• Jueves 24 julio 2014, 02:11 h

elPeriódico.com

Regístrate | Iniciar sesión

POLÍTICA

Huir de la España rancia

Domingo, 26 de mayo del 2013 Anna Martínez (Barcelona)

No quiero vivir en un país donde mis hijos deban asistir a clases de religión en las aulas públicas. Donde mi hija no pueda abortar con libertad y condiciones dignas si algún día se le rompe el preservativo manteniendo relaciones con su pareja. Donde la justicia sea un lujo. En un país que no respeta y alienta su diversidad. No quiero el país que no quisieron mis padres. No quiero verme abocada a votar a favor de la independencia de Catalunya como mal menor frente a la ofensiva patriótica y neocon del Partido Popular. Y no quiero muchas otras cosas que entiendo que hay que consensuar, pero no estas: estas son innegociables. Que los católicos ofrezcan la educación a sus hijos que consideren mejor, pero no a los míos. A los antiabortistas: que no aborten. A quienes quieran una justicia igualitaria y accesible para todos: que no la usen. A los que les incomode la lengua catalana: que no la hablen. El mejor antídoto para el independentismo es una España plural, respetuosa e inclusiva, pero no esta. Los cantos de sirena del independentismo son atractivos, y a los catalanes que creemos en otra España se nos acaban los argumentos. No votaré sí a la independencia por la cuestión patriótica y romántica, ni por la del agravio fiscal, ni porque la derecha catalana vaya a dejar de aplicar las medidas de choque neoliberales. Si voto sí a la independencia será para huir de esta España rancia y neofascista, y lo haré con muchísima tristeza.



Si quiere debatir sobre este tema, escríbanos a cartalector@elperiodico.com o a nuestra cuenta de Twitter @EPentretodos

EL PERIÓDICO publica opiniones, réplicas y sugerencias de interés general, respetuosas hacia las personas e instituciones. Las cartas enviadas podrán ser extractadas. Aun así, resulta imposible publicarlas todas. Para publicarlas, EL PERIÓDICO se reserva la posibilidad de pedir datos adicionales como DNI, domicilio y teléfono con el fin de contrastar su contenido y la identidad del autor. No se mantendrá correspondencia por correo electrónico ni se atenderán visitas o llamadas telefónicas sobre cartas o comentarios no publicados en cualquiera de los soportes de EL PERIÓDICO.
QUEJAS: Los lectores pueden expresar sus quejas al diario o bien al Consell de la Informació de Catalunya (CIC). Al CIC solo cuando consideren que se han vulnerado los principios recogidos en el Código Deontológico, por el tratamiento que dan los medios informativos sobre los diferentes temas. Pueden dirigirse al Consell de la Informació de Catalunya llamando al 93 317 19 20.