, Haraguchi, Neymar, Ideguchi y Sakai.

Estadio: Pierre Mauroy de Lille (Francia), ante 16.922 espectadores.

0 Comentarios
cargando