• Viernes 19 septiembre 2014, 19:47 h

elPeriódico.com

Regístrate | Iniciar sesión

LA DECLARACIÓN DE SOBERANÍA

Sin libertad de voto

Jueves, 24 de enero del 2013 Antoni Cisteró (Barcelona)

Qué oportunidad perdida. Una oportunidad de demostrar qué tipo de país deseamos y de dejar atrás el dominio dictatorial de los aparatos de los partidos. Catalunya es la única comunidad sin ley electoral propia. Otros simplemente han copiado la estatal, pero aquí, ni eso. Con ausencia total de vergüenza, los partidos mayoritarios mantienen una ley obsoleta, centralista, desequilibrada y alejada del pueblo, pasándose por el forro incluso informes de expertos convocados por ellos mismos. Dar libertad de voto (el PSC, pero también CiU) el 23 de enero sobre la famosa declaración de soberanía hubiera paliado algo su vergonzoso historial. En el 2010, el Parlament aprobó la prohibición de las corridas de toros, dando ¿ahora se ve que con una cierta dosis de cinismo¿ libertad de voto a los parlamentarios. ¿No es la Declaración de Soberanía un tema más importante y, sobre todo, que proviene de lo más profundo de la persona (y por tanto del político), como para poder aplicar una licencia semejante? Quizá el resultado hubiera sido similar (algunos de Unió hubieran votado que no, algunos del PSC que sí) pero el sentimiento democrático habría salido reforzado. Una conducta parlamentaria más abierta y tolerante tendría una consecuencia muy necesaria hoy en Catalunya: reducir la crispación y la bipolarización en el interior de CiU, del PSC y, también y sobre todo, del pueblo catalán, que se ve reflejado, pero representado no tanto, por sus excitados parlamentarios. ¿Cómo se puede decidir a dedo la decisión de decidir sobre el derecho a decidir?

Si quiere debatir sobre este tema, escríbanos a cartalector@elperiodico.com o a nuestra cuenta de Twitter @EPentretodos

EL PERIÓDICO publica opiniones, réplicas y sugerencias de interés general, respetuosas hacia las personas e instituciones. Las cartas enviadas podrán ser extractadas. Aun así, resulta imposible publicarlas todas. Para publicarlas, EL PERIÓDICO se reserva la posibilidad de pedir datos adicionales como DNI, domicilio y teléfono con el fin de contrastar su contenido y la identidad del autor. No se mantendrá correspondencia por correo electrónico ni se atenderán visitas o llamadas telefónicas sobre cartas o comentarios no publicados en cualquiera de los soportes de EL PERIÓDICO.
QUEJAS: Los lectores pueden expresar sus quejas al diario o bien al Consell de la Informació de Catalunya (CIC). Al CIC solo cuando consideren que se han vulnerado los principios recogidos en el Código Deontológico, por el tratamiento que dan los medios informativos sobre los diferentes temas. Pueden dirigirse al Consell de la Informació de Catalunya llamando al 93 317 19 20.