Ir a contenido

Precios sociales

Seis de cada 10 familias paga menos con la tarificación social de guarderías de Barcelona

El ayuntamiento deberá abonar 800.000 euros más y exige financiación a la Generalitat

El Periódico / Barcelona

Niños jugando en la guardería municipal El Gat Negre, en el bario de El Coll, en el distrito de Gràcia. / DANNY CAMINAL

Niños jugando en la guardería municipal El Gat Negre, en el bario de El Coll, en el distrito de Gràcia.
Guardería El Gat Negre, en el barrio barcelonés de El Coll.

/

El 60,77% de las familias que matriculan a sus hijos en guarderías municipales de Barcelona paga menos con los precios de la nueva tarificación social que con el anterior sistema, mientras que el 9,47% paga lo mismo, por lo que el 29,76% paga más que antes, dentro del total de 8.200 niños escolarizados en los 98 centros municipales.

La teniente de alcalde de Derechos Sociales, Laia Ortiz, ha defendido que el ayuntamiento avazna así hacia un sistema "más justo" y que deberá abonar 800.000 euros más por su implementación, ha dicho en rueda de prensa este jueves junto al comisionado de Educación, Miquel Àngel Essomba.

De los que pagan más que antes, el 7,5% paga 40 euros más al mes; el 10,25% paga 75 euros más, y el 11,9% paga la tarifa máxima de 395 euros con el nuevo sistema de tarificación social, mediante el que las familias pagan la guardería --incluidas las comidas-- en función de su renta, con precios que podrán adaptarse si cambia su situación durante el curso, como en el caso de que tengan otro hijo.

Bonificaciones

Hasta el momento todas las familias pagaban lo mismo --289 euros al mes-- independientemente de los ingresos, a no ser que fuera 1,34 veces inferior a la renta de suficiencia de Catalunya, cuando tenían bonificaciones que iban del 50% al 100%, en casos de necesidad valorados por los servicios sociales.

El objetivo es garantizar la equidad y favorecer el acceso de niños de cero a tres años, para que las guarderías sean un "espejo" de la realidad de la sociedad sin que los menores de familias de rentas determinadas estén sobredimensionadas, cambios que requieren al menos dos o tres años para consolidarse, según Ortiz.

Preguntada por las críticas de diversos padres, ha dicho que las quejas han sido sobre todo de familias cuyos hijos ya estuvieron matriculados el año anterior y veían incrementado el precio, y ha descartado que se haya producido ningún "efecto huída": ha habido 160 renuncias a plazas, cuando el año pasado hubo 235.

Ortiz ha criticado que la Generalitat no aporta "ni un euro" a las guarderías en Barcelona, y ha exigido que colabore en la financiación, algo que tenía previsto abordar en una reunión en julio pero se suspendió por la sustitución de la entonces 'consellera' de Ensenyament, Meritxell Ruiz, por la actual, Clara Ponsatí.

0 Comentarios
cargando