Ir a contenido

EL 7 Y 8 DE OCTUBRE

El área metropolitana, terreno fértil de las movilizaciones post 1-O

Las ciudades cercanas a Barcelona se erigen desde el referéndum como ubicaciones clave de las concentraciones ciudadanas en el marco del conflicto catalán

Además de manifestaciones en pro del diálogo, en ciudades como Mataró o Badalona han dado lugar marchas españolistas y en Cornellà un manifiesto por la convivencia

Joan Salicrú / Manuel Arenas

Los concentrados en la manifestación a favor del diálogo en Terrassa alzan sus brazos con papeles en blanco.  / TWITTER

Los concentrados en la manifestación a favor del diálogo en Terrassa alzan sus brazos con papeles en blanco.
Unas 500 personas se concentraron en la Plaça de Sant Roc de Sabadell secundando la concentración #Parlem?.
Cabecera de la manifestación a favor de la unidad de España que el sábado tuvo lugar por las calles de Mataró.
Imagen de la concentración que tuvo lugar este sábado delante del Ayuntamiento de Viladecans.

/

Aunque después del 1 de octubre ha sido Barcelona la ciudad que ha acogido las dos grandes manifestaciones en Catalunya -la de la huelga del 3-O, con picos de hasta 700.000 personas según la Guardia Urbana, y la de la Catalunya no independentista del pasado 8-O, con 350.000 asistentes según la misma fuente-, el barcelonés no ha sido el único enclave catalán relevante en términos de concentraciones.

Los municipios del área metropolitana de Barcelona son, desde el pasado 1-O, terreno fértil para la cristalización de manifestaciones de miles de personas: aflora estos días el talante reivindicativo que históricamente ha imperado en estas ciudades, apuntalado en algunos casos por llamamientos a la movilización por parte de los alcaldes y alcaldesas.

Estas movilizaciones, como la que hubo en ciudades metropolitanas como Badalona el pasado 3-O y han seguido este fin de semana pasado en la manifestación pro diálogo de las banderas blancas (apoyada por sectores cercanos a PSC e ICV-EUiA), se han complementado desde el pasado 20 de septiembre con caceloradas metropolitanas, al punto de que en algunos municipios como Mataró se han vivido auténticas previas de lo que se iba a presenciar en Barcelona a gran escala el día 8. EL PERIÓDICO radiografía en esta pieza las principales movilizaciones de este pasado fin de semana.

Mataró

Más de un millar de personas, según fuentes policiales, y más de dos mil según los organizadores, protagonizan la tarde del sábado en las calles de Mataró una manifestación inédita por la unidad de España bajo el lema “Mataró es queda a Espanya”. 

Sus promotores explican que la iniciativa está al margen de cualquier partido político y que surgió de forma espontánea entre un grupo de amigos a través de WhatsApp. “La idea es de cuatro amigos que, a través del teléfono móvil, nos ponemos a organizar una manifestación a favor de la unidad de España al ver la fuerza del movimiento independentista”, explica José Casado, uno de los organizadores, que asegura que no participan de ninguna formación política. “Nosotros somos gente de Cerdanyola, del Pla d’en Boet, de los barrios de Mataró. Y no somos de ningún partido, aunque entre los asistentes hubo votantes del PSC, el PP, Ciutadans y Plataforma per Catalunya. Son la cuatro fuerzas que invitamos”, comenta.

En la cabecera de la manifestación iba Mònica Lora, concejala de PxC, y más tarde también se añadió a la marcha José Manuel López, portavoz del grupo municipal del PP. Casado explica que los organizadores están sorprendidos del éxito de la convocatoria, inédita en la ciudad. “Estamos muy sorprendidos. Pensad que pedimos permiso para una manifestación de entre 50 y 100 personas, que son las que esperábamos que vinieran. Para mí eso significa claramente que la mayoría silenciosa ha dejado de ser silenciosa”.  

Por otra parte, también tuvo lugar la concentración a iniciativa del colectivo "#Parlem/#Hablemos", que congregó a unas 200 personas vestidas de blanco que clamaron por el diálogo y el entendimiento entre gobiernos para salvaguardar la convivencia en Catalunya en el marco del conflicto catalán.

Badalona

Tal y como ocurrió en Mataró, aunque inferior en número de asistentes, en Badalona también tuvo lugar una marcha españolista, "Badalona por España", que según informaron los servicios informativos de Televisió de Badalona transcurrió con cánticos de "Que viva España" y "Puigdemont a prisión".

Además, como en el resto de ciudades metropolitanas, tuvo lugar en la plaza de la Vila la concentración de "#Parlem/#Hablemos", que aglutinó a cientos de personas en favor del diálogo, en este caso, y a diferencia de los ayuntamientos socialistas, sin el apoyo de la alcaldesa, que sí se refirió a la concentración españolista del 8-O como "los españoles que se manifiestan contra el derecho del pueblo catalán a decidir su futuro".

L'Hospitalet

En la segunda ciudad más poblada de Catalunya hubo el sábado una concentración de un millar de personas en la plaza del Ayuntamiento secundando la concentración en favor del diálogo de '#Parlem/#Hablemos'. El color blanco inundó la plaza de L'Hospitalet, y en el acto se constató la presencia de la alcaldesa, Núria Marín, que ya en Twitter había expresado su voluntad de apoyar la movilización en defensa de un diálogo que acercara las posiciones enconadas del conflicto catalán.

Cornellà

Además de la concentración pro diálogo de las banderas blancas, lo más reseñable este fin de semana en Cornellà ha sido la presentación a cargo del alcalde Antonio Balmón de un manifiesto en defensa del diálogo y la convivencia firmado por 120 entidades de la ciudad catalana.

El manifiesto ha sido promovido a raíz de la situación de crisis política actual y las tensiones generadas después de los hechos del 1 de octubre. Las entidades firmantes instan a los dos gobiernos a buscar "soluciones democráticas respetuosas con todas las expresiones y sentimientos". También subrayan que "en Cornellà hemos sido capaces de superar momentos muy complicados gracias a la cohesión cívica conseguida y mantenida por las instituciones, entidades y diferentes colectivos". 

Santa Coloma de Gramenet

Alrededor de 400 personas, según publicaba el digital local Gramenet2.0, se sumaron en Santa Coloma al llamamiento de la plataforma "#Parlem/#Hablemos" a manifestarse en favor del diálogo para solucionar el conflicto catalán. Tanto el PSC como ICV-EUiA apoyaron visiblemente el acto simbólico.

Sant Boi, Gavà y Viladecans

En otras ciudades del Baix Llobregat como Sant Boi o Gavà la manifestación de las banderas blancas en favor del diálogo también tuvo visibilidad. En estas ciudades, con el apoyo de sendos Gobiernos municipales del PSC, cientos de personas salieron a la calle para pedir diálogo a los gobernantes. "Volem parlar, volem parlar", clamaron unos 500 ciudadanos en Sant Boi, una de las ciudades cuya alcaldesa, Lluïsa Moret, más se ha significado últimamente en favor del diálogo a raíz de los movimientos del Ministerio de defensa para poner a disposición de la Policía una base sita en la ciudad.

En Viladecans, por su parte, la concentración promovida por el colectivo "#Parlem/#Hablemos" también tuvo su eco, pues unas 500 personas se congregaron delante del Ayuntamiento para mostrar su apoyo a la iniciativa. Entre las personalidades que acudieron estaba el alcalde de Viladecans, Carles Ruiz, que por la noche fue además uno de los protagonistas del especial ’30 minuts’ de TV3, en la medida que es uno de los hombres fuertes de Pedro Sánchez en Catalunya. 

Sabadell

En la cocapital vallesana y bajo el lema '#Parlem/#Hablemos', unas 500 personas se concentraron delante del Ayuntamiento para pedir diálogo entre los Gobiernos del Estado y la Generalitat sin banderas y con ropa y enseñas blancas.

Militantes del PSC local como Pol Gibert, Marta Farrés, Anna Carrasco o de la confluencia de izquierdas Ramon Vidal o Aureli Calvo, secundaron la convocatoria, según el digital iSabadell.cat. En un determinado momento se oyeron gritos de “Alcalde dimisión”, en relación a  Maties Serracant, de Crida per Sabadell, que rápidamente fueron ahogados por buena parte de los asistentes. El mismo portal local da cuenta de una manifestación a favor de la unidad de España que tuvo lugar el viernes en la misma Plaza de Sant Roc y a la cual asistieron unas cien personas, una cantidad ínfima en comparación con la manifestación en Mataró en ese mismo sentido.

Rubí

En ciudad catalana de Rubí, el sábado se concentraron, como ocurrió en otras muchas ciudades catalanas, unas 400 personas -según la Policía local- en la plaza Pere Aguilera. La convocatoria, en pro del diálogo entre el Gobierno del Estado y la Generalitat, fue apoyada en Twitter por la alcaldesa de la ciudad, Ana María Martínez.

Terrassa

En Terrassa se congregaron unas 500 personas el sábado en el Raval de Montserrat, delante del Ayuntamiento, para mostrar su apoyo a la propuesta del colectivo '#Parlem/#Hablemos'. Entre las personalidades que apoyaron el acto se pudo ver al alcalde del PSC, Jordi Ballart, y al portavoz de Terrassa en Comú, Xavier Matilla, a los que se sumaron concejales y militantes de estos dos partidos.

0 Comentarios
cargando