Ir a contenido

ESTE SÁBADO

Salut vigilará un acto pseudocientífico en Barcelona que promete un mundo sin cáncer

El encuentro "cuestiona" la honestidad de los médicos, según una denuncia colegial

Antonio Madridejos

Operación de cáncer de mama en el hospital Josep Trueta de Girona.

Operación de cáncer de mama en el hospital Josep Trueta de Girona. / ACN / Xavier Pi

El Departament de Salut de la Generalitat ha abierto un expediente informativo y desplazará un inspector a un congreso sobre supuestas terapias contra el cáncer que celebra este sábado en Barcelona y que se promociona bajo el lema "lo que tu médico no te está contando". El congreso había motivado las quejas del Col.legi de Metges de Barcelona (COMB), que lo calificó de reunión "pseudocientífica", y de diversas entidades de lucha contra la paraciencia y el curanderismo.

El director del Servei Català de la Salut (CatSalut), David Elvira, explicó el jueves que se analizarán los contenidos del acto para observar si pueden resultar un potencial peligro para la salud pública. "El servicio de inspección está activado", afirmó. Salut no tiene capacidad para vetar la celebración de un acto de esas características antes de conocer sus contenidos exactos -"no sabemos ni lo que se dirá ni lo que se promocionará"-, pero sí puede trasladar el caso a la Fiscalía si detecta manifestaciones o actuaciones que puedan ser constitutivas de un delito.

¿Saber la verdad?

"Es tiempo de saber la verdad, todos merecemos conocer la historia real y auténtica. La verdad sobre el cáncer que nadie te está contando", recoge la página web donde se anuncia el congreso. La organizadora principal es Cocó Deborah Morales, que se autodefine como especialista en medicina integral y naturopatía.  También figura como "doctora", aunque en su biografía no consta que haya estudiado en ninguna facultad de medicina, sino en el Colegio de Ciencias Biológicas de la Salud de Alicante, donde se desarrollan algunas pseudoterapias como nutrición bioenergética o terapia cuántica.

Participan entre otros Suzanne Powell, norirlandesa afincada en Barcelona, psiquiatra filosófica, profesora de cursos zen y especialista en "nutrición ortomolecular"; Josep Pàmies, agricultor leridano que se dio a conocer por su lucha contra los transgénicos y su promoción del edulcorante estevia, además de asegurar que el ébola se cura con un extracto de plantas, y Txumari Alfaro, naturópata navarro que se hizo muy popular en un programa televisivo sobre terapias tradicionales y que, entre otras estrafalarias ocurrencias, aconsejaba beberse los propios orines.

Elvira destacó que el COMB y el Departament de Salut están bien coordinados, y en caso de que "haya un medico que inste o recomiende a la ciudadanía algún tipo de acción terapéutica que no sea conciliable con la evidencia científica, hay consecuencias que gestiona el colegio" en relación con los médicos colegiados.

El COMB alertó de que solo el titular de la conferencia ya "pone en duda, de manera explícita, el papel de los médicos a la hora de informar de forma veraz sobre el cáncer a los pacientes y a los ciudadanos en general". Sin embargo, como las competencias del órgano colegial para abrir las diligencias oportunas se limitan a si en esa charla intervienen sus colegiados, el COMB trasladó la advertencia a Salut. "Nuestras competencias son sobre médicos colegiados, pero como institución nos tenemos que preocupar por velar por la salud pública y aquí viene implícita una sugerencia de que ocultamos información a los pacientes. Esto atenta contra la confianza con ellos y contra su derecho a la información veraz", explica el doctor Gustavo Tolchinsky, secretario de la Junta del COMB.

El COMB ha pedido la colaboración de profesionales, medios de comunicación y otras entidades e instituciones para evitar la realización y difusión de prácticas que generen confusión o engaño a los ciudadanos en lo referente a su salud", con el prejuicio que les puede suponer.

Alfonso López Borgoñoz, portavoz de ARP Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico, recuerda que una cuestión es la libertad de expresión -"la gente puede divulgar lo que quiera"-, pero por delante va el derecho al cumplimiento de las normas de salud. En medicina hay que ser veraz y demostrarlo", prosigue López Borgoñoz. "Es curioso que ahora salgan con estas tonterías sobre el cáncer cuando jamás se había progresado tanto en su curación", añade.

El método científico: la verificación y el rigor

"La medicina actual está basada en el rigor, en el método científico", insiste Tolchinky. Todos los medicamentos están basados en una investigación básica realizada previamente, se validan con ensayos clínicos muy pormenorizados y pasan por comités éticos antes de su implementación. No puede ser, lamenta el representante del COMB, que una persona deje un tratamiento que parece no funcionar "simplemente porque alguien le ha dicho que lo que sufre es debido a un proceso emocional". Los médicos incurren en una mala praxis profesional, e incluso pueden acabar cometiendo un delito, si cometen una "estafa" científica, dice Tolchinsky. Lo peor de todo, además, es que en muchas ocasiones las personas más vulnerables son las más engañadas.

Temas: Estafas Cáncer

0 Comentarios
cargando