Ir a contenido

Un hotel de Gràcia denuncia haber sido atacado en varias ocasiones

El ayuntamiento rechaza las críticas de los hoteleros y dice que trabaja "para mejorar la percepción del turismo"

PATRICIA CASTÁN / BARCELONA

icoy38021268 pisos turisticos170508184404

Turistas con maletas por la Gran Via de Barcelona. / ALBERT BERTRAN

El ayuntamiento rechaza la crítica de hoteleros y comerciantes de zonas turísticas que lo responsabilizan de alentar la polémica sobre el turismo en Barcelona, una controversia que en los últimos días ha derivado en incidentes contra varios hoteles, con precedentes que se remontan al mes de diciembre en Gràcia, según ha denunciado un hotel. Es más, el concejal de Turismo, Agustí Colom, ha defendido hoy lunes que el ayuntamiento está trabajando para "mejorar la percepción ciudadana del turismo". El consistorio descarta personarse contra los actos vandálicos de las últimas semanas, alegando que generaría duplicidades y que durante todo su mandato no lo ha hecho en otros casos con daños a comercios.

Pero en el sector crece el malestar porque el ayuntamiento no anuncia medidas para evitar más incidentes en los hoteles, como reclama el Gremi d'Hotels de Barcelona. De hecho, además de lo sucedido el 1 de mayo en Ciutat Vella y de las incidencias de Poblenou de la noche del viernes, la patronal ha constatado también el caso del Hotel La Casa del Sol, el único de la Vila de Gràcia. La dirección del establecimiento denuncia haber sufrido "agresiones" desde su apertura, a mitad de diciembre, y la patronal hotelera lo lamenta. Un día antes de abrir sufrieron "pintadas en la fachada contra el turismo", ya que el establecimiento había estado okupado unos meses previamente.

REITERADOS

"Al cabo de medio mes hubo una manifestación de unas 50 personas contra el hotel y lanzaron huevos y pintura y engancharon pegatinas contra el turismo"; días después -añade la dirección-, "unos encapuchados rompieron los cristales de la entrada a las dos de la mañana". Una nueva protesta, más reducida, dejó nuevas pintadas y, el 4 de marzo, "unas 10 personas de un grupo de unos 30 entraron en la recepción y destrozaron lo que había en el hall y la entrada", con la cara descubierta, afirman desde el hotel. El 1 de mayo mantienen que hubo más pintadas en su fachada. El establecimiento asegura que ha denunciado los hechos, y fuentes conocedoras del caso confirman que se ha presentado una denuncia ante los Mossos d'Esquadra.  

El establecimiento de tres estrellas y 18 habitaciones, que han rehabilitado, es propiedad de un inversor foráneo sin más hoteles en la ciudad y es el único abierto en Gràcia, donde han proliferado pisos turísticos y albergues. Según la dirección, en los percances han participado "personas de distintas edades" y no de un colectivo determinado. 

Temas: Hoteles Turismo

0 Comentarios
cargando