Ir a contenido

El submarino 'Ictineu' realiza las primeras pruebas bajo el agua

El vehículo se usará para investigación, intervenciones en emergencia y control de aguas

La empresa Ictineu Submarins ha realizado las primeras pruebas bajo el agua con el submarino científico Ictineu3, un vehículo que podrá alcanzar profundidades de hasta 1.200 metros y que servirá para realizar tareas de investigación científica, intervención submarina en casos de emergencia y estudios del estado de las aguas.

El Ictineu3, que se acabó de construir el pasado mes de octubre, se ha sumergido este jueves en dos ocasiones en una piscina de la depuradora de Sant Feliu de Llobregat, gracias a la colaboración de Aguas de Barcelona y del Ayuntamiento. "En el submarino había tres tripulantes, hemos hecho las maniobras de descenso y ascenso del Ictineu y todo ha funcionado bien", ha explicado la directora de operaciones de Ictineu Submarins, Carme Parareda.

La empresa continuará realizando en la depuradora más pruebas de validación de los sistemas de flotabilidad, navegación, comunicación y seguridad del submarino, como paso previo a los tests en un puerto y en el mar.

El submarino Ictineu3, con capacidad para tres tripulantes, podrá alcanzar profundidades de hasta 1.200 metros y es el primero de estas características que se construye en Catalunya. Su construcción ha requerido de diez años de trabajo y de la inversión de 2,5 millones de euros, procedentes de subvenciones y préstamos públicos, fondos privados, préstamos bancarios y aportaciones ciudadanas a través de una campaña de micromecenazgo.

La directora de operaciones de Ictineu Submarins explica que el submarino "tendrá muchas utilidades como hacer investigación científica sobre el fondo marino, documentales bajo el mar, arqueología subacuática, estudios del estado de las aguas, inspecciones de infraestructuras submarinas, así como poder llevar a gente a pasear bajo el mar".


0 Comentarios