Ir a contenido

'DOODLE' ASTRONÁUTICO

Sonda Cassini: las tres claves del gran hallazgo de la nave en Saturno

El robot de la NASA inicia la última fase de su misión, que acabará con su autodestrucción

La sonda Cassini, sobre los anillos de Saturno, en una recreación artística

La sonda Cassini, sobre los anillos de Saturno, en una recreación artística. / periodico

■ La sonda Cassini se desintegra en la atmósfera de Saturno

La sonda Cassini de la NASA ha comenzado su periplo final de 22 órbitas alrededor de Saturno tras un último encuentro con la luna nebulosa Titán. Por este motivo, Google ha dedicado a la nave su 'doodle' de este miércoles 26 de abril del 2017.

El gran hallazgo de la nave espacial en sus casi 20 años de misión ha sido el reconocimiento de que la luna de Saturno Encélado tiene condiciones para albergar vida. Estas son las tres claves del descubrimiento:

1. HIDRÓGENO Y DIÓXIDO DE CARBONO

La sonda Cassini detectó en el 2015 en Encélado hidrógeno y dióxido de carbono, unos compuestos esenciales para las formas de vida más básicas.

2. OCÉANO BAJO LA SUPERFICIE HELADA

Estas sustancias proceden de la actividad hidrotermal que se desarrolla en el fondo del océano que existe bajo la superficie helada de esta luna de Saturno. Si en ella hubiera formas de vida primitivas, como bacterias, podrían sustentar su supervivencia en estos compuestos.

3. PRINCIPAL CANDIDATO A SITIO HABITABLE FUERA DE LA TIERRA

La combinación de hidrógeno y dióxido de carbono ha convertido a Encélado en el mejor candidato a sitio habitable fuera de la Tierra, según la NASA. Está demostrado que la luna de Saturno dispone de todos los ingredientes esenciales para la vida. Solo faltan el fósforo y el azufre, pero los científicos sospechan que la composición química de las rocas del planeta los contenga.

Superficie de Encélado, vista por la sonda Cassini

NASA

Superficie de Encélado, vista por la sonda Cassini.

ÚLTIMO ACERCAMIENTO A TITÁN

En los últimos días, la nave espacial Cassini hizo su 127º y último acercamiento a Titán el 22 de abril a las 6.08 UTC, pasando a una altitud de aproximadamente 979 kilómetros sobre la superficie de la luna.

La sonda Cassini transmitió sus imágenes y otros datos a la Tierra después del encuentro. Los científicos de Cassini analizarán ahora su conjunto final de nuevas imágenes de radar de los mares y de los lagos del hidrocarburo que se extienden a través de la región polar del norte de Titán.

La cobertura de imagen proyectada incluye una región previamente vista por las cámaras de imagen de la nave Cassini, pero no por radar. El equipo de radar también planea usar los nuevos datos para investigar las profundidades y composiciones de algunos de los pequeños lagos de Titán durante la primera y última vez, y buscar nuevas pruebas de la evolución de los rasgos que los investigadores llaman la "isla mágica".

"La exploración de Titania por parte de Cassini está ahora detrás de nosotros, pero el rico volumen de datos que la nave espacial ha recolectado alimentará el estudio científico en las décadas venideras", dijo en un comunicado Linda Spilker, investigadora del proyecto en el Jet Propulsion Laboratory de la NASA.

LA NAVE ENFILA SU 'GRAN FINAL'

El sobrevuelo también puso a la sonda Cassini en curso hacia su último acto, conocido como Gran Final. A medida que la nave espacial pasaba por encima de Titán, la gravedad de la luna alteró la órbita de la sonda robótica para que en lugar de pasar justo fuera de los anillos principales de Saturno, Cassini comenzara una serie de 22 inmersiones entre los anillos y el planeta el 26 de abril. La misión concluirá con una inmersión en la atmósfera de Saturno el 15 de septiembre que provocará la autodestrucción de la sonda Cassini.

Earl Maize, gerente de proyecto de Cassini en el JPL, dijo: "La nave espacial está ahora en una trayectoria balística, de modo que incluso si tuviéramos que renunciar a los ajustes futuros de pequeños recorridos con propulsores, todavía entraríamos en la atmósfera de Saturno el 15 de septiembre".

Cassini recibió un gran aumento en la velocidad de aproximadamente 860,5 metros por segundo con respecto a Saturno desde el encuentro cercano con Titán.

UN DÍA FUERA DE CONTACTO

El primer salto final de la nave espacial tendrá lugar el 26 de abril a las 9.00 UTC. La nave espacial estará fuera de contacto durante la inmersión y durante aproximadamente un día después mientras hace observaciones científicas cercanas al planeta. Se espera que las imágenes y otros datos comiencen a fluir poco después de que se restablezca la comunicación, a partir del 27.

Al llegar el fin de sus misiones debido al agotamiento del combustible que permite cambiar de trayectoria aprovechando las fuerzas gravitacionales, algunas sondas espaciales son abandonadas orbitando perpetuamente los objetos celestes que han estudiado, pero en este caso los científicos no quieren correr riesgos.

AUTODESTRUCCIÓN PARA EVITAR RIESGOS DE CONTAMINACIÓN

De caer accidentalmente en Encélado o en alguna de las otras 61 lunas de Saturno, varias de las cuales pudieran tener características similares, como Titán, los organismos microscópicos vivos que pudiera portar Cassini podrían comprometer el eventual desarrollo de vida en ella (los experimentos llevados a cabo en la Estación Espacial Internacional han mostrado que los microbios pueden sobrevivir durante años a temperaturas extremas, a la radicación y al vacío espacial).

La sonda Cassini, un proyecto conjunto de la NASA, la Agencia Espacial Europea (ESA) y la italiana ASI, va a ser ahora puesta en un curso por una zona no explorada entre Saturno y sus anillos para que, a los 122.000 kilómetros por hora a que vuela, entre en la atmósfera gaseosa de ese planeta en septiembre próximo.

De este modo, el robot espacial "se romperá, derretirá, vaporizará y se convertirá en parte del mismo planeta al que partió hace 20 años para explorarlo", aseguró esta semana el responsable del proyecto Cassini, Earl Maize. 

INCREÍBLES DESCUBRIMIENTOS

Antes de precipitarse contra el planeta gigante, a mediados de septiembre, el robot espacial Cassini orbitará 22 veces el curso inexplorado al que será lanzado, con el fin de conseguir las últimas observaciones científicas de su misión. "Ninguna nave espacial ha atravesado esta región única, que intentaremos cruzar 22 veces" antes del final definitivo de la sonda, dijo Thomas Zurbuchen, administrador adjunto de la Dirección de Misiones Científicas de la NASA en Washington.

La sonda robótica fue lanzada al espacio en octubre de 1997 y, desde entonces, ha estado investigando el inmenso planeta, sus anillos y su campo magnético, especialmente desde el 2004, año en que llegó a sus inmediaciones y empezó el estudio de Titán, la luna mayor de Saturno, y sus otros satélites. Pese a que se suponía que la sonda debía concluir sus trabajos a finales de 2008, se mantuvo activa, con sus 12 instrumentos transmitiendo información del sistema, por lo que la NASA decidió en 2010 prolongar su misión hasta este año.

Durante el tiempo que ha estudiado Saturno, Cassini ha hecho numerosos e increíbles descubrimientos, incluyendo la actividad hidrotermal existente en el "océano global" dentro de la luna helada de Encélado, así como los mares líquidos de metano de Titán.

0 Comentarios
cargando