Ir a contenido

un vecino de CIUTAT VELLA... Toni Rovira

"Estoy muy a gusto en mi ático del Gòtic porque veo el mar"

CARME ESCALES
BARCELONA

en el emblemático café Marsella (Sant Pau, 65), Toni Rovira se había sentado muchas veces a dibujar. Le gustaba retratar a los personajes de la bohemia urbana. Buscaba en el rostro de las personas su fuerza vital y su riqueza. «Recuerdo a alguna prostituta, ya mayor, que mojaba pan en una taza de leche caliente. Y te preguntaba si querías un poco», rememora el pintor Toni Rovira, que evita decir su edad.

Sus cuadros pasaron del paisajismo de Tiana, al impresionismo que inspiró el barrio Gòtic y que descubrió al empezar a estudiar en la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos, en la plaza de la Verónica. «Por las mañanas ayudaba en el negocio familiar. Vendíamos vino. Y por las tardes venía a Barcelona a formarme como artista. Hubiera querido ser cantante, pero en casa no les hacía gracia. Como mi padre también pintaba, estudiar Bellas Artes y dedicarme a la pintura les pareció mejor», explica Rovira.

Sus cuadros se empezaron a mostrar en exposiciones que albergaban prestigiosas galerías de Barcelona y que firmas como las de Vázquez Montalbán, Josep Maria Gironella, Paco Candel, Terenci Moix y Lola Anglada -su vecina de Tiana y padrina artística- presentaban. Toni Rovira expuso también en Tokio, París, México y California.

Entrevistado y entrevistador

A raíz de una entrevista que le hicieron, como pintor, Toni Rovira pasó a colaborar en el programa La pintura es radio (Canal 39, que precedió a BTV). Desde entonces, Rovira es el pintor que hace televisión y el presentador que pinta, un personaje reversible, como el barrio en el que vive. «De día disfruto de su bullicio, de su variedad y riqueza humana. En mi escalera hay gente de países de origen muy diverso. Este distrito es un ejemplo de integración», considera.

«De noche, sé dónde encontrar la tranquilidad para disfrutar de la autenticidad de sus rincones. Para poder rememorar vivencias en plazas como la de Sant Felip Neri, un lugar de paso que me encanta, o la Rambla que, a pesar de los cambios, yo sigo encontrándome bien en ella, porque sé hallar el momento idóneo para cada lugar», expresa Rovira. «Soy un hombre de montaña con vistas al mar, por eso me encuentro tan a gusto en el ático de la calle Ample (Gòtic) desde el que veo el mar», indica el presentador del programa Toni Rovira y tú, que se emite desde hace 14 años en 25-TV y que esta noche inicia su nueva temporada en el canal BOM, en varias autonomías.

En la esquina de la vía Laietana con la plaza del Àngel, Rovira ha preparado muchos de sus programas. El café Cappuccino es como una extensión de su casa, un despacho para reunirse con colaboradores con los que avanza en proyectos, como la película en la que debuta como actor. «Chas y aparezco a tu lado es una comedia inspirada en los 80, dirigida por Miguel Puertas, de la que el 6 de octubre empezarán a emitirse cápsulas en redes sociales», avanza Rovira. Juanra Bonet, Jordi Sánchez, Vanesa Romero y Carmen de Mairena le acompañan en el reparto.

La calle de la música

La calle Ample, donde Toni Rovira disfruta de su vista al Port de Barcelona, había estado llena de tascas y tiendas de música, «por eso había mucha gente que se refería a ella como la calle de la música», recuerda el vecino, encantado de vivir en ella. «Soy un gran romántico, y me enamoro de los lugares», declara. Entre algunos de esos lugares, en Ciutat Vella, muy cerca de su hogar, Rovira destaca el edificio de Correos, «entrañable y escenario de múltiples rodajes cinematográficos» -apunta-, y el paseo marítimo. «Los domingos por la tarde me gusta pasear junto al mar. Desde la Via Laietana hasta las Golondrinas, busco recuerdos que conectan mi pasado y mi presente y vuelvo a tener conmigo a quienes ya no están», cuenta el artista, que también trabajó en Radio España y Punto Radio.

La espiritualidad de Rovira está presente en su manera de impregnarse del entorno en el que reside. «En realidad, mi casa es el barrio, en casa estoy muy poco. A mí me gusta salir y encontrarme con la gente. Antes lo hacía sobre todo para pintar cuadros. Y ahora es la gente y la vida en la calle las que me inspira ideas para mis programas», explica el presentador. «Me da igual que me encasillen como friki porque en nuestra sociedad resulte chocante hablar de valores y espiritualidad. ¿Qué se valora hoy en día?», señala Rovira.

Sus peculiares entrevistas a personajes como Montserrat Caballé, Mario Casas, Paul Carrack y Sara Montiel estrenarán el próximo fin de semana un nuevo formato en el programa Con Toni Rovira, que se emitirá los sábados y los domingos en 25-TV.

0 Comentarios
cargando