Ir a contenido

LA LUCHA CONTRA LA CONTAMINACIÓN

Todo lo que debe saber del veto circulatorio por polución en Barcelona

El viernes entra en vigor la primera gran medida para regular el impacto del tráfico rodado metropolitano

Víctor Vargas Llamas

Nueve meses después de que la Generalitat, el Área Metropolitana de Barcelona y el ayuntamiento de la capital catalana consensuaran un acuerdo histórico para reducir sustancialmente el impacto del tráfico rodado en el aire que respiran los ciudadanos, se alumbrará la primera de las medidas de gran calado. A partir del próximo viernes los vehículos más contaminantes tendrán prohibido circular en la mayor parte de las calles de la capital catalana los días en los que se declare un episodio de elevada polución atmosférica. Será el primer paso de un calendario definitivo y unas medidas concretas que se consensuaron el pasado marzo, en el transcurso de la cumbre para la mejora de la calidad del aire en la conurbación de Barcelona.

La nueva estrategia medioambiental se ha marcado como objetivo prioritario la reducción de un 30% de la carga contaminante vinculada al tráfico en los próximos 15 años, en aras de mejorar la salud de los ciudadanos. A medio camino de esa exigente carrera las autoridades se han comprometido a una reducción de un 10% en las emisiones sobre el asfalto que permitan alcanzar los niveles recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Según los datos que manejan las autoridades, en el área metropolitana se registran alrededor de 3.500 muertes prematuras al año como consecuencia del perjuicio que representan la polución.

La elevada polución causa unas 3.500 muertes al año en el área metropolitana

La primera fecha clave tiene que ver con un recurso episódico, el de situaciones críticas relacionadas con el NO2 y las partículas en suspensión, pero la finalidad es acometer intervenciones estructurales a medio plazo que permitan optimizar los registros ambientales a diario. La puesta en marcha de la hoja de ruta en la lucha contra la contaminación presenta unos claros objetivos para mejorar la calidad de vida de la población del entorno metropolitano. Pero también arroja un puñado de incógnitas sobre cómo será su ejecución sobre el terreno y la afectación en el día a día de los ciudadanos. Esta información trata de dar respuesta a esas cuestiones.

Texto Alternativo

AUTOR FOTO

Pie de foto

¿Qué restricciones se aplican y a qué vehículos afecta?

El 1 de diciembre entrará en vigor en el área metropolitana de Barcelona el protocolo de restricciones de tráfico para los vehículos más contaminantes en aquellos días en los que se produzcan registros de polución atmosférica que superen los umbrales marcados por los organismos internacionales. Los vehículos afectados son los turismos de gasolina matriculados antes del 2000 y los automóviles diesel que ya circulaban antes del 2006. La restricción también apunta a las furgonetas que ya estaban sobre el asfalto antes de la normativa Euro 1 (previas a 1994). 

Impacto de la contaminación en Barcelona / JULIO CARBÓ

Para decretar la medida deben superarse los 200 microgramos por metro cúbico de dióxido de nitrógeno en más de una estación de medición de calidad del aire durante al menos una hora, episodios que en la conurbación de la capital catalana se producen entre 0 y 3 veces de media al año. El otro parámetro a tener en cuenta es el referente a las partículas en suspensión PM-10, para las que está prevista la activación del protocolo si se superan los 80 microgramos por metro cúbico en más de una estación durante un día o los 50 microgramos durante tres días consecutivos. Esta última circunstancia se produce, a lo sumo, en una ocasión al año de media en el territorio metropolitano, momento quer comporta la declaración de episodio, peroi no restricciones de tráfico. Situaciones que afectan a toda la ciudadanía pero que tiene un impacto de mayor calado entre los niñosancianosembarazadas personas con problemas de salud.

Las restricciones se pondrán en práctica cuando la Generalitat declare que el episodio de contaminación ha superado la fase preventiva y se anunciarán a la ciudadanía durante el día previo a la aplicación del protocolo mediante mensajes en las webs y redes sociales de los ayuntamientos, el Área Metropolitana de Barcelona y el Ejecutivo catalán, así como a través de los medios de comunicación. Antes de adoptar esas medidas se aplicarán las iniciativas propias de la fase de preaviso, en la que se avisa a la población de las circunstancias ambientales y las autoridades preparan sus operativos internos.

¿Cuál es el área de ejecución y el calendario previsto?

Las medidas restrictivas en cuanto a la circulación se ejecutarán en la denominada Zona de bajas emisiones (ZBE) de Barcelona, que está formada por el tráfico rodado de la Ronda de Dalt, la Ronda de Litoral y la superficie que ambas delimitan. De esta manera, se ve afectada toda la ciudad de Barcelona, a excepción de la Zona Franca y los barrios de VallvidreraTibidabo y Les Planes, en la zona alta de la urbe. También quedan incluídos L’Hospitalet y aquella parte de los municipios de EspluguesCornellà Sant Adrià de Besòs que queda incluida dentro de las rondas.

Tráfico denso en la Ronda de Dalt. / JORDI COTRINA

La hoja de ruta del AMB, la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona contempla una aplicación progresiva de las medidas, con la ya comentada primera fase episódica que se instaura el próximo viernes. En dicha etapa, que se aplicará de 7 de la mañana a 8 de la tarde, quedan exentos de las prohibiciones hasta la primavera del año que viene las motocicletas ciclomotores, los autocaresautobuses y las furgonetas Euro 1 (matriculadas antes de 1994) y posteriores. A partir de ese periodo se revisará la casuística para estos vehículos. La prohibición pasa a ser permanente a partir del 1 de enero del 2020 en la zona de bajas emisiones interrondas para todos los propietarios de vehículos que no hayan recibido el distintivo de la DGT (aquellos de gasolina previos al 2000, y al 2006 en cuanto a los diésel).

El veto circulatorio entre las rondas se extenderá a 40 municipios de Barcelona el 2025

Cinco años después, en el 2025, culminará el proceso al extender el veto permanente a los 40 municipios que integran la Zona de Protección Especial del Ambiente Atmosférico. La finalidad es preservar la salud de sus 4,3 millones de habitantes, adoptando medidas conjuntas que redunden en el beneficio común. Los municipios del Àmbit 40 pueden adoptar medidas adicionales en su territorio. En este sentido, Badalona, Sant Just Desvern, Castelldefels, Sant Cugat y Sant Boi de Llobregat son los municipios elegidos para aplicar sobre el terreno las primeras pruebas piloto ante episodios de exceso de polución.

¿De qué manera se controlará el cumplimiento del veto?

Barcelona será la primera ciudad española en poner en marcha un sistema que se sirve de las etiquetas de identificación con el que la Dirección General de Tráfico (DGT) clasifica el parque de vehículos en función de su potencial contaminante. En Madrid, una ciudad con problemas de polución más acuciantes que la capital catalana, se ha optado por comenzar vetando el aparcamiento de los coches más contaminantes en el área conocida como almendra central (la bordeada por la M-30), pero la restricción circulatoria por la urbe no se establece hasta el 2025.

El consistorio barcelonés ha anunciado que se instalará un sistema de cámaras que permitirá identificar las características del vehículo tras leer la matrícula y cotejarla con la base de datos de la DGT. El dispositivo se desplegará por los principales acceso de la ciudad y en los ramales de la Ronda de Dalt y la del Litoral durante el año que viene y tendrá un coste previsto de 1,5 millones. De esta manera, en caso de que se declare un episodio de alta polución en las próximas semanas y probablemente meses, la supervisión deberá recaer en el método humano. Un total de 48 patrullas de la Guardia Urbana se encargarán específicamente de controlar el flujo circulatorio en este intervalo temporal. El dispositivo se focalizará eminentemente en el entorno de las rondas e irán alternando su ubicación en función de las necesidades detectadas.

Uno de los carteles que avisan de las restricciones de tráfico en la zona de baja emisiones. / DANNY CAMINAL

Si la policía detecta circulando a un vehículo vetado le aplicará una multa leve, que comportará el pago de 100 euros, 50  en caso de pronto pago, como ya ocurre en la mayoría de sanciones municipales. El propietario podrá continuar la marcha, puesto que no se le inmovilizará el vehículo, pero se le recomendará que no lo haga, puesto que se expone a que otra patrulla le intercepte en su recorrido y le aplique una nueva sanción.

Desde esta semana se está colocando las cerca de 150 señales verticales informativas de la ZBE en las salidas de las rondas y en otras vías. En episodios de contaminación, se superpondrán una señal de prohibido circular y el horario de su aplicación. Los paneles digitales de Trànsit también informarán de las condiciones del veto.

¿Cómo se reforzará la red de transporte público?

Las autoridades reforzarán la red de transporte público para compatibilizar las necesidades de movilidad con las restricciones de vehículos más contaminantes, a los que no les corresponde la etiqueta de Tráfico (1,6 millones en toda la provincia de Barcelona, según la base de datos de la DGT, si bien el AMB reduce a algo más de 100.000 vehículos los que realmente suelen circular por la zona interrondas, un 14% del total, puesto que la mayoría "no están dados de baja pero nunca o casi nunca circulan").

En los episodios se expenderá la tarjeta
T-Aire, que reduce el precio del billete a 1,80 euros ida y vuelta

La red de metro incrementará su frecuencia de paso en horas punta con un convoy más por línea, de manera que el tiempo de espera se reducirá de entre 3 y 4 minutos a 3 minutos. Se prolongará la hora punta hasta las 11 de la mañana. Los autobuses metropolitanos aumentarán la oferta en los corredores con mayor afluencia de pasajeros, con 15 buses adicionales en el área del Baix Llobregat y otros 15 en la zona del Barcelonès norte. También el bus exprés.cat incrementará en 25 unidades su presencia en ciudades como Mataró, Vic, Sabadell, Igualada, Corbera o Sant Pere de Ribes.

Un autobús urbano, junto a otros vehículos por el centro de la capital catalana.  / JOAN PUIG

Para facilitar el tránsito de las líneas interurbanas procedentes del sur metropolitano, se habilitará un carril Bus-VAO temporal desde Molins de Rei hasta la capital catalana. El AMB aún debe decidir la cantidad mínima de personas en los vehículos de alta ocupación para poder circular por dicho carril preferente. La Generalitat se ha comprometido a construir carriles Bus-VAO en la B-23, C-31, y C-245 entre este año y el 2019.

En el ámbito ferroviario, la red de Rodalies ampliará la hora punta hasta las 11 de la mañana en las líneas R-1 y R-4, mientras que los Ferrocarrils de la Generalitat engrosarán la oferta en las líneas del Vallès Llobregat-Anoia. El Tram reducirá de 5 a 4 minutos los intervalos de paso entre las 7 de la mañana y las 10 de la noche, al tiempo que incorporará dos unidades dobles en la T-1 y la T-4 y reforzará el servicio de la T-5 y la T-6 en las horas valle. Se habilitará la T-Aire, un título de transporte para ida y vuelta por 1,80 euros, cuando el billete sencillo de un solo trayecto ya cuesta 2,15 euros.

¿Se verá afectado el aparcamiento en BCN en los episodios?

Sí. El Ayuntamiento de Barcelona penalizará a los propietarios de turismos no residentes que aparquen los vehículos más contaminantes en la zona azul y verde de la capital catalana con un recargo de 2 euros más por hora la tarificación estándar que se desembolsa en la actualidad. A diferencia del veto a la circulación, la medida no se aplicará solo a los turismos sin etiquetas, sino que incluye a todos los coches, excepto los catalogados como ECO Cero emisiones. El consistorio está trabajando en la implementación del sistema de nuevos parquímetros que podrán identificar el potencial de contaminación de cada coche para aplicar el importe correspondiente.

Fuentes municipales afirman que el nuevo modelo se encuentra en “una fase muy avanzada” y que está previsto que se active a lo largo del año que viene. El gerente de Presidencia y Economía, Jordi Ayala, expuso que para la identificación de cada caso, el conductor deberá introducir la matrícula del coche, y el sistema imprimirá un tíquet ajustado al perfil técnico del turismo.   

Un turismo estacionado en una plaza de zona azul en la barcelonesa calle de Bailèn. / JOAN PUIG

El consistorio también pretende gravar aquellos coches más contaminantes, así como bonificar a los más ecológicos, como ya ha manifestado el concejal de Presidencia y Energia, Eloi Badia, que persigue este objetivo desde hace dos años. Sin embargo, los planes del gobierno municipal de Ada Colau requieren del apoyo de la oposición para que prospere, algo que por el momento no se ha producido.

La Zona azul y la verde serán más caras excepto para los coches Eco y Cero emisiones

El pasado octubre, la oposición municipal tumbó por segundo año seguido la propuesta de ordenanzas fiscales que presentó el equipo Colau para el ejercicio del 2018. El año pasado, la alcaldesa se vio abocada a retirar su proyecto y limitar su propuesta a modificaciones puntuales de tarifas. En la nueva oferta del equipo de gobierno se había suprimido la pretensión inicial de penalizar a los coches de mayores dimensiones y se limitaban las cargas previstas a los que acarrena un efecto más pernicioso sobre la atmósfera.

¿Las motos también estarán sometidas a las restricciones?

Para ilustrar la magnitud de la protagonista, baste con recordar que 3 de cada 10 vehículos que transitan sobre el asfalto barcelonés son ciclomotores motocicletas. Un alivio para la movilidad y el aparcamiento en la gran urbe, pero no tanto si se atiende a los parámetros de impacto ambiental. Para muestra, del conjunto del parque circulante, el ciclomotor es el que emite más partículas en suspensión PM-2,5, mientras que la motocicleta encabeza la clasificación en cuanto al monóxido de carbono.

Dos motos estacionadas en una zona peatonal. / CARLOS MÁRQUEZ DANIEL

“La UE rige la normativa para las motos a partir de los valores de emisiones que se fijaron en el 2003 y el 2006, mientras que para los diésel, por ejemplo, se actualizaron en el 2016”, explica Xavier Querol, experto de calidad del aire del CSIC. Ante ese desfase normativo, la DGT aún no ha comenzado a distribuir las etiquetas identificativas sobre los efectos perniciosos de las motos en la atmósfera. Será entonces cuando las autoridades determinen las restricciones circulatorias para los vehículos de dos ruedas.

¿Habrá facilidades para dejar el coche alrededor de BCN?

El Área Metropolitana de Barcelona trabaja en un sistema de 'park & ride' que garantice que quienes aparquen en los párkings de las estaciones de ferrocarril sean usuarios que optan por dejar su turismo para evitar congestiones de tráfico y problemas de estacionamiento en el centro de la urbe. Lo que parece una obviedad no lo es tanto desde que las autoridades detectan que un elevado porcentaje de esos vehículos aparcados son vecinos de la población, que optan por la comodidad de dejar el coche cerca de casa y ocupan espacio vital para la movilidad intermunicipal.

'Park & ride' en la estación de Castelldefels. / DANNY CAMINAL

A principios del 2019 se activará una aplicación para móvilque permitirá al usuario aparcar de manera gratuita en las estaciones de Rodalies del entorno metropolitano en cuanto valide el billete. Un sistema de código QR confirmará que ese vehículo tiene derecho a permanecer en el párking sin abonar ni un céntimo. Una estrategia que pretende esponjar el flujo de vehículos privados y aprovechar todo el potencial de buena parte de las 6.000 plazas de 'park & ride' que permanecen sin destinarse para su objetivo primordial en el entorno metropolitano.

¿Hay incentivos para desballestar un coche antiguo?

Una de las medidas para incentivar la retirada de la circulación de los turismos con mayor impacto ambiental es la propuesta de la T-Verda, una tarjeta personal que el AMB impulsa desde el pasado mes y que permite el desplazamiento gratuito durante tres años en las seis zonas de transporte público integrado para aquellos propietarios de los turismos vetados en episodios de alta polución que decidan desguazarlos.

La tarjeta T-Verda permite 3 años gratis en transporte público por desguazar el turismo

Los requisitos para acogerse a la iniciativa son que se haya dado de baja el coche seis meses antes de solicitar la T-Verda y el compromiso de no adquirir un nuevo vehículo durante el periodo en el que la tarjeta esté en vigor. El titular puede cederla a algún familiar.

En el primer mes y medio desde que entrara en vigor la propuesta, el AMB ha recibido 249 peticiones, de las que 202 ya se han aceptado 62. Más de la mitad de los solicitantes tiene más de 50 años, mientras que la franja de edad que va de los 18 a los 29 años es la que presenta menos demanda. Del total de solicitudes, 186 son turismos y 16, ciclomotores. El 74% de los coches desballestarlos son de gasolina (148), frente al 26% de diésel (54).

¿Qué condiciones tendrán los profesionales del transporte?

Este invierno representará un periodo de adaptación para camiones furgonetas, que en su mayor parte (solo se verán afectadas las matriculadas antes de 1994) quedarán exentos de las medidas restrictivas. Se trata de un asunto capital, dado que representan cerca de un 20% del flujo circulatorio de la ciudad. El AMB trabaja en una "batería de medidas para conseguir una logística urbana" que redunde en el desarrollo económico "en conciliación con la sostenibilidad medioambiental". Una estrategia que centrará en "incentivar los vehículos más limpios, el impulso de microplataformas de transportes y la concienciación social".  

Un taxi circula por las calles del centro de Barcelona. / JORDI COTRINA

El gobierno metropolitano revela que de los 10.500 taxis en el ámbito urbano solo un 3% no dispone de distintivo ambiental, mientras que un 30% de la fltoa son híbridos, eléctricos o de gas. A partir del 2019, el Institut Metropolità del Taxi dejará de homologar licencias para vehículos diésel. Asimismo, se crearán más paradas de taxis y se mejorará su infraestructura de comunicaciones para evitar la circulación estéril de vehículos a la búsqueda de clientes.

¿Qué pasa si no tengo la tarjeta identificativa de la DGT?

La DGT recuerda que no es obligatorio portar la etiqueta identificativa sobre el impacto atmosférico del vehículo y avanza que en breve informará de que aquellos conductores que no tengan el adhesivo o lo hayan perdido podrán ir a recogerlo “a una serie de oficinas de Correos por un precio simbólico, condiciones ambas que aún están por definir”.

No es obligatorio llevar la tarjeta de la Dirección General de Tráfico en el vehículo

Los vetos tendrán exenciones para los vehículos de personas con movilidad reducida, servicios de emergencias (ambulancias, bomberos) y esenciales, como los funerarios. Se está estudiando cómo regular el uso de segmentos de vehículos específicos, como los de coleccionistas.

¿Se podrá calibrar el impacto en la mejora de la salud?

El 68% de los barceloneses respiran un aire por encima de los valores límite que marcan la UE y la Organización Mundial de la Salud en cuanto a NO2, un  porcentaje que se eleva hasta el 97% en el caso de las partículas en suspensión PM-10, atendiendo a los umbrales establecidos por el organismo sanitario internacional.

La capital catalana, afectada por la elevada polución ambiental. / DANNY CAMINAL

El Ayuntamiento de Barcelona ha anunciado que se ponderarán los registros de impacto medioambiental y los datos sanitarios, como los nuevos ingresos y casos de urgencia, en episodios de alta polución para ajustar su estrategia a las necesidades de salud pública.

¿Se identificarán los vehículos contaminantes de otros países?

El AMB espera poder identificar la carga ambiental de os vehículos foráneos el 2020

El AMB está trabajando en "el despliegue de los instrumentos técnicos que permitan el control de los vehículos extranjeros", un extremo que en estos momentos no es viable. El objetivo es que en el 2020 se dispongan de las herramientas para la inscripción identificación de los turismos, camiones, furgonetas y motos de origen foráneo y de su categoría ambiental, según expone el gobierno metropolitano.

También se están articulando mecanismos "que permitan operar en una red europea que facilite la gestión de las denuncias", detalla el ente supramunicipal.

Texto Alternativo

Retenciones de tráfico en la Via Laietana de Barcelona.

Retenciones de tráfico en la Via Laietana de Barcelona. / DANNY CAMINAL

0 Comentarios
cargando