• Miércoles 20 agosto 2014, 16:29 h

elPeriódico.com

Regístrate | Iniciar sesión

LOS CASOS DE CORRUPCIÓN

Licuar y disolver responsabilidades

Viernes, 1 de febrero del 2013 David Llistar Bosch (El Masnou)

Se han reconocido históricamente estrategias de ciertos grupos para licuar sus deudas privadas y disolverlas en la sociedad. Algo así se está produciendo en España: las deudas de promotores del ladrillo y de lujos de nuevo rico (empresarios, bancos, partidos políticos, altos funcionarios) han sido nacionalizadas y asumidas por las clases medias y bajas en forma de austeridad de clase. Una vez transferida la deuda privada al Estado, ¿quién se atreve a ajustar cuentas a los responsables y estimar cuánto deben? Véanlo en los juicios a los Bárcenas, Rato, Camps, Blanco, Millet... Asistimos ahora a la segunda gran licuación de responsabilidades. Ante el engorde de la deuda pública, el fondo de reserva de la Seguridad Social se está destinando a comprar deuda española. Los golosos del ladrillo y los que se enriquecieron maldirigiendo empresas o gobiernos no solo nos arrancarán el hoy, sino también el mañana: el nuestro y el de nuestros hijos. Y lo harán habiendo licuado y disuelto sus responsabilidades en la sociedad. ¿O es que cuando no quede nada en la caja común de la Seguridad Social, alguien sabrá quién ha metido la mano? Debemos parar esto, movernos rápido y hacer que paguen los que hundieron sus manos en la caja.

Si quiere debatir sobre este tema, escríbanos a cartalector@elperiodico.com o a nuestra cuenta de Twitter @EPentretodos



Si quiere debatir sobre este tema, escríbanos a cartalector@elperiodico.com o a nuestra cuenta de Twitter @EPentretodos

EL PERIÓDICO publica opiniones, réplicas y sugerencias de interés general, respetuosas hacia las personas e instituciones. Las cartas enviadas podrán ser extractadas. Aun así, resulta imposible publicarlas todas. Para publicarlas, EL PERIÓDICO se reserva la posibilidad de pedir datos adicionales como DNI, domicilio y teléfono con el fin de contrastar su contenido y la identidad del autor. No se mantendrá correspondencia por correo electrónico ni se atenderán visitas o llamadas telefónicas sobre cartas o comentarios no publicados en cualquiera de los soportes de EL PERIÓDICO.
QUEJAS: Los lectores pueden expresar sus quejas al diario o bien al Consell de la Informació de Catalunya (CIC). Al CIC solo cuando consideren que se han vulnerado los principios recogidos en el Código Deontológico, por el tratamiento que dan los medios informativos sobre los diferentes temas. Pueden dirigirse al Consell de la Informació de Catalunya llamando al 93 317 19 20.