Ir a contenido

MODELO DE CIUDAD

Les Corts encara la recta final de la supermanzana de la Maternitat y Sant Ramon

La culminación del núcleo pacificado requerirá de una inversión de dos millones de euros

"Queremos recuperar la idea de pueblo y casco antiguo", explica el concejal del distrito

El Periódico

benavent proposta

Imagen virtual de la propuesta de reforma en la calle de Benavent.  / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

Barcelona encara la recta final del programa de supemanzanas de la ciudad con la culminación del núcleo de la Maternitat y Sant Ramón, en el distrito de Les Corts, que estará completado este año. La teniente de alcaldía de Urbanismo, Janet Sanz, explica que la actuación, que tendrá un coste de unos dos millones de euros, consiste en intervenir sobre algunas de las calles que quedan delimitadas por la Travessera de Les Corts, la calle de la Riera Blanca, la Avenida de Madrid y la Gran Via de Carles III. 

El proceso de implantación de esta supermanzana se inició en el anterior mandato, con trabajos de pacificación alrededor de las calles afectadas, y ahora se inician cuatro actuaciones más que completarán el proyecto. La primera reforma, en la calle de Conxita Supervia, se empezó a ejecutar el pasado mes de noviembre, con previsión de que finalice en agosto del próximo año.

Así quedará la calle de Conxita Supervia.

Con la intención de implantar un espacio pacificado exclusivo para peatones, se modificará el trazado de la calle a partir de una serie de dunas con una ligera topografía que harán desaparecer la presencia de coches y de vehículos aparcados. El recorrido culminará en un espacio de reunión situado frente a la fachada del centro cívico Joan Oliver. Solo podrán acceder al lugar los vehículos que tengan que entrar en aparcamientos o los de servicios y urgencias. 

Conexión eliminada

Con esta actuación se eliminará la conexión actual entre la Gran Via de Carles III y la calle del Comandant Benítez, espacio donde se instalarán nuevos parterres con árboles y vegetación arbustiva. También se aprovechará para mejorar el alcantarillado y la recogida de aguas y sustituir las farolas existentes por unas nuevas de alta eficiencia. En la calle de Benavent empezarán las obras a principios de año para convertir la actual sección de vial en una gran zona ajardinada, ensanchando la acera e instalando un parterre de tres metros de ancho.

En esta calle se seguirá manteniendo un solo carril y se conservará la hilera de aparcamiento existente en el lado Llobregat. Otro de los puntos donde se actuará será en la calle Regent Mendieta, donde se creará una nueva sección con plataforma única con objetivo de reducir sensiblemente la velocidad de los vehículos y dar prioridad al peatón. La vía, que se empezará a habilitar en enero, tendrá asfalto rojizo en la parte central.

Aspecto definitivo de Regent Mendieta. 

La última intervención tendrá lugar en septiembre, en las calles del Pintor Pahissa y del Comte Güell, que se convertirán en plataforma única de prioridad invertida (el viandante respecto de los vehículos). El concejal del distrito de Les Corts, Agustí Colom, considera que estas modificaciones "no alteran el uso del espacio", pues son "calles de poca circulación". Además, confía en que, gracias a la sipermanzana, el espacio "recupere la idea de pueblo y de casco antiguo de cara al uso más cívico".

Temas: Urbanismo

0 Comentarios
cargando