• Martes 30 septiembre 2014, 17:45 h

elPeriódico.com

Regístrate | Iniciar sesión

SOCIEDAD

Alumnos sordos: vivir sin limitaciones

Lunes, 10 de junio del 2013 Alícia Sort (Barcelona)

Soy sorda profunda de nacimiento y estoy terminando el tercer curso de Psicología en la Universitat de Barcelona. Trabajo en la comisión de juventud de la Federació de Persones Sordes de Catalunya (FESOCA). Soy una de los jóvenes de la primera generación del sistema de educación bilingüe en la lengua oral y la lengua de signos. Domino tres idiomas: catalán, castellano e inglés. Ha sido muy decepcionante oír decir a la señora Alba Espot, directora general de Educació Infantil i Primària, que después de la ESO los sordos no deberían necesitar intérprete. En clase, los sordos utilizamos un intérprete porque no oímos. Eso no quiere decir que no sepamos hablar o leer los labios.
Pero el intérprete nos da acceso a la información independientemente de esas habilidades. Cada persona sorda sabe lo que necesita; depende del tipo de sordera, el momento de su aparición, el grado de la pérdida de audición...Yo utilizo intérprete en mi carrera y estoy muy satisfecha con este recurso. Gracias a la lengua de signos puedo reír al mismo tiempo que mis compañeros del chiste del profesor, recibir la misma información que ellos y sentirme segura de mí misma. La Conselleria de Ensenyament y la entidad CREDAC de Barcelona, ¿¿deben escuchar a las personas sordas y respetar y dar el apoyo a las necesidades de cada una para vivir sin barreras. La experiencia de muchos sordos que han vivido la situación de intentar seguir las clases leyendo los labios de un profesor en clase es horrible y agotadora. Los alumnos sordos tenemos el derecho de tener un intérprete en el ámbito educativo para vivir sin limitaciones.



Si quiere debatir sobre este tema, escríbanos aquí

EL PERIÓDICO publica opiniones, réplicas y sugerencias de interés general, respetuosas hacia las personas e instituciones. Las cartas enviadas podrán ser extractadas. Aun así, resulta imposible publicarlas todas. Para publicarlas, EL PERIÓDICO se reserva la posibilidad de pedir datos adicionales como DNI, domicilio y teléfono con el fin de contrastar su contenido y la identidad del autor. No se mantendrá correspondencia por correo electrónico ni se atenderán visitas o llamadas telefónicas sobre cartas o comentarios no publicados en cualquiera de los soportes de EL PERIÓDICO.
QUEJAS: Los lectores pueden expresar sus quejas al diario o bien al Consell de la Informació de Catalunya (CIC). Al CIC solo cuando consideren que se han vulnerado los principios recogidos en el Código Deontológico, por el tratamiento que dan los medios informativos sobre los diferentes temas. Pueden dirigirse al Consell de la Informació de Catalunya llamando al 93 317 19 20.