Ir a contenido

INFRAESTRUCTURAS

Cómo sobrevivir a la huelga del aeropuerto de El Prat

EL PERIÓDICO le ofrece una serie de recomendaciones para atenuar el impacto de la huelga de seguridad si tiene previsto tomar un vuelo

Víctor Vargas Llamas

Control de seguridad en la terminal 1 del aeropuerto del Prat

DANNY CAMINAL

Llegada la hora de sus (merecidas) vacaciones, antes de emprender la marcha, tómese un momento para las últimas comprobaciones de rigor: las persianas echadas, maletas preparadas, toda la familia en perfecto estado de revista, los billetes de avión... y no olvide echar mano de este manual de supervivencia si prevé partir desde el aeropuerto de El Prat, epicentro de una de las huelgas que más quebraderos de cabeza está ocasionando a los pasajeros en los últimos tiempos. Si hasta ahora las molestias venían causadas por un exceso de celo de los vigilantes de seguridad, los convocantes del paro, a partir de este viernes, el colapso en los controles de acceso al aeródromo promete ser mucho más intenso por el comienzo oficial de las interrupciones parciales del servicio. Aquí van una serie de recomendaciones para aliviar su paso por El Prat en la medida de lo posible.

Agilizar burocracia

Una de las medidas que pueden ahorrarle un buen rato guardando cola tiene que ver con la previsión de quien avanza gestiones por internet y con el pragmatismo de aquellos que se atreven a viajar con una carga tan liviana como resulte posible. Una ventaja indiscutible es la de meter todos los enseres en un equipaje de mano, evitando las aglomeraciones ante los mostradores. Tanto si opta por esta opción como si debe facturar sus bultos, puede decantarse por las facilidades de un 'check-in' 'on line', lo que le permitirá acceder a la puerta de embarque directamente o, en caso de llevar maletas, a la cola rápida prevista para tal fin.

Las agencias de viaje recomiendan presentarse en El Prat 4 horas antes del vuelo

Adelantar la llegada

No por más obvia, resulta menos recomendable tomar la precaución de presentarse en las instalaciones aeroportuarias con más antelación de la habitual. Las agencias de viaje sugieren personarse en El Prat cuatro horas antes de la partida del vuelo, el doble de lo habitual.

Hasta que el paro se declare indefinido, el 14 de agosto si no media un acuerdo previo, los paros parciales se concentrarán los viernes, domingos y lunes en cuatro franjas horarias: de 5.30 a 6.30 horas, de 10.30 a 11.30 horas, de 16.30 a 17.30 horas y de 18.30 a 19.30 horas.

Tomar un atajo

En la planta inferior de la T-1, la terminal donde más problemas se están acumulando por las protestas de los vigilantes de seguridad, hay varios accesos de embarque apenas frecuentados. Podrá distinguirlos bajo los carteles de ‘Salidas vuelos regionales’, si bien fuentes del aeropuerto aseguran que el acceso es para cualquier viajero, independientemente de su destino.

Los usuarios que se desplacen con niños, pueden optar por enfilar el acceso preferente para familias, que se encuentra en la planta 3 de la T-1 y en el primer nivel de la T-2. Como preferencial es la conocida como 'Fast track', un acceso restringido a pasajeros de primera clase o 'business', así como a quienes cuentan con la tarjeta oro o platino que conceden algunas aerolíneas a sus mejores clientes. Pero, ¡ojo!, el único cartel que avisa al pasajero de la presencia de esta vía rápida en los controles de seguridad está equivocado. La entrada correcta está a la izquierda de la principal, apenas marcada por un cartel provisional sobre el suelo, informa Óscar Hernández.

Penitencia administrativa

Tomarse una foto ante un reloj al llegar puede ser una prueba para demandar a AENA

Si ocurre lo peor, si usted y su familia se quedan en tierra maleta en mano, sepa que está en su derecho de presentar una reclamación por no haber podido tomar el vuelo a tiempo. Pero no albergue demasiadas esperanzas si es ante la aerolínea, puesto que lo más probable es que se exima de cualquier responsabilidad aduciendo que el motivo por el que no ha embarcado a tiempo no es en ningún caso atribuible a su propia gestión.

Cabe la opción de dirigir esa demanda contra AENA, en tanto que gestora de las instalaciones y, por tanto, de los servicios subcontratados, en este caso a Eulen. Para tal fin, es buena idea que los usuarios se tomen una foto en la que aparezca una referencia horaria y la compartan por mensajería instantánea o por mail, para contar con una prueba que acredite que han perdido el vuelo pese a llegar al aeropuerto con suficiente antelación, según expone el abogado Sebastián Martínez Farriols. También puede resultarle muy útil contratar un seguro de viajes, cuyas indemnizaciones cubran casuísticas como las de una huelga.

0 Comentarios
cargando