• Sábado 23 agosto 2014, 09:27 h

elPeriódico.com

Regístrate | Iniciar sesión

SANIDAD

Empleados públicos: "Tu hija le salvó la vida a mi padre"

Sábado, 15 de junio del 2013 Laura Puy (Badalona)

Respondo a la carta de Marifé Muñoz, "Hoy he salvado una vida", del 12 de junio. Seguramente, como enfermera de emergencias, su hija debe recibir avisos como el que describe con frecuencia, pero para mí y mi familia aquel fue muy especial: creo que el señor a quien se refiere en la carta es mi padre. Y puedo decir es porque, gracias al equipo del que formaba parte Laura, hija suya y ¿casualidades de la vida¿ exalumna mía, mi padre está vivo y se encuentra en Can Ruti esperando que le implanten un marcapasos. El 11 de junio por la tarde, mi padre sufrió un paro cardíaco y el equipo de Laura luchó para que él, que se debatía entre la vida y la muerte, pudiera salir adelante. Fueron dos larguísimas horas de intenso trabajo antes de poder trasladarlo al hospital. Los medios técnicos fueron más bien justos, por supuesto como consecuencia de los recortes, que no permiten revisar o renovar las máquinas con la frecuencia deseable. Pero donde los recortes no se dejaron sentir en absoluto fue en las personas, tanto en lo profesional como en el trato humano. Aquellas personas, Laura incluida, lucharon por mi padre como si fuera el más importante de sus vidas en ese momento, sin demostrarnos ni un solo instante hasta qué punto deben estar quemados por los tijeretazos que han sufrido sus sueldos y sus derechos laborales. Solo se lo podemos agradecer diciéndoles gracias, porque no hay sueldo que pueda pagar lo que hicieron la otra noche. Ojalá toda la sociedad pudiera sentirse igual en manos de nuestros gobernantes que mi padre en las de ellos.



Si quiere debatir sobre este tema, escríbanos a cartalector@elperiodico.com o a nuestra cuenta de Twitter @EPentretodos

EL PERIÓDICO publica opiniones, réplicas y sugerencias de interés general, respetuosas hacia las personas e instituciones. Las cartas enviadas podrán ser extractadas. Aun así, resulta imposible publicarlas todas. Para publicarlas, EL PERIÓDICO se reserva la posibilidad de pedir datos adicionales como DNI, domicilio y teléfono con el fin de contrastar su contenido y la identidad del autor. No se mantendrá correspondencia por correo electrónico ni se atenderán visitas o llamadas telefónicas sobre cartas o comentarios no publicados en cualquiera de los soportes de EL PERIÓDICO.
QUEJAS: Los lectores pueden expresar sus quejas al diario o bien al Consell de la Informació de Catalunya (CIC). Al CIC solo cuando consideren que se han vulnerado los principios recogidos en el Código Deontológico, por el tratamiento que dan los medios informativos sobre los diferentes temas. Pueden dirigirse al Consell de la Informació de Catalunya llamando al 93 317 19 20.