Ir a contenido

MOVILIDAD

Multas de 100 euros por incumplir el veto de circular con elevada polución

Barcelona anuncia el despliegue para esos episodios, con 48 patrullas de la Urbana velando por el respeto de la norma

Hasta 249 propietarios de vehículos contaminantes han aceptado desballestarlos a cambio de 3 años de transporte público gratis

Víctor Vargas Llamas

contaminacion en el paralel

Contaminación en Barcelona, en marzo pasado. / JULIO CARBO

Podría parecer un ensayo para poner a prueba la eficacia del protocolo de actuación en los episodios de elevada contaminación atmosférica que se aplicará a partir del 1 de diciembre en Barcelona y sus alrededores. Pero no, no se trata de un simulacro, sino de la constatación de que las restricciones al tráfico por episodios de polución están al caer. El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ha activado este martes la actuación para episodios ambientales de gran contaminación en fase de aviso preventivo por partículas en suspensión (PM), alertando a los 36 municipios que la integran de la necesidad de aplicar medidas cuya prioridad es la concienciación a la ciudadanía para que coopere con detalles cotidianos en la reducción de la carga perniciosa que afecta a la atmósfera.

El siguiente paso sería la declaración de un episodio, lo que comportaría el veto de los vehículos más contaminantes, aquellos que no han conseguido el distintivo ambiental de la DGT. El incumplimiento de la prohibición de circular por las rondas y la zona que queda dentro de ellas comportará sanciones de 100 euros, como ha anunciado este martes el Ayuntamiento de Barcelona. Un total de 48 patrullas se desplegarán por la capital catalana, con prioridad máxima para los accesos de la ciudad y de las rondas, para aplicar esa medida coercitiva en caso de incumplimiento de la norma.

Esas eran dos de las cuestiones pendientes que este martes ha resuelto el consistorio respecto a la aplicación de un protocolo anticontaminación que la convierte en la primera ciudad española en usar las etiquetas ambientales como medida de regulación del tráfico más contaminante, en palabras de la cuarta teniente de alcaldía y responsable de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz.

Los agentes desplegados por toda la ciudad podrán sancionar a los vehículos que estén vulnerando la normativa, comprobando la matrícula si no llevan la etiqueta ambiental distribuida por la Dirección General de Tráfico (DGT), si bien no están obligados a llevarla. El método humano se sustituirá durante el año que viene por un sistema de cámaras que identificarán las características del vehículo a partir de la placa, en una inversión de 1,5 millones de euros.

Incentivos

En paralelo a los ajustes del protocolo para los episodios de contaminación, avanzan las medidas destinadas tanto a reforzar el transporte público como para incentivar su utilización. Una de ellas es la opción de la tarjeta T-Verda metropolitana, que ofrece tres años de desplazamientos gratuitos en la red pública a cambio de desballestar un coche antiguo contaminante. En el mes y medio desde que se instaurara el periodo de solicitud, 249 usuarios han solicitado acogerse a la promoción.

De esas peticiones, 202 ya han sido validadas y admitidas a trámite. El 55% de los usuarios que han solicitado la T-Verda tienen más de 50 años, mientras que la franja de edad comprendida entre los 18 y los 29 años es la que registra menos solicitudes. Del total de peticiones aceptadas, 186 corresponden a propietarios de turismos y 16 de ciclomotores. Entre los vehículos desguazados predominan los de gasolina con un 74% (148 casos), de los que casi la mitad estaban matriculados entre 1995 y el 2000. 

Refuerzo del transporte público

Durante los episodios de gran contaminación el metro mejorará la frecuencia de paso de 3-4 minutos a 3 en las horas punta. Las líneas de bus más demandadas contarán con más de 50 vehículos adicionales (15 en los servicios metropolitanos del Baix Llobregat, 15 en los del Barcelonès norte, y 25 más en poblaciones más alejadas). Rodalies ampliará hasta las 11 de la mañana la frecuencia de paso propia de hora punta en la R-1 y la R-4, mientras que los Ferrocarrils de la Generalitat reforzará su oferta en la línea del Vallès y la del Baix Llobregat-Anoia en hora valle. El tranvía reducirá de 5 a 4 minutos los intervalos de las 7.00 a las 22.00 horas y ampliará el servicio en la T-1, T-4, T-5 y T-6.

0 Comentarios
cargando