Ir a contenido

Una dinastía familiar de campeones deportivos

La familia Espar reúne a tres componentes que presumen de títulos continentales en su palmarés

LUIS MENDIOLA / Barcelona

Hasta que tenía 14 años, Clara Espar no escogió entre el waterpolo y el baloncesto, sus dos grandes aficiones, fruto de esa cultura deportiva que siempre se ha vivido en casa de los Espar y que la llevó a practicar también el tenis y la natación.

De esa cultura también disfrutan la madre, Anna, una ultramaratoniana amante de las carreras de montaña, y el hermano mayor, Pol, de 23 años, practicante de triatlones. "Hacía natación, pero era aburrido, y también baloncesto. Y el waterpolo es una mezcla de los dos deportes", apunta como explicación.

>> Lea la información completa sobre la dinastía familiar de campeones en e-Periódico.

0 Comentarios