Ir a contenido

La Premier sancionará los piscinazos aunque el árbitro no los vea

Mark Clattenburg amonesta a Walker, del Tottenham, en un partido de la Premier, el pasado día 2

Mark Clattenburg amonesta a Walker, del Tottenham, en un partido de la Premier, el pasado día 2 / REUTERS / DYLAN MARTÍNEZ

La Federación inglesa de fútbol (FA) ha anunciado este jueves que, a partir de la temporada 2017/2018, entrará de oficio y sancionará a los futbolistas que hayan simulado una infracción. El máximo organismo del fútbol inglés busca penalizar la simulación y los piscinazos en sus ligas, y para ello ha aprobado una serie de reformas que le permitirán actuar de oficio para revisar las jugadas en las que un futbolista haya simulado y cuya acción posterior haya supuesto una ventaja, ya sea un penalti o la expulsión de un rival, para su equipo.

Un equipo formado por un exárbitro, un exjugador y un exentrenador revisará los lunes los encuentros de la jornada, analizará las jugadas y pasará los informes a la federación, quien decidirá las sanciones a los futbolistas que hayan simulado una infracción durante un lance del juego que no haya sido percibido por el árbitro.

IGUAL QUE UNA ROJA DIRECTA

Con esta medida, que ha sido aceptada y comunicada durante la asamblea general anual de la FA, celebrada este jueves, los jugadores que simulen recibirán un castigo similar al que obtendrían de haber sido expulsados con tarjeta roja directa. Según ha informado la FA, solo serán sancionadas las acciones que hayan derivado en un penalti o en la expulsión de un rival, siempre y cuando los tres miembros del panel estén de acuerdo.

Temas: Fútbol

0 Comentarios