Ir a contenido

Wenger resiste las críticas y decidirá su futuro a final de temporada

El francés, que lleva 20 años en el Arsenal, volvió a ser humillado en la Champions por el Bayern (5-1)

El técnico del ArsenalArsène Wenger, dijo que su futuro probablemente será decidido "en marzo o abril", mientras reflexiona sobre si aceptar la oferta de una extensión del contrato o abandonar a final de temporada el club que ha dirigido durante 20 años.

El francés habló ante la cadena de televisión alemana ZDF antes de la humillación del Arsenal ante el Bayern de Múnich el miércoles por 5-1, en los octavos de final de la Champions, pero los detalles de la entrevista han aflorado este jueves, cuando la especulación se intensificó sobre la intención de Wenger. Cuando se le preguntó cuándo iba a decidir si continuaría la próxima temporada, dijo: "Marzo, abril probablemente". Por otra parte, la BBC ha informado este jueves, sin citar fuentes, de que su futuro se determinaría al final de la temporada, cuando su actual acuerdo expira.

CASI EN SILENCIO

El francés, de 67 años, se quedó atónito, casi en silencio después del partido del miércoles, respondiendo solo tres preguntas en una conferencia de prensa que duró menos de tres minutos. Wenger deberá volver a hablar públicamente este viernes, momento en el que tendrá tiempo no solo de digerir la derrota por 5-1, sino también la reacción hostil de los expertos y exjugadores del Arsenal que se alinearon para predecir su fin este verano.

Pero la posición de Wenger en el club es tal que él decidirá efectivamente su propio destino. Los medios de comunicación británicos informaron de que se le había ofrecido un nuevo contrato de dos años, pero las leyendas del Arsenal Lee Dixon, Ian Wright y Bob Wilson dijeron que sentían que Wenger podría decidir marcharse. "Dudo que duerma mucho entre ahora y un horrible partido en Sutton el lunes por la noche", dijo Wilson. "Puede que diga 'basta'".

DEFICIENCIAS DE GESTIÓN

Los críticos se apresuraron a señalar que la explicación de Wenger de la paliza de Múnich -dijo que sus jugadores estaban "cansados ​​y carentes de organización"- reflejó sus propias deficiencias de gestión, y casi reflejó sus comentarios la última vez que su equipo fue golpeado, también por 5-1, por el mismo rival 18 meses antes.

El único apoyo parecía venirle del mánager del Bayern, Carlo Ancelotti. "Esto es fútbol", dijo. "Creo que Arsène tiene mucha experiencia, la experiencia para administrar este momento, este resultado y esperamos con interés el próximo partido".

0 Comentarios