Ir a contenido

ESTRENO BLANCO

El Madrid golea al Apoel sin brillo (3-0)

Cristiano Ronaldo marcó los dos primeros tantos en su vuelta al equipo, en otra entrega gris del conjunto de Zidane

Antonio Merino / Madrid

Cristiano Ronaldo celebra el primer gol frente al Apoel

Cristiano Ronaldo celebra el primer gol frente al Apoel. / AFP/ GABRIEL BOUYS

Goles para tapar la carencias y una delantero llamado Cristiano para maquillar el tono gris de un equipo que sigue sin generar fútbol y que anoche vivió de la pegada del jugador portugués (3-0), que volvía al equipo con una motivación extra. Firmó dos goles y buscó el tercero, que quedó para Ramos en una noche que no pasará a la historia por el juego del equipo de Zidane.

Ni la Champions ni el esperado regreso de Cristiano Ronaldo, sancionado en la Liga, cambiaron la fisonomía del Madrid, un equipo con un marcado tono cansino y al que le cuesta un mundo hacer fútbol. Después de dos empates consecutivos en casa, se esperaba una reacción enérgica que ocultara las últimas entregas ante un rival apropiado para buscar una abultada goleada.

Lesión de Kovacic

El técnico francés hizo desfilar a su equipo de gala, con Kovacic en lugar de Kroos, aunque la lesión del croata, con problemas en el abductor derecho, a los 20 minutos provocó la entrada del alemán. Con Isco y Modric, los jugones del equipo, el Madrid apenas varió la estrategia del encuentro del Levante, es decir balones colgados a ver qué caía.
Fue el Apoel el primero en lanzar a portería, en un lanzamiento de Roberto Lago que detuvo Navas a los 10 minuto. Todo pareció cambiar tras un buen recorte de Isco y una apertura a la izquierda para Bale, cuyo centro lo cruzó Cristiano con la izquierda ante el meta Waterman (m. 12). Era el primer balón que tocaba el portugués y aquello apuntaba a una fiesta con lluvia de goles.

Penalti muy riguroso 

No fue así porque el Madrid volvió a caer en un profundo sueño como si al equipo le hubiera tocado un hipnotizador. En esa situación no dudó en echar el freno de mano y derrochar una lentitud exasperante ante un rival que se frotaba los ojos al ver que pasaban los minutos y en su amplia mochila solo había un gol, algo que duró hasta que Cristiano volvía a escena al pedir gol en un remate al larguero que botó fuera, según el árbitro.

Cristiano marcó su segundo gol tras un penalti muy riguroso señalado a Lago

Luego, el colegiado francés señaló un penalti muy riguroso por una mano de Roberto Lago, al que el balón le dio en el hombro tras un rechace de un defensa. Cristiano marcó la pena máxima y el público, deseoso de cantar gol ante tanta sequía, lo celebró como si fuera una final. A la espera del tercero de Cristiano, que no llegó pese a que lo buscó con ahínco, se escucharon pitos a Bale poco después de que Ramos cerrara una noche calurosa, pero fría en lo futbolístico con el tercero, de chilena.  

Real Madrid, 3; Apoel, 0

Real Madrid: Keylor Navas (5); Carvajal (6), Nacho (6), Ramos (6), Marcelo (5); Modric (6), Casemiro (5), Kovacic (s.c.), Isco (6); Bale (5), Cristiano Ronaldo (7)

Cambios. Kroos (5), por Kovacic (m. 25). Ceballos (5) por Isco (m. 72). Mayoral (s.c.) por Bale (m. 81

Apoel: Waterman (5); Vouros (5), Rueda (5), Carlao (5), Roberto Lago (5); Sallai (4), Vinicius (4), Morais (5), Ebecilio (4), Aloneftis (6); De Camargo (4)

Cambios: Farias (5), m. 60). Zahid (s.c.) por Ebecilio /m. 73). Poté (s.c.) pot De Camargo (m. 83)

Goles: 1-0, m. 12, Cristiano, con la derecha. 2-0, m. 51, Cristiano, de penalti. 3-0, m. 61, Ramos, de chilena.

Árbitro: Benoit Bastien (4), francés. Amonestó a Carvajal (m. 52), Sallai (m. 53), Farias (m. 90) 

Campo: Santiago Bernabéu (71.060)

0 Comentarios
cargando