Ir a contenido

INFRAESTRUCTURA SINGULAR

China construye la primera pista de atletismo rectangular

Los constructores cambiaron las curvas por ángulos rectos para acelerar las obras ante la inminentre visita de un líder provincial al condado de Tonghe

ADRIÁN FONCILLAS / Pekín

La nueva infraestructura del condado de Tonghe, con ángulos rectos en lugar de curvas. / YOUTUBE

La nueva pista de atletismo del condado chino de Tonghe (provincia septentrional de Heilongjiang) quizá desafíe a la física, al sentido común y a la ortodoxia deportiva, pero desnuda definitivamente de argumentos a los que ven en los chinos a unos copiadores compulsivos sin un ápice de creatividad: nunca antes se había visto una con ángulos rectos.

La infraestructura recién inaugurada es ya una celebridad en el país después de que la prensa local se fijara en ella. Sus calles no cuentan con las acostumbradas curvas, sino ángulos rectos, por lo que para la práctica del atletismo abre un nuevo espectro de posibilidades como el perfeccionamiento de la continua parada y aceleración. Es presumible que el público disfrute de un abanico de choques entre corredores y lesiones, aunque los expertos ya han alertado del probable empobrecimiento de las marcas.

Sensación "extraña" al girar

La explicación al absurdo, como otras veces, nace en la ilimitada voluntad de los políticos chinos por contentar a sus superiores. Lo ha explicado un funcionario local: un líder provincial había anunciado la visita sin mucho margen de maniobra al renovado estadio, donde las gradas ya lucían impecables y el césped del campo de fútbol parecía una alfombra, pero la pista de atletismo estaba irremediablemente avejentada, tan erosionada que imposibilitaba la repintura. Urgía rehacerla desde el principio, pero las prisas impedían tomar las abstrusas medidas de un circuito ovalado. Y decidieron ventilarse el trámite con líneas rectas.

"Todo lo demás está bien. El único problemas es la pista, no parece normal", ha explicado un ciudadano local en un programa de la televisión local. El presentador y una vecina han probado el nuevo circuito. "Me sentí un poco extraño al girar", admitió él. "Es fácil caerse", añadió ella. Otros expertos han abundado en obviedades. "Los ángulos rectos frenarán a los corredores y les impedirán obtener buenas marcas", según Li Yuxue, funcionario de la administración de deportes provincial. "Es imposible correr aquí", ha rematado Zhang Yong, un corredor de larga distancia que ha descrito la pista como un oprobio para la profesión.

Futuro incierto

La infraestructura, ridiculizada sin compasión en la red china, se enfrenta a un futuro incierto. Un funcionario ha reconocido que se diseñó así pensando en la visita de los superiores jerárquicos. "Nosotros también creemos que es fea, pero si los líderes no nos piden que la cambiemos, ¿qué se supone que tenemos que hacer?".

No es la primera vez que la inspección de un líder estimula la imaginación de funcionarios locales en aprietos. Los de la provincia sureña de Guangdong habían convertido un orfanato levantado con fondos públicos en sus oficinas y dormitorios propios, así que poco antes de la visita de su superior corrieron a pedir prestados huérfanos a un templo cercano. Y unos años atrás, el gobierno local pintó de verde la ladera rocosa de una montaña para darle un aspecto más respetuoso con el medioambiente.

0 Comentarios
cargando