Ir a contenido

Patrocina:

EL 'CASO FROOME'

Salbutamol, el medicamento de los asmáticos

Es un producto broncodilatador comercializado con el nombre de 'Ventoline'

Chris Froome, consumidor de Ventoline.

Chris Froome, consumidor de Ventoline. / AFP / LIONEL BONAVENTURE

El salbutamol, el producto por el cual el ciclista Chris Froome puede ser sancionado con un positivo por dopaje en la última Vuelta a España, es la sustancia utilizada habitualmente para aliviar el asma, una afección que sufre una parte importante de los deportistas, sobre todo ciclistas. Se trata de un broncodilatador que se comercializa normalmente con el nombre de 'Ventoline'.

El Ventoline es un estimulante del aparato respiratorio, pero utilizado en altos dosis puede tener los efectos de un anabolizante; es decir, que favorece el aumento de la masa muscular y la disminución de la grasa corporal. Es por ello que figura en la lista de sustancias prohibidas y precisa de una autorización especial en cada caso y en cada prueba para poder ser utilizado.

El máximo consumo previsto por el reglamento queda establecido en los 1.000 nanogramos por mililitro. Por encima de este límite, el uso de salbutamol puede provocar una sanción por dopaje. Es el caso en el que ha incurrido Froome, al que se se detectó el doble de ese umbral el pasado 7 de septiembre, en la etapa entre Suances y Santo Toribio de Liébana (Cantabria). En ninguno de los otros 20 controles de la Vuelta a España el ciclista británico había sobrepasado el límite reglamentario.

Por encima de esos 1.000 nanogramos por mililitro, el deportista debe probar a traves de un estudio de farmacocinética que este resultado anormal es consecuencia del uso de una dosis terapéutica por inhalación, según contempla la regulación del consumo de este medicamento por parte de los deportistas profesionales.

"El Ventoline mejora la respiración incluso entre los no asmáticos. Un simple uso vasodilatador aumenta el consumo de oxígeno en 0,3 litros", dice el doctor Jean-Pierre de Mondenar, especialista en cuestiones antidopaje y autor de un estudio que demuestra que el deporte de alto nivel favorece el asma. "Hoy en día, en deportes de fuerte ventilación, como el remo, el esquí de fondo o el ciclismo, muchos deportistas son asmáticos. Hay más asmáticos entre los deportistas de alto nivel que en la población en general porque esto deportes demandan ventilaciones enormes", afirma el doctor, que advierte también que algunos deportistas no asmáticos toman Ventoline para mejorar su rendimiento.

0 Comentarios
cargando