Ir a contenido

BARCELONEANDO

De 'hobby', salvar el mundo

Son 'escape masters', adictos al juego más ubicuo de BCN: 'escape room'. Encerramos a los mejores escapistas (400 salas) en el centro más grande de Europa, que abre en julio

Ana Sánchez

zentauroepp38355663 escape room170620170429

Eulalia y Josep rebuscan en el sarcófago de una momia, mientras Carlos y Anna miran jeroglíficos en el escape room del antiguo Egipto de Game Point Center, en el Port Fòrum, aún sin inaugurar.   / ADRIANA DOMÍNGUEZ

Han salvado el mundo 380 veces, tirando por lo bajo. Entre los cuatro se han topado con más hecatombes que Bruce Willis en toda la saga de ‘La jungla de cristal’: virus apocalípticos –enumeran con tono rutinario-, maleficios, hordas de zombis, asesinos psicópatas… “Uf, de esos muchos”, resoplan. De todos se han librado en 60 minutos como mucho. Hasta James Bond necesita al menos dos horas.

Son ‘escape masters’. Maestros del escape. Houdinis anónimos que se escabullen por ‘hobby’ de habitaciones que dan escalofríos. Decir que son adictos a los ‘escape rooms’ se queda corto. Una de estas parejas pasará la próxima semana por su sala número 400; la otra lleva 150-200.    

Josep y Eulalia harán la próxima semana su 'escape room' número 400. Anna y Carlos llevan 150-200. Han hecho 9 en un día

Escape room’: es ese juego ubicuo tan de moda que en breve la policía será incapaz de retener a nadie en una habitación más de una hora. Por si un alien recién aterrizado aún no sabe qué es: consiste en escaparse de una habitación siniestra con un reloj que marca 60 minutos, 59, 58… Ya se sellan pasaportes, se celebran campeonatos mundiales. Hay ‘escape rooms’ a domicilio, como las pizzas, con realidad virtual, con opción a que te secuestren. Incluso en formato teatral: 'Escape Show’ (en julio estará en el Poliorama). Y si alguien quiere pasar página, está ‘Escape Book’, un libro al que el lector tiene que dar sentido resolviendo enigmas. 

Quedamos en el antiguo Egipto. Eso cae ahora en el Port Fòrum. Allí está Game Point Center, el futuro centro de ‘escape room’ más grande de Europa (18 habitaciones, 3.000 metros cuadrados). No se inaugura hasta el 20 de julio, pero hoy nos abren una sala solo para nuestros ‘escape masters’. Son las únicas de Barcelona que no han hecho ninguno de los cuatro.  

SOBREVIVIR A GUILLOTINAS Y RADIALES

Eulalia Pujadas, 26 años, es investigadora química; su pareja, Josep Brull (31), abogado. Los dos juntos son Die Helden, así se bautizaron en formato blog hace dos años y medio. Significa ‘los héroes’ en alemán. ¿Su heroicidad? Haber sobrevivido a 399 ‘escape rooms’, alguno con guillotinas y radiales. Han llegado a hacer siete en un día. “Que conozcamos -dice al lado Carlos- son los que más llevan de España”. Carlos Denia, 25 años, es ingeniero; su mujer, Anna Martínez, 30, maestra. Ellos son ‘youtubers’: Sk.pistas, se llaman. “No se quedan cortos”, dice Eulalia. Han ido a jugar hasta a Rusia. “Un día hicimos cinco, dormimos un par de horas e hicimos cuatro más”.  

Suenan a estadísticas de profesional. “No –se ríe Anna-. Es vicio”. Eso significa que si la policía los metiera en un calabozo, todos buscarían barrotes falsos por instinto. ¿Qué engancha? “El reto”, responde Eulalia. “Darle al coco”, añade Anna. “Que tú seas el protagonista”, apunta Carlos.

"Tócalo todo -dan consejos de experto para escapar-. Lo básico es la comunicación. Y no te obsesiones con el tiempo"

“Tócalo todo”. Eulalia da instrucciones a la periodista neófita antes de entrar en el antiguo Egipto. “Compártelo todo. Lo básico es la comunicación”.  “Y no te obsesiones con el tiempo”, añade Anna. El reloj empieza a descontar: 60 minutos, 59... Te han soltado en una habitación a oscuras donde se intuyen jeroglíficos. Los cuatro ‘escape masters’ empiezan a palparlo todo –suelo incluido- con más ahínco que un equipo de ‘CSI’. En 3 minutos, iluminan la sala. En 7, ya han abierto una puerta secreta. Razonan en voz alta a la velocidad de Robert Langdon, el de ‘El código Da Vinci’. A su lado te sientes tan inútil como si te hubieras colado en ‘Saber y ganar’.

Texto Alternativo

ADRIANA DOMÍNGUEZ

Carlos y Anna, en primer término, y Josep y Eulalia, al fondo, durante el 'escape' de Game Point Center.  

No les impresiona descubrir una momia. Han presenciado tantos asesinatos como Angela Lansbury. ¿Podrían sacarse un sobresueldo como detectives? “No creo que los asesinos lo dejen todo tan preparado como en un ‘escape’”, se ríe Anna.

Y, ¡flas!, se escapan en… ¡28 minutos!  No es su récord. Han llegado a tardar 19, también los cuatro. “No es lo normal”, añaden. “Menos de media hora es complicado”.

¿Que para qué sirven los ‘escapes’? “Para desconectar”, responde Anna. “Podría ser un tipo de 'mindfulness': atención plena”. “Es brutal”, asiente Eulalia.

Barcelona, dan fe, es la capital de España de los ‘escapes’. Pasan de los 100, calculan; 200 si amplías al área metropolitana  

Barcelona –dan fe- es la capital de España de los ‘escapes’. “Con mucha diferencia”, dice Josep. “Si en España hay casi 600 juegos – calculan-, en Catalunya habrá 250, y en Barcelona pasan de los 100. Con que amplíes al área metropolitana, 200”. ¿No les entran ganas de abrir uno? “No”, responden tajantes. “Es mucho dinero y tiempo”. Aunque ya se gastan “un dineral”, asumen. “Y cada vez es más caro”.

Se han convertido en críticos de 'escapes' (los que llevan más de 100, dicen, suelen tener blog). Las salas que recomendarían ahora sin salir de la ciudad: las dos de Horror Box ('Jigsaw' y 'Ouija'), 'Jurassic Land' y 'Maximum Escape'.

Ahora lo que se lleva es “la experiencia”, dicen. ¿Lo que se avecina? "Una cosa que hicimos en Rusia –adelanta Carlos-: entre 15-20 personas jugando, pero algo muy grande: 2.000 metros cuadrados, con escenografía, coches y finales con fuegos artificiales". 

Temas: Barceloneando

0 Comentarios